Realizamos un viaje de 3.000 km con los nuevos Continental ContiSportAttack 4

Segunda entrega de nuestra prueba de largo recorrido de los Continental ContiSportAttack 4, un neumático deportivo pero con grandes aptitudes en circunstancias de baja temperatura y pavimento irregular. Realizamos un viaje de 3.200 km con una moto de 600 cc y 120 cv, con pasajero, equipaje, autopista, curvas, lluvia, sol, etc.


Prueba Continental ContiSportAttack 4 en 5 tweets

  • Excelente grip desde el tercer acelerón y la cuarta frenada.
  • Muy buen desgaste en toda la banda de rodadura (3.000 km de viaje sin "cuadrarse").
  • Ágil y estable incluso con carga.
  • Buen comportamiento con amplia franja de presiones (no es exigente con la presión).
  • Si quieres más información de este neumático, entra en la ficha técnica del Continental ContiSportAttack 4.

El neumático de moto Continental ContiSportAttack 4 ha llegado al mercado con unas características muy prometedoras entre las que encontramos el nuevo compuesto BlackChili. Nosotros hemos decidido probarlo y para ello hemos querido probarlo bien, esto es durante todo un viaje, no en una tarde de 80 km. Hemos decidido hacer una prueba de largo recorrido. Probarlo en carretera, en zona de curvas, en largos trayectos por autopista, bajo la lluvia, cargado, y en circuito.

Como ya habréis visto en nuestra primera parte de esta prueba de largo recorrido (introducción y vídeo explicativo), hemos decidido englobar todas las pruebas en 4 entregas:

  1. Vídeo explicativo.
  2. Prueba en viaje (primeros 3.000 km).
  3. Prueba en circuito.
  4. Prueba carretera conducción deportiva.

En esta segunda entrega hemos realizado un viaje de 3.200 km para ser exactos, donde nos hemos encontrado con tramos de curvas, puertos de montaña, largas kilometradas de autopista, sol demoledor, lluvia, conducción relajada sobre asfalto irregular y, conducción no tan relajada. Exactamente el recorrido se inicia en Madrid, con una primera tirada por autopista A-6 hasta Ponferrada (400 km), de ahí carretera secundaria hasta Ribadeo, donde comenzará una ruta costera hasta Pirineos (haciendo un día-bucle en Picos de Europa), con algún tramo puntual de autopista, pero mayoritariamente carretera secundaria. El destino final será Andorra, tras cruzar repetidamente la frontera con Francia días anteriores, para retornar a Madrid por autopista desde Lérida.

La moto donde se han montado los neumáticos ContiSportAttack 4 es una Kawasaki ZX-6R 2004, principalmente porque se trata de una moto de media cilindrada (636 cc), con una potencia elevada, que exija al neumático, pero que se encuentre en un punto medio de lo que encontramos en el mercado (125 cv). Lamentablemente no es una moto moderna con ayudas electrónicas, pero gracias a ello hemos podido percibir perfectamente el punto límite donde el neumático deja de cumplir su función.

 

Continental ContiSportAttack 4

Lo mejor

Podría mejorar

  • Agarre en seco
  • Agarre en condicion fría
  • Carcasa dócil
  • Duración
  • Desgaste de "diente sierra" en el dibujo
  • Perfil 60 (rueda delantera) poco predecible en inclinación

Prueba neumático Continental ContiSportAttack 4: el viaje

El neumático Continental ContiSportAttack4 es la gama más deportiva de Continental para uso 100% por calle. Dicho esto, seguramente penséis que, para un viaje hubiera sido mejor el Continental ContiRoadAttack 3, y estáis en lo cierto. No obstante lo hemos enfocado desde otro punto de vista; hemos querido probar el ContiSportAttack 4 pero durante muchos kilómetros, más de lo que se prueba "en una tarde". La idea de un viaje surgió para responder a su duración y a su rendimiento con desgaste. Además debemos recordar que el ContiSportAttack 4 cuenta con tecnología MultiGrip y, a pesar de ser un neumático deportivo, esta construcción ofrece diferentes compuestos (más duros en la zona central de la banda de rodadura y más blandos en los flancos), ideal para viajes o largos trayectos por autopista.

Dicho esto, procedemos a cargar nuestro road-book al más puro estilo vieja escuela y a disfrutar durante estos poco más de 3.000 km.

El primer día fue gran parte de autopista, desde Madrid hasta La Bañeza, donde nos desviamos para realizar el puerto del Alto del Carbajal y acto seguido el Alto Fuente de la Cueva, un inóspito puerto de gran altura y paisaje "lunar" (sin vegetación y tierra gris). A primeras impactante y poco agradecido, al rato atractivo por su propia arquitectura de pizarra negra. La carretera es de firme en relativo buen estado, sin baches ni agujeros pero ligeramente rizado, con curvas medias y cerradas sin guardarrail (pero con balizas de nieve). Un asfalto con buen grip pero incómodo.

Tras llegar a Puente de Domingo Flórez buscamos la nacional hasta Lugo, donde encaramos la N-640 direcciíon Ribadeo. Esta carretera es ideal para moto, curvas amplias, anchas, rápidas, de muchos grados y mucho radio, además de un paisaje espectacular, propio del norte. Ribadeo sería nuestro primer destino.

El siguiente día se resolvería por la costa asturiana hasta Candás, pasando por los diferentes pueblos locales, todo por carreteras secundarias y comarcales. Estas vías son generalmente carreteras de gran interés paisajístico, pero también con alto contenido de curvas y, un asfalto en muy buen estado. Es importante saber que (en gran parte) la carretera se encuentra rodeada de un follaje y maleza muy espeso y crecido, por lo que muchas de las curvas se encuentran en sombra todo el día, provocando focos de humedad o puntos donde el asfalto está repentinamente más frío. Esto nos ayudó a descubrir el interesante papel que realizó el ContiSportAttack 4..

El siguiente día nos llevaría hasta Picos de Europa, donde nos quedaríamos una jornada completa recorriéndolos en sentido horario. Desde Cangas de Onis hacia Arenas de Cabrales, Panes, Hermida, Potes (ida y vuelta a Fuente Dé), Puerto de San Glorio, Portilla de la Reina, Posada de Valdeón, Caín, Oseja de Sajambre, Desfiladero de los Beyos, Arriondas y vuelta a Cangas.

Como muchos ya sabrán, el tipo de asfalto que encontramos aquí es un asfalto en muy buen estado, pero carreteras muy reviradas y cerradas, estrechas, con alto índice de cambios de dirección y frenadas casi "en la cocina", por no decir una altísima probabilidad de lluvia, probabilidad que se cumplió.

El próximo día sería desde Picos de Europa hasta Santander, recorriendo la costa asturiana y cantábrica. De ahí partiríamos en una sola jornada desde Santander hasta Pirineos, recorriendo primariamente el País Vasco por la costa hasta Ondarroa y después adentrándonos más hacia el interior y sus carreteras reviradas.

En Pirineos realizaríamos un contínuo "zig-zag" por la frontera España-Francia, evitando el tradicional eje pirenaico y buscando carreteras más reviradas y alejadas. En este punto encontramos de todo, desde verdaderos asfaltos propios de circuitos del Campeonato del Mundo de Velocidad, hasta tortuosas y lentas carreteras rurales que machacaron la carcasa del ContiSportAttack 4. Esta conquista pirenaica finaliza en Andorra, punto de regreso a Madrid por autopista.

Con ello sumamos exactamente 3.200 km de viaje donde el ContiSportAttack 4 encontró todo tipo de asfaltos, curvas, temperaturas y condiciones.

Ver más

Prueba neumático Continental ContiSportAttack 4: los primeros 1.000 km

Los primeros 1.000 km de un neumático suele ser un acertado auguro de su comportamiento así como su desgaste durante el resto de su vida, aunque no siempre tiene por qué ser así.

El Continental ContiSportAttack 4 mostró un desgaste prácticamente inapreciable durante los primeros 1.000 km, donde 1/3 ó 2/5 fueron por autopista.

Lo primero que quiero recalcar es el desgaste cosmético; el Continental ContiSportAttack 4 cuenta con un patrón de dibujo a base de pequeñas líneas en ángulo, pero además cuenta con un detalle estético en el centro de la banda de rodadura donde se puede leer el modelo del neumático con la tipografía característica de la marca. Este detalle empezó a borrarse sobre los 400 km, pero no fue hasta los 1.000 km donde ya era ilegible. Mientras, durante estos primeros 400 km de autopista y 600 km de curvas, el ContiSportAttack 4 no mostró ningún indicio de "cuadrarse" (desgastarse en exceso solo por el centro).

Durante estos primeros 1.000 km con el Continental ContiSportAttack 4 encontramos, además de 400 km de autopista, unos primeros puertos de montaña con asfalto rizado (Alto de Carbajal y Alto Fuente de la Cueva), donde el neumático mostró un rendimiento muy bueno, aguantando frenadas entrando en curva cerrada (con pasajero) sin perder el alineado del conjunto y sin extraños. Si es cierto que, el segundo puerto, el Alto Fuente de la Cueva, mostraba una constante y fina capa de polvo (debido al trabajo de los camiones en las canteras periféricas) y ello nubló ligeramente su rendimiento, mostrando algún desliz puntual del tren trasero, algo que no volvió a ocurrirnos durante todo el viaje.

El comportamiento del ContiSportAttack 4 en asfaltos rizados no es del todo malo. Se trata de un neumático de carcasa blanda (carcasa del neumático), pero no lo suficiente como para transmitir imprecisión al piloto.

En este punto es donde Continental ha rediseñado la carcasa del ContiSportAttack, donde seguimos encontrando el patrón "zero degrees" pero más reforzado, que le confiere mayor rigidez estructural sin añadir dureza a la misma. Su comportamiento es más propio del de un neumático de carcasa relativamente rígida en asfaltos lisos, pero sin llegar a ser incómodo en asfaltos más rugosos, como el que encontramos en el puerto Alto Fuente de la Cueva.

El agarre en estos primeros 1000 km es inmejorable, sin contar la circunstancia polvorienta antes mencionada, con gran feeling y buena resistencia al estrés. Al circular por carreteras desconocidas para mí, ignoraba los puntos de frenada y aceleración idóneos, por lo que provoqué una conducción más accidentada donde el neumático sufriría más. En otras palabras, en vez de abrir gas con antelación y suavemente para ir procediendo a una contundente aceleración, me mantenía a la expectativa hasta poder visualizar la totalidad de la curva, provocando una apertura de gas abrupta, transmitiendo mucho estrés al neumático trasero. Lo mismo sucedía con el delantero en las frenadas, aunque menos acusado. El desgaste del neumático fue muy bueno, "de manual" como quién diría, a pesar de haber ejecutado una conducción agresiva y poco fluida.

En la imagen de la derecha vemos un desgaste homogéneo del ContiSportAttack 4, aterciopelado, sin roturas ni marcas de estrés térmico. Apreciamos de manera indirecta como el nuevo compuesto "BlackChili" permite inclinadas con buen grip hasta el final del flanco, aunque vamos previendo un desgaste tipo "diente de sierra" en el dibujo.

Podemos decir que, con una deportiva de 125 cv y cargado con pasajero, el ContiSportAttack 4 aguantaba fuertes aperturas de gas sin mostrar pérdida de tracción, y con mucha estabilidad, así como en la frenada del tren delantero. Sí encontramos algún desliz puntual bajo condiciones polvorientas y poco grip durante los primeros 50 km, donde aún debía haber algo de TractionSkin (parafina especial de Continental).

Ver más

Prueba neumático Continental ContiSportAttack 4 en carretera

Una vez superados los primeros 1.000 km con los neumáticos Continental ContiSportAttack 4, entramos en faena desconocida. ¿Cómo se comportará el neumático pasados sus primeros 1.000 km?

El ContiSportAttack 4 es un neumático deportivo como ya venimos repitiendo toda la prueba, pero tampoco se trata de un neumático radical, específico de circuito o de tipo mixto. ¿Esto que quiere decir? fácil, pues que estamos ante un neumático de alto rendimiento y elevados índices de agarre pero, con un ojo puesto en su duración y en su desgaste. Se supone que esta gama de neumáticos deben aguantar un mínimo de kilómetros, no solo ofrecer un alto nivel de prestaciones. Sobre todo si los comparamos con las gamas más específicas de circuito u homologados.

He de matizar que, se trata de una prueba de largo recorrido, no deportiva puramente hablando. Esta prueba la haremos más adelante por mi zona de curvas local y conocida, sin pasajero, donde podré exprimir un poco más estos neumáticos. Mientras os relataré las sensaciones con pasajero, moto cargada y por carreteras desconocidas durante un viaje.

Los Continental ContiSportAttack 4 han ofrecido un rendimiento muy bueno, no es nada nuevo en esta gama ni algo que no esperásemos. Había mucha expectación en este neumático y ha dado la talla. Cierto es que estamos hablando de su comportamiento durante la primera mitad de su vida.

Lo primero que me gustaría señalar de los Continental ContiSportAttack 4 es su tiempo de calentamiento, muy rápido en condiciones normales (instantáneo en condiciones calurosas) y bastante rápido en condiciones de humedad y frío moderado (no encontré ningún momento de baja temperatura, todo sea dicho). En otras palabras, con 25-30 grados podemos estar hablando de dos acelerones literales y dos frenadas y, el ContiSportAttack 4 ya estaría en temperatura operativa, incluso con presiones ligeramente bajas. A una temperatura más moderada, sobre los 15-20 grados los ContiSportAttack 4 no tardaron mucho más en calentar que a 25-30 grados. El delantero quizá requirió rodar durante algunos kilómetros para empezar a forzarlo, pero sin buscar límites (estamos hablando de 4 ó 5 kilómetros, no más). Para meterlo en una temperatura de mayor exigencia con 15-20 grados necesitaremos rodar realizando alguna frenada fuerte y algunas aperturas de gas con contundencia... eso, o rodar durante 5 kilómetros a ritmo alegre, tampoco mucho más.

Por otro lado, en ningún momento sufrí exceso de temperatura con los ContiSportAttack 4, incluso rodando por encima de los 35º y con presiones bastante altas, lo que nos indica las grandes capacidades que tienen estos neumáticos para un uso agresivo y deportivo. En ningún momento percibí fatiga ni sobre-calentamiento. Las presiones con las que circulé fueron 2.5 BAR para el tren delantero y 2.9 BAR para la rueda trasera. Solo las bajé cuando me disponía a subir algún puerto muy elevado, donde el cambio de altitud podría aumentar en exceso la presión, además de la temperatura, llegando a bajarlas hasta los 2.2 BAR delante y 2.5 BAR detrás. Traducción: grip total.

Al margen de su tiempo de calentamiento, el rendimiento en condiciones frías fue muy bueno aunque, tampoco pude probarlo en temperaturas muy muy frías. Quizá en alguna zona húmeda si percibí algo de oscilación (imprecisión) si inclinaba en exceso de manera repentina, pero esta sensación desaparecía completamente pasados 5-10 kilómetros, tal y como mencionaba antes, cuando los neumáticos iban cogiendo más temperatura. La confianza del tren delantero es altísima, más de la que ofrece el trasero en aceleraciones en frío, y eso que se trata de un neumático de carcasa relativamente blanda.

Hablando de sensaciones, los ContiSportAttack 4 son muy buenos en ese aspecto, algo que me ha sorprendido es su capacidad de transmitir agarre, o por lo menos sensación de agarre con asfaltos rugosos, rizados o fríos. Quizá en condiciones de humedad (qué no es lo mismo que frío) o firmes polvorientos no percibimos esa sensación de adherencia total, pero si la confianza para rodar sin miedo, tumbando y disfrutando.

La frenada con el ContiSportAttack 4 es buenísima en términos de agarre, y bastante buena en consistencia del tren delantero. Dicho de otro modo, la mordida es total, la moto decelera con muchísima capacidad, pero si abusamos del freno delantero con la moto ya inclinada, el ContiSportAttack 4 tenderá a deformarse un poco y querrá levantar la moto ligeramente. No es una sensación acusada, pero si lo suficiente para percibirlo. Lo bueno es que esta sensación no empeora aunque si lo haga el asfalto.

La entrada a curva es rápida, no es un neumático excesivamente picudo, pero tampoco se trata de un neumático neutro o muy "redondo", percibes ese toque de agresividad en la entrada que le confiere agilidad a la moto y a la conducción, incluso cargado, algo digno de reseñar. No hay mucho más que añadir en este aspecto, salvo lo citado anteriormente (la entrada a curva con el freno delantero tiende a abrir un poco la trayectoria, algo normal).

La estabilidad en curva es quizá otro de sus puntos más fuertes. El ContiSportAttack 4 se mantiene muy firme y estable en plena curva, incluso en alta velocidad o con aplicaciones repentinas del gas. Este las transfiere directamente al asfalto sin retorcerse ni mostrar ningún tipo de deriva, una cualidad envidiable para tratarse de un neumático de carcasa blanda-media. Puedes ir a más de 50º de inclinación en una curva de 3ª o 4ª marcha que la sensación que transmiten los ContiSportAttack 4 es propia de un neumático de circuito. No solo en términos de agarre sino de estabilidad. Quizá bajo esta circunstancia, si tuviéramos que realizar una frenada abrupta, perderíamos esta solidez o estabilidad del conjunto, no así ante una fuerte apertura de gas. Incluso si superásemos el límite de adherencia, este no se traduciría en un latigazo ni en una reacción inestable o violenta, simplemente deslizaría de manera noble.

Es curioso porque, el ContiSportAttack 4 en términos de adherencia pura, el neumático delantero me ha gustado más, pero en cuestión de estabilidad, ha sido el neumático trasero quien nos ha transmitido mejores sensaciones. De todos modos, esto son apreciaciones a ritmos altos, buscando el límite del neumático (inclinaciones muy altas a gran velocidad con pasajero) tal y como muestra el desgaste de las fotos.

La salida de curva con los ContiSportAttack4 también merece la más alta puntuación; estable, firme, con mucho grip incluso en condiciones de mucho calor, y cuando no habido las condiciones para ofrecer dicho grip, la deslizada ha sido noble y suave, lejos de los latigazos típicos y abruptos que encontramos en otros neumáticos. Otro detalle es la estabilidad que ofrecen en el extremo de la banda de rodadura, que permite sentir la confianza suficiente como para abrir gas y seguir sobre railes.

Ver más

Prueba neumático Continental ContiSportAttack 4: en agua

Lo bueno de un viaje es que, en muchas ocasiones te acaba lloviendo, tal y como nos sucedió en Picos de Europa. Allí pude probar de primera mano el rendimiento del Continental ContiSportAttack 4 en mojado, o en agua como quien diría.

El nuevo ContiSportAttack 4 ha mejorado respecto al modelo anterior en rendimiento sobre seco y en condiciones frías, pero lo cierto es que sobre agua no habido mucha mejora. Ello no significa que no sea un buen neumático en estas condiciones. Sea como sea, a mi me pilló el agua y, pude comprobar su comportamiento de primera mano, sin gráficas y sin promesas de marketing ni publicidad.

Dicho y hecho, la mañana que salíamos de Picos de Europa nos recibió con un calabobos, que fue yendo a más a lo largo del día, hasta llegar a una lluvia torrencial a medio día. En los primeros compases, bajo la fina capa de lluvia, los ContiSportAttack 4 se mostraron muchísimo mejor de lo que esperas, pues es en esas condiciones de lluvia fina sin apenas llegar al agua, cuando un neumático se comporta peor. No hay agua suficiente como para poder evacuarla mediante el dibujo del neumático y por supuesto, no es condición seca. A pesar de ello, y supongo que será por el nuevo compuesto BlackChili, el ContiSportAttack 4 ofreció confianza y agarre en una conducción completamente normal bajo este fino manto de lluvia.

Pasada esta primera fase de la lluvia, llego una descarga más abundante, donde el suelo ya se apreciaba claramente mojado. Aquí el comportamiento de los ContiSportAttack 4 fue correcto. No me atrevería a etiquetarlo de buenísimo, ya que algún ligero desliz hubo, pero siempre en el tren trasero, el delantero iba bien clavado al asfalto, drenando sin problema y con buen feeling.

La última parte fue lluvia torrencial, y, en este punto decidí abandonar la carretera comarcal y abrirme a la autopista, donde no pude experimentar el límite del neumático en agua, pero tampoco era plan, demasiado riesgo. En autopista debo reconocer que, a pesar de la incesante y abundante lluvia, el ContiAportAttack 4 se mostró muy entero, sin sustos y permitiendo una elevada velocidad de crucero sin problema.

Ver más

Prueba neumático Continental ContiSportAttack 4: desgaste en 3.000 km

El desgaste de los ContiSportAttack 4 es otro de los puntos interesantes a valorar y donde Continental anuncia un salto respecto la generación anterior del SportAttack. Nosotros hemos podido hacer una valoración sobre los primeros 3.200 km, luego tocará ver como resulta el desgaste durante la etapa final de su vida.

Durante los primeros 1.000 km, como ya dijimos en el primer bloque, notamos un desgaste muy contenido, regular y homogéneo, con ligera tendencia al escalonado en caso de hacer mucha curva a alto ritmo.

En los primeros 2.000 km el desgaste del ContiSportAttack 4 se ha mostrado muy similar a los primeros 1.000 km. Ni que decir tiene que, durante todos estos poco más de 3.000 km, el rendimiento ha sido el mismo, sin apreciar ningún bajón ni variación en el nivel de grip, adherencia, estabilidad etc.

También hay que añadir que, en estos 3.200 km, habido aproximadamente 1.000 ó 1.200 km de autopista, un dato interesante para valorar el desgaste por el centro del neumático, a mi juicio, muy reducido.

Esta segunda foto indica el desgaste del Continental ContiSportAttack 4 después de los 3.200 km, y tal y como se puede ver, no hay un plano excesivo en la parte central, lo que nos indica el buen trabajo de Continental en su compuesto MultiGrip (duro por el centro y blando por los lados).

Acorde al desgaste pasados los primeros 2.000 km, sorprendentemente debo reconocer, de nuevo, un desgaste muy similar al encontrado durante los primeros 1.000 km. Vemos como la rebaba ya va siendo cada vez más gruesa y deja de ser piel levantada, pero siempre de manera homogénea y sin "bocados". Esto último es un dato muy relevante sabiendo que hemos conducido a un ritmo alto por asfaltos rizados, irregulares y ásperos.

Lo que ya si que es más patente es el desgaste "escalonado" o mejor dicho "diente de sierra" que ofrece el patrón de dibujo en los hombros del neumático trasero, algo propio e inevitable en neumáticos deportivo con dibujos lineales transversales.

Respecto al neumático delantero, el Continental ContiSportAttack 4 aun se ve "muy virgen", anticipando una vida útil más larga que su hermano trasero, con apenas la piel de los lados algo crispada pero sin escalón alguno en la superficie del compuesto.

Ver más

Galería de fotos Continental ContiSportAttack 4:


Deja un comentario

Volver a la home