Probamos el nuevo Scorpion EXO-R1 Air, el casco de Álvaro Bautista

Probamos y analizamos a fondo el nuevo Scorpion EXO-R1 Air, el nuevo casco tope de gama que viene a sustituir al conocido EXO2000 Evo Air, y que trae importantes mejoras que a continuación os detallamos.


El nuevo casco Scorpion EXO-R1 Air es el buque insignia de Scorpion, su modelo más deportivo y el que usan pilotos de MotoGP y SBK como Álvaro Bautista o Fabio Quartarato. Viene para sustituir al EXO2000 Evo Air, un casco que ha resultado muy bueno, con grandes resultados y muy buen feedback por parte de los usuarios. Ahora Scorpion da un paso más allá y busca mejorar algunos campos manteniendo sus puntos fuertes.

Scorpion ha mejorado su nuevo EXO-R1 Air principalmente en el aspecto aerodinámico, la ergonomía y en la construcción de la calota. El Scorpion EXO-R1 Air ahora ofrece un diseño bastante más aerodinámico, con un spoiler trasero más protuberante y un diseño del mentón y frontal más afilado. El visor cuenta con mayor capacidad de visión y el peso se ha mantenido en la ridícula cifra de 1280 gramos gracias a su estructura Ultra TCT. Podríamos estar aquí enumerando especificaciones técnicas, pero para ello os sugerimos visitar su ficha técnica, y que ahí encontraréis toda la información técnica:

Experiencia en carretera con el Scorpion EXO-R1 Air


El Scorpion EXO-R1 Air ha sido uno de mis cascos de prueba desde que ha comenzado el año, y lo cierto es que se ha convertido en mi casco del día a día. Estamos ante un casco muy deportivo, con un diseño muy aerodinámico, con un gran alerón trasero y una calota que comienza bastante estrecha, se ensancha en la parte central, y en la parte posterior (donde el spoiler) vuelve a hacerse más estrecha.

El interior es una de las claves de este Scorpion EXO-R1 Air; personalmente tiendo a coger una talla que me venga justa, para que con el viento y la alta velocidad no se me mueva, pero no ha sido el caso ya que la mayoría de Scorpions cuentan con el patentado sistema Airfit. Este sistema dispone de carrilleras e interiores hinchables mediante una discreta "pera" de aire el mentón. De este modo, puedo llevarlo sin hinchar en el día a día, resultando un casco muy cómodo, y puedo hincharlo para que el casco me quede un pelín más justo en días de circuito o viajes a alta velocidad.

El diseño como ya hemos mencionado resulta muy moderno, en línea de la nueva tendencia de cascos deportivos, pero no por ello resulta un casco incómodo o inadecuado para uso en motos no R. Cierto es que no cuenta con ventajas que un casco sport-touring ofrece, como conexión interior de intercomunicador o visor desplegable adicional en el interior, pero tampoco debemos descentrarnos; estamos ante un casco deportivo puro y duro. Que lo usemos fuera de él es perfectamente posible, tal y como sucede en mi caso. No resulta incómodo ni me choca la nuca en la cazadora ni el mentón en los hombros al girar la cabeza (algo que si me ha sucedido con otros cascos deportivos). La boca del casco es muy estrecha a la vista, pero no es más que una cobertura inicial de tela/textil; introducimos la cabeza vemos que es un casco bastante fácil de quitar y poner. Por supuesto cuenta con mentonera, naricera, y el cierre es el clásico que nunca falla de doble D (doble hebilla).

Lo que más me ha sorprendido es que resulta un casco perfectamente viable y cómodo tanto a baja velocidad como a alta velocidad. Su bajísimo peso hace de él un casco muy cómodo en trayectos largos o recorridos de baja velocidad, ya que no te cansa el cuello ni acabas cabeceando como si sucede con cascos más pesados. Los cascos ligeros tienen esa ventaja, pero suele ir de la mano de otros inconvenientes como inestabilidad a alta velocidad. Me reitero en su nuevo diseño de calota aerodinámica, porque lo cierto es que se nota. En alta velocidad el casco se mantiene muy estabilizado, y me gustaría recalcar este aspecto porque es realmente sorprendente. Cierto es que en una moto muy turística, con una posición más erguida y "vertical", el Scorpion EXO-R1 Air no "corta" el viento tan bien y se mueve un poco, pero si "picas" ligeramente la cabeza, y digo ligeramente, hacia delante, sientes perfectamente como el alerón trasero empieza a intervenir en el flujo de aire y el casco deja de tener turbulencias, la verdad que resulta casi mágico. En una moto sport o super deportiva, la postura del piloto ya va condicionada hacia el tren delantero, por tanto el casco siempre va en una posición inclinada hacia delante realizando su función aerodinámica a la perfección. Es evidente que está pensado para este tipo de motos R, o posturas al manillar muy encaradas hacia delante.

Las ventilaciones del Scorpion EXO-R1 Air funcionan muy bien, aunque lo cierto es que el tacto de ellas es un poco impreciso. La ventilación superior canaliza una gran cantidad de aire, pero resulta un poco tosca accionarla. No es nada del otro mundo si la accionamos con decisión, pero requerirá eso mismo, decisión. El sistema de bloqueo de la pantalla es sencillo y eficaz. Es un pequeño click en la parte central, abajo del todo. Si llevamos guantes muy abrigados o de invierno nos puede resultar un poco difícil accionarlo, pero nada del otro mundo. El enganche/anclaje de la visera se muestra muy sólido, y dispone de "resistencias" o "pasos" muy marcados al subirla. Supongo que con el uso, se irán suavizando. Respecto al sistema de extracción e intercambio de visor es bastante seguro, y requiere conocerlo. No es difícil ni complejo, pero se recomienda leer las instrucciones antes de intentar aprenderlo a base de toquitear y forzar porque tiene su "truco". Una vez enganchado transmite mucha seguridad.

Finalmente, concluir que se trata de un casco de moto muy válido, hasta tal punto de usarlo en presentaciones de motos touring, incluso alguna trail/endurera, por lo que si te gusta el casco, que no te frene su claro enfoque "circuitero". Tiene un precio oficial de 369'90 euros y está disponible en tallas de la XS a XL. Como curiosidad, está fabricado en tres tallas de calota, la más pequeña de la XS a la M, una más mediana para la talla L, y una más grande para la talla XL.