Probamos el casco Scorpion VX-16 Air, una de las mejores opciones calidad/precio en off-road

Te contamos nuestra opinión al probar a fondo el nuevo casco Scorpion VX-16 Air, un casco gama media de off-road con un acabado y un diseño propios de modelos de gama alta. Para comprobarlo, nos lo hemos llevado hasta el desierto del Sahara, donde hemos realizado largas jornadas de prueba sobre las dunas.


Scorpion ha presentado como novedad en su catálogo 2019 el Scorpion VX-16 Air, un nuevo modelo off-road de gama media. Se trata de una evolución del VX-15 y que presenta ligeras mejoras que han sido de nuestro agrado. El VX-16 Air llega bajo un diseño muy agresivo y con 7 gráficas diferentes, entre la que encontramos la réplica de Rok Bagoros (conocido stunt man). De este modo podremos elegir entre 19 terminaciones de color en total para el nuevo VX-16 Air.

Como no podía ser de otra manera, el Scorpion VX-16 Air incorpora el patentado sistema de hinchado interior "AirFit"; una tecnología que permite aumentar y disminuir la talla del interior del casco mediante una pequeña pera de aire fijada en la mentonera, y pulsándola hasta hinchar las carrilleras inflables. Se trata de una característica muy de agradecer, sobre todo para usuarios que se encuentran a medias entre dos tallas, o para aquellos que suelen tener molestia en alguna zona y holgura en otra. Además, esta funcionalidad alarga la vida útil del casco, contrarrestando la clásica e inevitable cedida de los interiores con el paso del tiempo.

Hablando del interior, el Scorpion VX-16 Air es completamente desmontable y lavable. Evidentemente se trata de algo imprescindible para un casco de off-road (enduro/MX). Curiosamente las almohadillas que envuelven el cierre de doble hebilla también son parte de las almohadillas laterales de la cara. De este modo al tratarse de una sola pieza se logra mejorar la ergonomía, además de facilitar mucho el desmontaje y limpieza del mismo.

Por supuesto, tal y como hemos mencionado, el VX-16 Air cuenta con cierre de doble hebilla. El tejido del interior Kwikwick2® con tratamiento antialérgico, es transpirable y muy agradable al tacto. La calota exterior está fabricada en resina termoplástica inyectada y disponible en dos tamaños distintos, adaptándose así las diferentes tallas desde la XS a la XXL.

El precio del Scorpion VX-16 Air es de 139'90 € para las versiones lisas, 169'90 € para las versiones y gráficas de color y 179'90 € la réplica de Rok Bagoros. Para ver otros colores y más información podéis visitar su ficha técnica de equipamiento:

Sobre el papel se trata de un casco muy atractivo, pero queríamos comprobarlo en la práctica, así que asistimos a la presentación internacional de la KTM 790 Adventure R en el desierto del Sahara, donde pudimos equiparlo y probarlo bien a fondo.

Prueba en el Sahara con el Scorpion VX-16 Air


En dicha presentación, además de la nueva KTM, también pudimos probar a fondo el nuevo Scorpion VX-16 Air, un casco de gama media pero con acabados premium.

Lo primero que nos sorprendió de este Scorpion VX-16 Air fue la ligereza del conjunto. Nada más ponerlo puedes apreciar lo liviano que se siente, facilitando los movimientos y giros con la cabeza. No es el casco más liviano del mercado, pero si que la gran mayoría de cascos de gama media. Nuestras jornadas a lo largo del desierto fueron de muchas horas, y no sentimos excesiva fatiga en el cuello ni en la espalda, por lo que podemos afirmar que estamos ante un casco muy ligero.

La visera del VX-16 Air está fabricada en un plástico flexible para beneficiar que no parta fácilmente en una caída, un detalle muy interesante y que no solemos encontrar en cascos off-road de gama media. Además cuenta con el accesorio de extensión de la visera para hacerla más larga y adaptarla a condiciones de mucho barro o sol. De hecho, realizamos varias rutas fuera del ámbito off-road, donde pude descubrir la buena aerodinámica que presenta. Esto último lo sentimos obre todo en la parte de la visera, ya que normalmente este tipo de cascos off-road cuando se usan por asfalto o en motos de carretera, a gran velocidad, suelen penalizar mucho la aerodinámica debido al "efecto vela".

Otro detalle que podemos corroborar es la suavidad y ergonomía del interior, que aún tratándose de un casco nuevo, se sentía bastante cómodo. Las continuas horas expuestos bajo el sol a tan alta temperatura suele desembocar en picor e incomodidad, algo que no sufrimos en toda la jornada.

Por otro lado, la ergonomía de la parte frontal también ha suscitado nuestro interés, con un diseño muy universal encajando con diferentes modelos de máscaras (gafas) a la perfección. Además la mentonera se muestra bastante amplia con buen flujo de aire, algo que agradecimos muchísimo en el desierto. Para estos casos también resulta interesante el sistema de desmontaje por medio de un pequeño tornillo oculto bajo el logotipo, que nos permite acceder al pequeño filtro de polvo y poder lavar en condiciones nuestro casco después de una dura jornada “tragando polvo”.

Como podéis ver, se trata de un casco que nos ha gustado mucho, que está catalogado como gama media, pero que muestra indicios y detalles de gamas superiores, y que nos ha realizado una función perfecta en nuestras largas jornadas de off-road por las dunas del desierto.