Probamos la nueva Brixton Cromwell 250, una scrambler de acceso

La nueva Brixton Cromwell 250 es la scrambler de "dos y medio" del grupo KSR, sencilla, ligera, fácil y accesible. Nosotros la hemos probado no solo por ciudad y carretera sino que también nos hemos adentrado campo a través para contarte todas nuestras impresiones.


La Brixton Cromwell 250 en 5 tweets

  • Bajita, fácil y agradable de llevar.
  • Inspirada en las motos de los años 60, con formas y estilo clásico.
  • El motor monocilíndrico le da capacidad a bajo y medio régimen, ideal para caminos y escapadas camperas.
  • Ideal tanto para ciudad como para fincas o zonas costeras, algo corta para carreteras nacionales.
  • Si quieres más información de esta moto, entra en la ficha técnica de la Brixton Cromwell 250.

La Brixton Cromwell 250 es la misma que la Brixton Saxby 250 de 2019, simplemente han cambiado el nombre por lo que sigue siendo la misma moto. Aclarado esto que más de uno se habrá preguntado al ver la foto, estamos ante una scrambler de estilo clásico, inspirada en las motos de los años 60, con esos guardabarros recortados, las "balas" de escape pulidas y cromadas, esos depósitos tan típicos en forma de lagrima, cubiertos de esas decoraciones propias de las motos scrambler de entonces. También vislumbramos un cuerpo estilizado y fino irrumpido por una posición de mandos elevada y ancha, con mucho dominio/palanca sobre el tren delantero (ideal para superficies poco adherentes o tierra/arena).

Más allá delo que ven nuestros ojos, la Brixton Cromwell 250 es una moto de tipo scrambler bajo un diseño retro, con aptitudes más que suficientes pero que la definen como una 250 cc de acceso. Su parte ciclo es sencilla y funcional, la frenada bien bien alimentada con discos de freno tanto delante como detrás y bien equipada con sistema ABS, también en ambos ejes. No quiero ponerme a enumerar cada componente y característica técnica, para eso está el recuadro de más abajo, pero si me gustaría terminar de enmarcar y definir esta moto.

Se trata de una scrambler muy ligerita, sencilla, muy fácil de llevar y bastante práctica sobre cualquier contexto. En ciudad su amplio manillar nos ayuda a los giros estrechos y a desenvolvernos con facilidad. Su poco peso también supone un beneficio cuando salimos del asfalto y "trotamos" un poco campo a través. Por lo demás, el motor rinde de manera fable a bajo y medio régimen, aunque algo corto para ser un 250. Los frenos hacen su función y el ABS siempre nos sacará de un apuro. A continuación te contamos qué nos ha parecido.

Equipamiento

  • Casco: LS2 XTRA MX471
  • Chaqueta: Rev'it Akira
  • Guantes: Rev'it
  • Botas: Alpinestar SMX-6

Opinión

Lo mejor

Podría mejorar

  • Agilidad
  • Estilo
  • Peso
  • Frenos
  • Potencia

Precio de la Brixton Cromwell 250

El precio de la Brixton Cromwell 250 (3.599 €) es su baza más fuerte, juega en primera línea de acceso y eso la sitúa como una de las motos 250 accesibles más interesantes. Dentro de la propia marca encontramos también la Brixton Felsberg (3.699 €) como la otra opción retro, aunque algo más cara.

Fuera de la marca, debemos enfrentar a la Cromwell 250 con sus rivales más directos como la Hanway Raw 250 (1.995 €), la Benelli Leoncino 250 (N.D.). Incluso podríamos contemplar, aunque en otra línea menos accesible, la Fantic Caballero Scrambler 250 (6.199 €) y Fantic Caballero Flat Track 250 (6.199 €).

Rivales Brixton Cromwell 250

Ver más

Características técnicas de la Brixton Cromwell 250

La Brixton Cromwell 250 no supone ningún cambio respecto el modelo 2019 más allá del nombre, pero sigue siendo prácticamente la misma scrambler de estilo retro.

Técnicamente, la Brixton Cromwell 250 contiene un ciclo sencillo compuesto por una horquilla delantera convencional y dos amortiguadores oleoneumáticos traseros. Los frenos cuentan con sistema ABS tanto delante como detrás, con un disco delantero de 276 mm y uno trasero de 220 mm. A pesar de ser una scrambler, no es una moto precisamente alta ya que tiene una altura del asiento al suelo de 790 mm. Esto junto a su ligero peso de 146 kg la hacen muy fácil de manejar.

Por otro lado, el motor de la Cromwell 250 es un monocilíndrico de 250 cc como su nombre indica, refrigerado por aire y con una moderada potencia de 17 cv y con un par motor de 16 nm. Este motor se desmultiplica gracias a una caja de cambio de 5 velocidades, relativamente cortas. Garantiza un consumo de 2'8 litros a los 100 km/h.

Las medidas de sus neumáticos son 100/90-18 para la llanta delantera y 120/80-17 para la trasera.

Detalles más allá de la mecánica, la Brixton Cromwell 250 cuenta con iluminación led tanto en el faro delantero como en el trasero e instrumentación mixta (tacómetro analógico y velocímetro digital).

Ver más

Prueba Brixton Cromwell 250

La Brixton Cromwell 250 es una moto para usuarios del carnet A2 aunque con un peso, una potencia y unas dimensiones contenidas. Esto la define junto a su precio competitivo como una moto de acceso. No obstante al ser motos fáciles y prácticas al mismo tiempo, resultan muy agradables y divertidasde conducir incluiso para el usuario más experimentado. Este ha sido mi caso; nada más recogerla y realizar los primeros giros me percate de lo interesante que es esta pequeña Cromwell.

Las primeras impresiones que tienes de la Brixton Cromwell 250 son muy buenas, con acabados propios de una moto europea, aunque de estilo y diseño algo arcaico (más allá del estilo estético que buscan). Es una moto acorde a lo que pretende y al segmento y tipo en el que se encuentra. Su ergonomía es muy neutra, todo está en su sitio, lo único fuera del cánon tradicional es la posición de los mandos,  algo elevada y ancha, así como el asiento, un poco estrecho. A pesar de ello resulta muy cómodo ya que cuenta con bastante mullido.

El tacto general de la Cromwell es sólido, no se perciben holguras, el motor gira redondo, pero sí puedo echar en falta algo más de precisión tanto en las manetas como en la conexión acelerador-motor. La suspensión delantera por ejemplo si me transmitió más precisión en términos generales, con una regulación ligeramente dira para lo suelta que se siente en el tren trasero. Evidentemente esto ya sería hilando fino, pero si vamos cargados o con pasajero, los amortiguadores traseros pueden resultarnos algo blandos. Por otro lado esto es una ventaja cuando circulamos solos o por campo, ya que en términos generales el reglaje confiere a la conducción un toque de comodidad que ya no encontramos en los modelos de hoy en día, que generalmente buscan ser cada vez más deportivos.

En carretera la Brixton Cromwell 250 se comporta bien, sin pretensiones. El motor monocilíndrico respira con mucha comodidad en los primeros compases del tacómetro, haciendo muy fácil su conducción incluso en marchas largas. Cuando cogemos carretera abierta si empezaremos a echar en falta un poquito más de estirada y prestación. Su rendimiento es similar al de una 125 cc pero con bastantes más bajos y medios, y por tanto con más capacidad de recuperación. La Cromwell 250 cuenta con una caja de cambios de 5 velocidades y gracias a su desahogado motor no precisa más marchas, es una relación cortita también hay que decirlo. Esto último supone un plus cuando abandonamos lo negro y realizamos algún escarceo campero, donde el usuario puede seguir encontrándose muy cómodo con esta moto. En este terreno el único pero que he encontrado es un tren delantero algo corto o firme, mientras el tacto de los frenos, que nos parecía algo laxo en carretera, ahora se agradece ya que ofrece más dosificación. El sistema ABS es un pequeño "pero" para aquellos que les guste hacer un poco el gamberro, pero también es un inconveniente necesario en carretera cuando circulamos con lluvia, ya que los neumáticos son de tipo mixto y su agarre en el asfalto es inferior al de unos neumáticos de carretera.

En definitiva, la Brixton Cromwell 250 es una moto que funciona con facilidad, que no te exige prácticamente nada más que gasolina y un ojo al aceite. Es sencilla y fácil de llevar, tal y como se espera de una moto de acceso, incluso aún siendo una 250.

Ver más

Conclusiones y opinión Brixton Cromwell 250

La Brixton Cromwell 250 es una moto que sin prometer mucho, entrega todo y más. Te ayuda a redescubrirte como usuario, te facilita el transporte y te saca una sonrisa durante el trayecto. ¿Que quieres acortar por esta finca descampada? pues métete, es una moto pequeña y ágil, que tracciona lo suficiente como para disfrutar sea cual sea el terreno. Así es la Cromwell 250.

Mi opinión de la Brixton Cromwell 250 es muy positiva. Es una moto que mola, no le des más vueltas, no hay otra expresión en castellano, as así, mola, ya está. Quizá en carretera echas en falta un poco más de prestación, o una mordida más fuerte ... pero por otro lado tienes una moto muy divertida y fácil de conducir, algo que no sueles encontrar en máquinas más prestacionales.

Ver más

Galería de fotos Brixton Cromwell 250

Fotos acción Brixton Cromwell 250

Fotos detalles Brixton Cromwell 250

Colores Brixton Cromwell 250

Deja un comentario

Volver a la home