Opinión BMW K 1600 B

Lo mejor

A mejorar

  • Equipamiento.
  • Suavidad del motor.
  • Comodidad.
  • Accesibilidad al depósito de gasolina.
  • Maniobrabilidad en parado.

Prueba de la BMW K 1600 B Bagger

Probamos la nueva BMW K 1600 B, un nuevo modelo de la marca alemana que toma como base la K 1600 GT y que entra de lleno en el mundo Bagger con un diseño espectacular y con un equipamiento y especificaciones que la convierten en una auténtica devora-kilómetros.



La BMW K 1600 B Bagger en 5 tweets

  • La BMW K 1600 B hereda gran parte de su hermana, la K 1600 GT, aunque con un diseño más estilizado, al más puro estilo bagger.
  • Su potente motor ofrece nada menos que 160 cv, una potencia dosificable y que entregan de manera lineal sus 6 cilindros en línea.
  • El equipamiento de serie de la Bagger incluye ABS Pro, control de tracción, modos de conducción o suspensiones electrónicas entre otros.
  • El robusto carenado y el ajuste eléctrico de la pantalla de la Bagger ofrecen una protección aerodinámica perfecta para viajes largos.
  • A pesar de ser una moto pesada (336kg en orden de marcha), esa sensación desaparece en los primeros metros.

Ya ha pasado poco más de un mes desde los BMW Days 2017, un evento que me dejó con muy buen sabor de boca, aunque con la sensación de dejar algo por hacer, algo que habría hecho de ése un viaje perfecto.

Estoy hablando de uno de los motivos por los que realicé ese viaje, nada menos que ser una de las primeras personas en probar la espectacular BMW K 1600 B Bagger. Yo siempre digo que todo pasa por algo. Si no pude probarla en ese momento es porque algo bueno me esperaba más adelante. Y así fue, José Benavente, director de Motorbike Magazine, me llamó una vez más para decirme que tenía la Bagger esperando en su oficina para probarla. Por supuesto, no lo dudé ni un segundo, cogí mi casco y me fui a por ella.

En persona es imponente, quizás una de las motos más espectaculares del mercado. Una moto que te transforma, que convierte al ejecutivo trajeado que va entre semana a su oficina en un auténtico motero con su cazadora de cuero con ganas de engullir kilómetros, como si de un superhéroe se tratase.

Así me sentí yo, un contraste que encuentra el equilibrio en la Bagger, un modelo exclusivo que incorpora la más última tecnología para que no eches en falta nada en tus viajes. Aquí empieza el mío… ¿Te vienes?

Rivales y precio de la BMW K 1600 B Bagger

La Bagger completa la gama Tour de BMW y ofrece una opción más rutera en el sentido más estricto de la palabra. Pero por supuesto no está sola, marcas como Honda, Harley Davidson o Moto Guzzi llevan años desarrollando motos dentro de este segmento, con el que hacer cualquier ruta siempre será un placer, con todo el equipamiento necesario y las mejores prestaciones.

Al pensar en este tipo de motos ruteras, es inevitable que te venga a la mente la Honda Goldwing, un modelo que lleva más de 40 años en el mercado, referencia y que acaba de recibir una profunda renovación. Con un motor de 6 cilindros, al igual que nuestra protagonista, cubica 1.832 cc y ofrece una potencia máxima de 125 cv, unas cifras que no sorprenden especialmente teniendo en cuenta que su peso asciende hasta los 365 kg en orden de marcha. Además, aunque el equipamiento es uno de sus puntos fuertes, su precio superará los 32.000 € (27.000 €).

Por supuesto, Harley Davidson no podía estar fuera del ring. Con la Harley-Davidson Road Glide Special ofrece rutas al más puro estilo americano. Esas carreteras con eternas rectas que cruzan de costa a costa y atraviesan desiertos enteros. Si bien la alemana y la japonesa optan por la suavidad de los 6 cilindros, la Road Glide Special ofrece, como no podía ser de otra manera, un bicilíndrico a 45º de 1.745 cc, un motor que opta por el par motor o el sonido más que por las prestaciones. Su precio ronda los 30.450 €.

Por último, pero no por ello la peor, la Moto Guzzi MGX-21 se sitúa como rival directa, por sus características técnicas y su diseño. Con un motor V-Twin de 1.380 cc y 96,6 cv, es la que menos cubica y la menos potente de las 4. El precio asciende a los 26.642 €, pero se queda por debajo de las demás rivales.

El premio a la más barata y la más ligera se lo lleva la BMW K 1600 B (25.600 €).

Ver más

Novedades y características de la BMW K 1600 B Bagger

Echando la vista atrás, recuerdo la primera vez que vi el anuncio de BMW con el slogan “¿Te gusta conducir?”, una pregunta que no necesita respuesta si hablamos de la BMW K 1600 B, un modelo que lo hereda prácticamente todo de su hermana la BMW K 1600 GT, pero que llega con claros retoques estéticos y un toque más rutero y exclusivo:

Diseño: Más aerodinámica y baja que su hermana GT, la Bagger cuenta con una cúpula corta, un asiento bajo y una sección trasera que llama mucho la atención. Tanto es así que es muy difícil que la gente no se quede mirando a su paso. Las maletas pegadas al carenado forman parte de la moto, llevando integradas las luces traseras y los intermitentes. Desde luego, el diseño de esta K 1600 B es su punto fuerte.

Asiento: Las propias líneas de la moto hacen que el asiento de la Bagger esté a una altura más baja, 750 mm de altura frente a los 810 de la versión GT. No solo lo hace más cómodo, sino que gracias a ello se llega mejor al suelo y hace la moto más maniobrable en parado.

Suspensiones: Este modelo incorpora el sistema Dynamic ESA, un sistema que ajusta la suspensión de forma automática en función del estado de la carretera o el tipo de conducción que llevemos en cada momento. De esta forma, la suspensión hace agradable y seguro cualquier trayecto, como he podido comprobar durante la prueba. Además, podremos ajustar la precarga y compresión de las suspensiones en función de nuestras preferencias.

Escapes: Aunque quedan algo escondidos, no es algo que pase desapercibido. Como si de dos cohetes se tratasen, los dos grandes escapes cromados con 3 salidas cada uno en la parte baja de la moto hacen todavía más espectacular la Bagger. Por supuesto cumple con la Normativa Euro 4 y consiguen un sonido suave a bajas vueltas que se convierte en un rugido cuando los 6 cilindros suben de las 5.000 rpm. Os aseguro que es un lujazo escuchar este motor subir de vueltas como si de una deportiva se tratase.

Postura de conducción: Probablemente uno de los aspectos que más cambia respecto a la versión GT. El propio diseño de la moto te obliga a llevar una postura en la moto ligeramente echada hacia delante. Llevar los pies en las estriberas no es incómodo, pues además tienes la palanca de cambio y el freno trasero, pero si quieres disfrutar al máximo de la experiencia Bagger, BMW ha dado con la clave puesto que ha incluido unas plataformas en la parte delantera para llevar las piernas hacia delante, dando un aspecto más “malote” y con lo que se consigue una posición realmente cómoda para trayectos largos.

Ver más

Cómo va la BMW K 1600 B

Como he comentado antes, las ganas de probar la BMW K 1600 B me podían. Tenía 5 días por delante para probarla a fondo e iba a aprovechar cada uno de ellos. Mi primer recorrido fue en el medio en el que peor se desenvuelve, la ciudad. El tamaño y el peso hacen que sea una moto poco práctica para circular entre coches. Aun con esas, fue muy fácil hacerme a ella en los primeros minutos. El embrague hidráulico y la suavidad del motor te permiten circular a bajas vueltas sin traqueteos ni tirones. Además, ir escuchando tu emisora favorita es una gozada y hace las esperas en los semáforos más amenas. Este modelo incorpora como novedad un botón de marcha atrás, algo que se agradece en motos de este calibre y que ayudan a moverla en parado.

Pero esta moto está diseñada para otro ambiente. Debía ir en busca de carreteras, curvas y autovías. Aquí la moto está en su salsa y es donde demuestra todas sus cualidades. Me puse mi equipación y me fui directo a la sierra. Alguno de mis amigos que vio la moto comentó que si parecía un barco, que menudo trasto… Al final del día cambiaron de opinión. A pesar de ser una moto que no está hecha para inclinar mucho, puesto que los avisadores instalados en las plataformas delanteras rozan con bastante facilidad, el bajo centro de gravedad, el par motor a bajas vueltas, la potencia arriba y las suspensiones electrónicas hacen que sea una moto fácil de llevar y con la que se puede ir a un ritmo relativamente alto sin notar ese esfuerzo extra que exigen algunas motos.

La BMW K 1600 B incorpora control dinámico de tracción DTC, sistema ABS Pro (con sensor de inclinación), modos de conducción (Rain, Cruise y Road) o suspensiones electrónicas adaptables al modo de conducción. Así pues, seleccionando el modo Rain, la potencia disminuye y el control de tracción y ABS se vuelven más sensibles. En el caso de los otros dos modos, ofrece toda la potencia y sólo varía la entrega más directa del acelerador y la intrusión del control de tracción, que por cierto funciona de maravilla, permitiendo abrir sin miedo el acelerador electrónico. Todo esto es configurable desde el manillar y representado en la pantalla TFT del cuadro, donde aparece toda la información sobre la moto.

Además incorpora la más última tecnología en cuanto a parte ciclo se refiere. El Duolever delantero y el Paralever trasero actúan de manera que no se nota que lleves un sistema diferente al habitual. Estos sistemas hacen que puedas acelerar y frenar con total decisión y mantener la sensación de control y seguridad en todo momento.

En el apartado de frenos BMW no ha escatimado. Una moto de esta envergadura necesita unos frenos acordes. Así pues, incorpora doble disco delantero de 320 mm y pinzas de 4 pistones con una mordiente potente y constante que te permite confiar en ellos en tramos de curvas o en frenadas de emergencia. La sensación de seguridad sobre ella es asombrosa.

El ya conocido motor de 6 cilindros en línea se comporta de maravilla. Con una potencia máxima de 160 cv y un gran par motor, permite circular bajo de vueltas y cambiar de marcha por debajo de las 2.000 rpm, incluso circular en marchas altas a baja velocidad, sabiendo que responderá sin problemas. No importa si entras en una curva con una o dos marchas de más, la moto sale con fuerza y sube realmente rápido de vueltas. Desde las 5.000 hasta las 8.000 la moto corre mucho y ese rugido de fondo os aseguro que engancha. Además este modelo llevaba instalado el Pack Confort, con el asistente de cambio Pro con el que se pueden subir y bajar marchas sin embrague, una auténtica gozada.

Por último quiero hablar sobre la protección aerodinámica, uno de los aspectos más importantes de este tipo de motos. A pesar de llevar una cúpula más corta que en la GT, en la posición más alta (regulable eléctricamente), protege suficiente al piloto. El propio carenado ofrece una protección realmente buena, notando el aire únicamente en las manos. Sin duda un buen trabado por parte de BMW, centrándose en lo realmente importante.

BMW pone a disposición de sus clientes una serie de packs y equipamiento extra para dejar la BMW Bagger a tu gusto. El modelo de la prueba iba equipada hasta arriba, con los 3 paquetes (Touring, Seguridad y Confort), que incluyen sistema de audio, asistente para marcha atrás, control de presión de los neumáticos, asistente de arranque en pendiente, luces autoadaptables en curva, luz diurna, arranque confort, asistente de cambio Pro, cierre centralizado, luz antiniebla y alarma antirrobo. Un auténtico lujo tener a disposición todo este equipamiento.

Ver más

Conclusión y opiniones sobre la BMW K 1600 B Bagger

Espectacular por fuera y por dentro. Poco más se puede añadir de la BMW K 1600 B que no se haya dicho ya. La primera vez que la ves impresiona e incluso impone, pero subirte a ella es una sensación única. Mezcla ese aspecto de moto elegante e imponente con un carácter radical y oscuro. Ofrece la tranquilidad y suavidad de su motor 6 cilindros con la potencia y electrónica dignas de una deportiva, un equilibrio difícil de encontrar y que BMW ha conseguido de manera magistral.

En muchos casos, lo importante no es ser el primero sino el último y creo que la K 1600 B llega en el momento exacto para hacer frente a la demanda de aquéllos que buscan una moto para viajar en primera clase, pero además tener una moto polivalente con todo el equipamiento que puedas necesitar en el día a día, para ir a trabajar o viajar a cualquier lugar.

Hasta el día que me subí a la BMW Bagger, nunca me había planteado tener una moto de este segmento en mi garaje, ni a corto ni a largo plazo, pero después de probarla a fondo, puedo decir que, aunque todavía no me lo plantee, este modelo sería una opción más que probable cuando llegue el momento de tomar la decisión. ¿Y tú, has tomado ya la tuya?

Ver más

Galería de fotos de la BMW K 1600 B Bagger

Acción

Detalles