Opinión BMW F 850 GS

Lo mejor

A mejorar

  • Pantalla TFT
  • Agilidad y comportamiento offroad
  • Tacto y par del motor
  • Modo Enduro Pro no configurable.
  • La Pantalla TFT no viene de serie.

Prueba de la BWM F 850 GS

La BMW F 850 GS vuelve a pasar por nuestras manos, pero esta vez, la nueva trail de medio peso alemana pasa una prueba centrada en sus capacidades off-road.


La BMW F 850 GS 2018 en 5 tweets

  • La BMW F 850 GS es la nueva trail alemana que sustituye a la conocida F 800 GS.
  • El nuevo modelo no sólo crece en prestaciones sino en tecnología y capacidades.
  • La unidad probada contaba con un sinfín de extras que elevan su nivel y, evidentemente, su precio final.
  • En esta segunda toma de contacto con la ‘ocho cincuenta’, nos centramos en su comportamiento off-road y para ello la hemos equipado con neumáticos mixtos.
  • Conoce más detalles en la ficha técnica de la BMW F 850 GS, pero te invitamos a leer nuestra prueba completa en el siguiente artículo.

Nos quedamos con la miel en los labios. Así volvimos a casa hace unos meses tras la presentación de la BMW F 850 GS y su hermana BMW F 750 GS en la provincia de Cuenca. Las trombas de agua nos fastidiaron y no nos dejaron probar las nuevas trail alemanas tanto como nos hubiera gustado. Por eso, poco hemos tardado en volver a pedir una unidad de prensa y, ya de paso, ‘meterla en problemas’ sacándole todo el jugo yendo por caminos.

Para empezar, la BMW F 850 GS vino con neumáticos para poder hacer incursiones off-road sin que por ello perdiéramos la posibilidad de rodar a alta velocidad por autovías y una de las mejores gomas que hay en el mercado en este sentido son las Continental TKC 80. A partir de aquí, se trata de una trail de medio peso que ha crecido en muchos sentidos. Mejores prestaciones, mayor tamaño y mayor dosis de tecnología. Esto ha hecho que la ‘ocho cincuenta’ se acerque a la colosal y superventas BMW R 1200 GS.

Si quieres saber cómo ha sido nuestra experiencia con la nueva trail, ¡sigue leyendo!…

Equipamiento

Una BMW F 850 GS 'hasta los dientes'

Ya vimos con suficiente detalle cómo ha sido la llegada de la BMW F 850 GS, su posicionamiento, su precio, sus rivales o sus principales características, por lo que en esta ocasión vamos a centrarnos en la experiencia que hemos vivido con esta unidad tan particular. Se trata de una moto con la que podemos disfrutar de todas sus novedades por un precio de base muy interesante, pero esta unidad viene con una serie de extras que la hacen estar equipada ‘hasta los dientes’ y con un precio muy diferente. Echa un vistazo a todo lo que trae esta BMW F 850 GS:

  • Color Rojo Racing: Sin coste extra. Si eliges uno de los otros dos colores,  debes abonar 282,12 €.
  • Paquete Confort: 835,54 €
    • Arranque confort: Llave de proximidad.
    • Caballete central.
    • Control de presión de neumáticos.
    • Puños calefactables.
  • Paquete Dinámico: 792,14 €
    • ABS PRO (con luz de freno dinámica).
    • Asistente de cambio de marchas PRO.
    • DTC (Control dinámico de tracción).
    • Modos de conducción PRO.
  • Paquete iluminación: 314,68 €
    • Intermitentes LED Blancos.
    • Luces LED.
    • Luz Diurna.
  • Paquete Touring: 933,20 €
    • Suspensiones Dynamic ESA.
    • Control de crucero.
    • Soporte de maletas con parrilla.
  • Otros:
    • Connected Ride (TFT): 656,50 €
    • Llamada de emergencia: 336,40 €
    • Neumáticos off-road: 0 €.

Con toda esta lista de extras, el precio final de esta unidad de BMW F 850 GS se queda en 15.867,27 €.

BMW F 850 GS 2018

Motor853 ccPotencia95 cv
Peso229 kgPrecio12.099 €
La BMW F 850 GS 2018 no es una evolución del modelo anterior, sino una revolución. Este modelo ha dado un salto adelante en todos sus aspectos y es que son pocas las piezas que se mantienen respecto a la versión anterior. Nuevo motor, nuevo chasis, nuevas suspensiones, nueva electrónica... La nueva F 850 GS llega al mercado dispuesta a plantar cara a toda una nueva oleada de motos trail que llegan preparadas para ser excelentes motos Off-Road. La guerra está servida.
Ver ficha completa

Ver más

BMW F 850 GS 2018: Prueba off-road

Antes de subirnos, la nueva F 850 GS ya nos había sorprendido por su nueva estética, con una calidad de detalles típica del sello BMW. Es una moto de bastante envergadura e imponente. De hecho, si echas en falta más confianza, puedes ajustar la suspensión o incluso optar por un kit de suspensiones para bajar el asiento de 860 mm a 815 mm de altura o, también al revés, para elevarlo hasta los 890 mm con el asiento Rallye.

Ya desde el primer momento sentimos una posición cómoda y predecimos una postura muy de moto de campo. Con la llave de proximidad en nuestro bolsillo, encendemos el contacto con una espectacular animación de bienvenida en el TFT, uno de los elementos mejor conseguidos en nuestra opinión. Su tecnología ConnectedRide pone a nuestra disposición infinidad de opciones e información, como ver las llamadas, muestra de la navegación GPS y otros datos importante como la presión de los neumáticos, la tempertatura, etc. Y todo a través de una pantalla con un acabado magnífico que no produce incómodos reflejos. Por sus diferentes opciones te mueves fácilmente con el característico joystick en forma de rueda y otros botones en la piña izquierda. Por su parte, en el lado derecho contamos con el botón para cambiar de modo de conducción.

Arrancamos y el bicilíndrico ya nos conmueve en su primer rugido. Aprovechamos para ajustar la suspensión para una sola persona y en pocos segundos, baja su altura. ¡Espectacular! Como ya os hemos advertido, no vamos a profundizar en su funcionamiento por asfalto, más allá de decir que se comporta bastante bien teniendo en cuenta que en este caso llevábamos montados los Continental TKC 80 para uso mixto. Además, disfrutamos del asistente de cambio Pro (quickshifter) que tan bien funciona en la marca alemana, aunque obviamente no es tan fino como en las ‘cuatro’ y ‘seis’ cilindros, que trabajan a más altas revoluciones. La F 850 GS resulta una moto muy cómoda y muy ágil dada su envergadura e incluso sorprende gratamente su efectividad aerodinámica, con una pantalla no muy grande, pero que protege muy bien.

Pero vamos a lo más importante en esta prueba, que es ponerla en situaciones más extremas. Nada más salir del asfalto, ya nos dimos cuenta de las ventajas de su conducción off-road, con un manillar ancho y una altura que no es un problema sino más bien un punto positivo para engrandecer sus capacidades sobre tierra. El motor responde muy bien en estas condiciones y saca pecho en sus bajos y con un gran aprovechamiento de sus medios. Los neumáticos Continental TKC 80 nos permiten además tener un comportamiento excelente en todos los diferentes terrenos, como superficies pedregosas o más arenosas.

Al gusto del piloto de la BMW F 850 GS, puedes elegir cambiar al modo Enduro Pro, cuya eficiencia sorprende por su buena gestión del control de tracción (te deja derrapar con la rueda trasera hasta ciertos límites), que también puedes desconectar rápidamente junto al ABS (sólo en la rueda trasera) con dos pulsaciones del botón. Aun así, el ABS no es demasiado intrusivo y no te pondrá en apuros en tierra, a no ser que quieras bloquear por ti mismo la rueda al apurar las frenadas. Lo que sí he echado en falta es tener un mayor control sobre el modo Enduro Pro. Estaría genial poder controlar la dureza de la suspensión o que tuviera varios niveles de ajuste en el control de tracción o la entrega de potencia, por ejemplo.

Las suspensiones tuvieron un comportamiento excepcional y son muy cómodas. Como hemos mencionado, quizás se echa de menos poder ajustarlas para momentos más extremos, aunque intuyo que serán muy pocos los casos. Por otro lado, los frenos funcionaron de manera sobresaliente en tierra, quizá con un tacto algo esponjoso tanto delante como detrás, pero que a la vez ofrecen una gran sensibilidad en tierra, evitando así llegar a que salte el ABS.

La conducción de la BMW F 850 GS es muy cómoda. Al no ser muy ancha en la zona del depósito, puedes sujetar bastante bien con las rodillas y el discreto tamaño de la cúpula te deja mucho espacio para inclinarte hacia delante. El ‘diez’ en este aspecto lo alcanzaría con un asiento con mejor agarre para no deslizarnos tanto en las aceleraciones. El pasajero, por su parte, irá muy cómodo en el asiento y con asideros muy grandes a los que agarrarse.

Nos gustaría mencionar que no nos hizo falta quitar la goma de las estriberas, evitando así vibraciones, aunque es verdad que si nos hubiéramos metido en barro o zonas mojadas, seguramente habríamos tenido que quitarlas para ir con mayor seguridad. La conducción fue una delicia con el asistente del cambio, que también facilita mucho las cosas en el campo y conduciendo de pie por pistas. Un último detalle de la BMW F 850 GS que no queremos dejar pasar es que el depósito de 15 litros nos pareció un poco pequeño en un principio, pero dado el reducido consumo que registramos (algo que, claro está, depende directamente del tipo de conducción que hagamos), te ofrece una autonomía muy generosa.

Ver más

Rivales y precio de la BMW F 850 GS

Segmento trail de BMW

Rivales de la BMW F 850 GS

Ver más

Conclusión y opiniones de la BMW F 850 GS 2018

Ha crecido en tecnología, capacidades y tamaño, por lo que se trata de un modelo que se acerca a la gran BMW R 1200 GS. Auguramos incluso que va a atraer a muchos de los incondicionales de la GS ‘grande’.

Los nuevos y acertados atributos de la BMW F 850 GS unidos a su mayor ligereza, su precio más asequible o incluso su posibilidad de ser limitada para el carnet A2, hacen que se erija como una de las grandes opciones del mundo trail.

Galería de fotos de la BMW F 850 GS

Acción

Detalles