Hemos acudido a la presentación internacional de la 959 Panigale, la primera de las novedades 2016 que Ducati ha presentado a la prensa. Este modelo, que internamente se conoce como la Panigalina, acaba de cumplir 21 años y ya ha dejado de ser la hermana pequeña de la saga para convertirse en una interesante alternativa que pelea dentro del mismo segmento que la 1299 Panigale.

 

Ducati 959 Panigale 2016 fotos estaticasUna Superbike amable…

Con 157 cv, meter a esta moto en el grupo de las Superbike –que rondan los 200 cv–, podría dejarla en una mala posición, pero esto, como todo en la vida, depende mucho del punto de vista desde el que se mire. La potencia que tiene esta moto es similar a la que ofrecían las Superbikes de hace unos 10 años, que no tenían ningún tipo de ayuda electrónica, por lo que se podría decir que no serían necesarios todos estos sistemas en una moto de poco menos que 160 cv.

Highlights técnicos

Marca: Ducati
Modelo: 959 Panigale
Año: 2016
Cilindrada: 955cc
Potencia: 157CV
Peso: 176kg
Precio: 17.090 € (17.290 € color blanco)
Sin embargo, todas estas soluciones facilitan la conducción y dan más confianza, dos aspectos que son una constante en los procesos de desarrollo de cualquier moto. Ya sea mediante electrónica, por la geometría del chasis o la configuración de las suspensiones, cualquier mejora que haga que las motos sean más fáciles y ofrezcan más confianza al piloto, siempre será un gran paso adelante.

Por otro lado, pilotar al límite una Superbike de 200 cv sin control de tracción o anti-wheelie es una tarea tan arriesgada como agotadora y a nadie que quiera disfrutar de una de estas “bestias” se le pasa por la cabeza conducirlas “a pelo”, algo que sí permite nuestra protagonista.

PRECIO DUCATI 959 PANIGALE 2016: 17.090 €

Por precio, la 959 Panigale puede medirse contra japonesas como la Honda CBR1000RR o la Suzuki GSX-R1000, mientras que por prestaciones y diseño, su rival más directa será la MV Agusta F3 800

Por eso, podemos decir que la nueva 955 Panigale es una perfecta Superbike de acceso, una deportiva de altos vuelos con prestaciones asequibles para cualquier “humano” y ayudas electrónicas que aportando mucha confianza podrías llegar a desconectar sin temer por tu vida. En otras palabras, una Superbike muy amable.

…que te hace sentir que eres un piloto rápido

Me siento orgulloso de poder decir que hace unos años pude cumplir un sueño. La chispa que lo incendió todo surgió en una conversación con César Agüí en la que me dio los ánimos y los argumentos necesarios para creerme que aquello era posible; y unos meses después de aquella charla, tenía todo preparado para afrontar mi primera temporada en competición con la misma Yamaha R1 con la que iba todos los días a trabajar. Sí, es cierto, me salté todos los pasos lógicos y debuté con una de las motos más potentes que había en el mercado pero tuve la sensatez de cambiarla por una Suzuki GSX-R600 antes de mi segunda temporada, y las apasionantes sensaciones que experimenté con aquella dócil supersport las he tenido muy presentes durante la prueba de esta nueva Ducati 959 Panigale.

Prueba Ducati 959 Panigale 2016Déjame añadir que días antes de la presentación de esta moto estaba preocupado pues hace algo más de un año que no entraba en circuito y me inquietaba mi estado de forma. Me iba a subir a toda una Panigale en una pista como la de Valencia y el objetivo no era, ni mucho menos, ir al “tran-tran” para disfrutar del paisaje…

Por eso cuando me enfundé el mono para salir a la pista lo hice concienciado de tomarme las primeras vueltas con tranquilidad para ir quitándome el óxido poco a poco… ¡Ingenuo de mí! Antes de terminar la primera vuelta ya estaba pensando en cómo iba a trazar el largo curvón anterior a la recta de meta para lograr una buena velocidad punta…

Esta nueva Panigale me hizo sentir como en casa desde el primer momento; tan cómodo y seguro que me olvidé en menos de lo que se tarda en dar una vuelta a Cheste de ese periodo de adaptación que me había propuesto antes de subirme a esta italiana.

Ese peldaño por debajo de las potentísimas Superbikes actuales en el que se ha posicionado esta Ducati la convierte en una moto mucho más asequible y divertida para la mayoría de los mortales. Ofrece sensaciones similares a las de una supersport, con una potencia sensiblemente superior a la de éstas.

«Había estado más de un año sin entrar en un circuito pero antes de terminar la primera vuelta ya estaba pensando en cómo trazar para lograr la mayor punta en la recta de meta».

Al comienzo de este texto decía que esta Panigale me ha traído recuerdos de aquel cambio de categoría que me descubrió un mundo de apasionantes sensaciones; poder meter la moto en las curvas cuándo y dónde tú quieres, apurar la frenada sin miedo a acabar en las gradas o salir de las curvas enroscando a tope el acelerador sin miedo a salir despedido hacia la luna. Esta son algunas de los privilegios que hasta ahora estaban reservados para las deportivas de 600 cc y que la Ducati 955 Panigale puede poner en el casillero de puntos a favor.

La aceleración de una Superbike de 200 cv es algo que se debería experimentar al menos una vez en la vida, pero créeme que cuando ya lo has vivido, las motos que resultan más divertidas son las que están un par de escalones por debajo, y es que mientras que un exceso de prestaciones puede desbordar hasta el piloto más experimentado, la falta de potencia nunca es sinónimo de una menor diversión.

Y precisamente, aquí es donde está la clave de esta nueva italiana. Una Superbike con tecnología de última generación, una parte ciclo a la altura de lo mejor del segmento y un propulsor con unas “confortables” prestaciones que te hacen sentir un piloto verdaderamente rápido.


 

Cuatro razones por las que tendría una Ducati 959 Panigale en mi garaje.

Por su diseño

Ducati 959 Panigale 2016 fotos estaticasTe puede gustar un poco más o te puede gustar un poco menos, pero es innegable que la Panigale es una moto preciosa; los italianos saben hacer motos muy bonitas y en esta ocasión no se han quedado atrás.

Y voy a romper una lanza a favor de la doble salida de escape a la que se ha tenido que recurrir para superar la normativa Euro 4, un elemento que no ha tenido buena acogida ni por los responsables de la marca que reniegan de ellos asumiéndolos como un mal trago por el que están obligados a pasar.
Pero ni son especialmente feos, ni se trata de un elemento que no tengan la gran mayoría de las motos. Bien es cierto que bajo la quilla estaban perfectamente integrados, pero no seamos puristas y aceptemos que, con ellos o sin ellos, esta Panigale es una de las Superbikes más bonitas del mercado.

Por su tecnología

Ducati 959 Panigale 2016 fotos estaticasLo tiene casi todo para estar a la altura de las motos más tecnológicas del mercado y poco más se le podría pedir. Quizá unas suspensiones con regulación electrónica o un cambio semi-automático que actuase en reducciones, pero por lo demás, esta italiana está muy bien dotada. Control de tracción, ABS y freno motor, todos ellos configurables y tres modos de conducción –Race, Sport y Wet– acompañado todo ello por un tablero de instrumentos digital que te permite modificar todos estos parámetros a tu gusto y, cuando te has hecho con la interfaz, realizarlo con relativa rapidez. En resumen, una deportiva netamente actual con avanzadas soluciones tecnológicas que la hacen más fácil y segura.

Por su versatilidad

Ducati 959 Panigale 2016 fotos estaticasAunque no lo parezca, lo que se ve en la foto es el asiento trasero de la Panigale, un brillante ejercicio de estilo de los diseñadores italianos que han integrado la plaza del “sufridor” sin que se aprecie. Todo un guiño a la versatilidad de una moto que no deja de ser una Superbike con todas las incomodidades que van asociadas a este concepto. Pero sí que es cierto que se ha desarrollado esta moto teniendo tan en cuenta al usuario de circuito como al que pone rumbo a carreteras reviradas. Es una moto un poco menos potente, más fácil de llevar y, gracias a la normativa Euro 4, es algo más sigilosa, tres aspectos que hacen que esta moto sea especialmente atractiva para quien quiere una SBK para todos los días.

Por su tradición

Ducati 748 2000Podríamos decir que la Supersport de Ducati ya se ha hecho mayor. Han pasado 21 años desde que apareció la Ducati 748, una moto que nació a imagen y semejanza que la 916, un modelo que marcó un hito en la historia del motociclismo. Tras la 748 llegó la 749, después la 848, 899 y ahora la 955 Panigale, el modelo que supone un salto definitivo de categoría para entrar de lleno en el segmento de las Superbike.

Sin duda, que la tradición dentro de Ducati juega un papel muy intersante.

 


Colores de la Ducati 959 Panigale 2016