Opinión BMW C 400 X

Lo mejor

A mejorar

  • Prestaciones.
  • Pantalla TFT.
  • Plan de financiación Select.
  • Ergonomía general.
  • Hueco Flexcase sólo en parado.

Nos subimos al BMW C 400 X, uno de los scooter 400 de la marca

El BMW C 400 X es, junto a su versión GT, una de las opciones de la marca en materia de movilidad urbana. Tiene prestaciones, detalles premium y funcionalidad para tu día a día. Acompáñanos en esta prueba del scooter 400 alemán.


El BMW C 400 X en 5 tweets

  • El BMW C 400 X es la vertiente más ‘sport’ del segmento de scooter de media cilindrada de BMW en la que hace pareja con su nuevo gemelo, el C 400 GT, ambos compatibles con el carnet A2.
  • Se trata de un segmento muy interesante por el equilibrio entre prestaciones, precio, calidad y estilo.
  • La conectividad y la pantalla TFT a color del Connected Ride es uno de sus puntos fuertes.
  • El hueco bajo el asiento extensible en parado denominado FlexCase es una buena solución, pero quizá un scooter 400 requiere mayor capacidad de carga en movimiento.
  • En nuestro catálogo de motos puedes ver en detalle la ficha técnica del BMW C 400 X.

Movilidad y distinción pueden ir de la mano. Lo ha demostrado de forma sobrada BMW en su división de automóviles, una marca muy vinculada al estatus que ha querido trasladar su experiencia al mundo de las dos ruedas, también en las medias-bajas cilindradas. Además de sus motos de marchas G 310, ha vuelto a probar suerte en el mundo de los scooter, donde en los últimos meses ha puesto en la calle el BMW C 400 X y el BMW C 400 GT. De esta manera, se unen a la familia de scooter, donde ya llevan unos años ‘dando guerra’ los BMW C 650 GT y Sport.

Hace un tiempo pudimos acudir a la presentación del BMW C 400 GT, el último en llegar, pero en aquella ocasión no pudimos sacar muchas conclusiones sobre el BMW C 400 X, por lo que, ahora sí, hemos pasado unos días junto al scooter alemán.

Os invitamos a leer a continuación la prueba completa con nuestras opiniones sobre la versión X del scooter BMW.

Equipamiento

Rivales y precio del BMW C 400 X

El BMW C 400 X es la versión más deportiva de este scooter de media cilindrada, ya que a su lado hay que contar con el BMW C 400 GT, que parte exactamente de la misma base, pero con algunas características ergonómicas más viajeras y una estética ligeramente diferente. Este plus de posibilidades hace que el precio del ‘GT’ esté un poco por encima del ‘X’, una opción un tanto más deportiva, una diferencia por la que quizá a muchos usuarios no les merece la pena.

Se coloca además como puerta de entrada de la gama de scooter, ya que para un salto en prestaciones y calidades, la marca alemana dispone de los BMW C 650 Sport y BMW C 650 GT, aunque también con unas diferencias de precio bastante importantes respecto al C 400 X.

Otros scooter BMW

Sobre el segmento de scooter 400 que se pueden conducir con carnet A2 (y el A), hay que decir que el precio del BMW C 400 X está bastante ajustado dado que estamos hablando de un vehículo firmado por la casa bávara. Sin embargo, hay que mencionar que nuestra unidad contaba con varios extras (color, llave sin contacto, Connected Ride y luces LED) que lo dejaban a un precio total de 8.564 €, algo más de 1.700 € por encima del precio original. Enfrente, si nos ceñimos a esta cilindrada, tiene rivales directos fuertes como son el Yamaha XMAX 400 y su versión Iron Max (con precios por el estilo) o el Suzuki Burgman 400 (con un precio bastante elevado), aunque quizá la opción con el precio más agresivo en este caso es el KYMCO Xciting 400. Nuestra unidad con todo este equipamiento opcional se coloca como el más caro, pero sin rival en cuanto al equipamiento disponible.

Rivales del scooter BMW C 400 X

Ver más

BMW C 400 X: Características principales

A diferencia del resto de modelos, la apuesta estética del BMW C 400 X es bastante arriesgada, si se me permite esta expresión. La utilización del grupo de faros de las BMW F 750 GS y F 850 GS en este scooter 400 no termina de convencernos aunque, tengo que reconocerlo, sí que el conjunto de líneas hace que gane en robustez y presencia, atrayendo las miradas allá por donde se mueve. Incluso algunos conocidos me han dado una opinión sincera de que les gustaba. ¡Y mucho! Para gustos…

El motor monocilíndrico de 350 cc del BMW C 400 X es nuevo y dispone de una potencia de 34 cv, en la media del segmento y compatible con el carnet A2. En la parte ciclo, dispone de un chasis tubular de acero que se apoya sobre una horquilla telescópica convencional y dos amortiguadores traseros. En cuanto a la frenada, delante dispone de doble disco y detrás un disco.

En el apartado electrónico, además del ABS, hay que hablar del control de tracción ASC y una toma de corriente de 12 V. Como hemos mencionado previamente, nuestra unidad cuenta con algunos extras opcionales como el paquete Confort (puños y asiento calefactables), las luces LED con luz diurna y, por supuesto, el sistema de conectividad Connected Ride con la pantalla TFT navegable mediante la rueda insertada en el puño izquierdo, común en los modelos BMW con estas funcionalidades.

Una de las características que la marca quiere destacar más del BMW C 400 X es el denominado Flexcase, un hueco bajo el asiento extensible sólo en parado en el que guardar un casco integral. A éste se suman espacios en sendas guanteras en la parte del escudo.

Ver más

Cómo va el scooter BMW C 400 X

Cuando pretendemos subirnos al BMW C 400 X, nos damos cuenta de que las dimensiones de este scooter 400 han sido muy restringidas por algunos condicionantes. La buena protección de la carrocería que envuelve en la parte de abajo junto a la columna central hace que quede un espacio quizá demasiado justo para alguien de más de 175 cm de altura y con un número de pie muy grande. En cualquier caso, en el hueco para los pies puedes utilizar también el espacio adelantado para alargar las piernas en trayectos largos e ir más relajado. Bajamos al suelo el scooter con ímpetu (viene de serie con pata de cabra lateral y caballete central) y ya sentimos su suavidad general. El asiento es cómodo y, debido a la diferencia de altura con el espacio del pasajero, puedes acoplarte bien. Al echar los pies al suelo, nos damos cuenta de la gran anchura del conjunto, algo que notarán los acompañantes al intentar subirse al scooter (disponen de estriberas abatibles).

Nos ponemos en marcha con la maravillosa llave sin contacto (guardada en nuestro bolsillo) y sentimos que a pesar de su aspecto tosco, el BMW C 400 X se maneja con fluidez entre el tráfico. En el primer cuarto de puño todo es suavidad, pero cuando necesitas contundencia en el gas, aprietas y el motor empuja con intensidad. Además, gracias al control de tracción ASC, puedes acelerar sin miedo a que la rueda trasera patine. En carretera abierta se comporta también con prestaciones sobradas para afrontar una ruta o un viaje, con recuperaciones suficientes y una velocidad punta bastante por encima de los límites legales. Las suspensiones KYB funcionan de sobresaliente, muy estables sobre todo en curvas rápidas y cambios de dirección. A la hora de frenar, el sistema aportado por ByBre (marca de Brembo) también ejerce su función con sobresaliente. El ABS de Continental es sólo intrusivo cuando lo requiere sin molestar en otras situaciones más convencionales. Tanto el apartado de frenada como de amortiguación cuentan con un tacto general un tanto duro, comprensible por su intención deportiva, pero no ha llegado a parecernos demasiado duro para su uso urbano.

A la marca le gusta poner el foco en su sistema FlexCase, es decir, el hueco bajo el asiento extensible para poder guardar un casco integral y un casco jet. Reconocemos que es ingenioso, pero, a la vez, creemos que precisamente aquí está una de sus principales debilidades, ya que sólo podemos utilizar este espacio extra en parado. De hecho, si intentamos arrancar, el scooter no nos deja y nos avisa de que el sistema está siendo utilizado (o que no está bien enganchado al recogerlo). Creemos que un scooter de este nivel debería disponer de un espacio más holgado, aunque es verdad que es suficiente para guardar en marcha una pequeña cartera o mochila además de algunos otros objetos de tamaño pequeño.

Ver más

BMW C 400 X con Connected Ride

Lo que sí nos ha encantado es su pantalla TFT a color de 6,5″. El sistema Connected Ride es la funcionalidad de conectividad y nos permite conectar nuestro teléfono móvil inteligente con el scooter mediante una app. Navegando por la pantalla con la típica rueda del puño izquierdo accedemos diferentes menús del teléfono o de música. También podemos hacer uso del navegador que nos indica con flechas la dirección de nuestro destino. También podemos personalizar la cantidad de información mostrada en pantalla o incluso una opción con las revoluciones del motor que nos ha gustado mucho. El Connected Ride forma parte del equipamiento opcional, por lo que al precio del BMW C 400 X hay que sumarle 656 €. ¿Merece la pena? En nuestra opinión, cuando estamos hablando de un scooter de este nivel, creemos que a su usuario no le supone un gran desembolso para tener una funcionalidad muy atractiva y cada vez más valorada por el usuario.

 

Ver más

BMW C 400 X con plan Select: ¡Posibilidades de financiación!

El BMW C 400 X tiene un precio de 6.850 €, pero para valorar su desembolso no puedes olvidarte del famoso plan de financiación Select de BMW Motorrad.

A día de hoy, puedes comenzar a financiar la compra de este scooter 400 sin entrada y desde 99 € al mes y puedes aprovechar ofertas como actualmente el Connected Ride de regalo. ¡En cualquier momento, puedes pedir un presupuesto personalizado a continuación!

 

Solicita aquí un presupuesto personalizado del BMW C 400 X

Conclusión y opiniones del BMW C 400 X

El BMW C 400 X me ha parecido un scooter 400 que está a la altura de lo esperado en un producto de los bávaros. Su manejabilidad y prestaciones hacen que te puedas plantear igualmente tu día a día como salir a carretera. Además, su actitud deportiva en ciertos detalles que hemos visto no hace descabellado pensar en una herramienta para divertirnos en nuestras salidas al extrarradio. Los acabados de calidad y, sobre todo, el sistema Connected Ride con sus opciones de conectividad y la pantalla TFT elevan el nivel del segmento. Con ciertas mejoras en la ergonomía para gente un poco más alta y una mayor capacidad de carga bajo el asiento ahorrándose el sistema FlexCase, la propuesta alemana sería aún más el objeto de culto indiscutible de muchos usuarios amantes de esta cilindrada. Mientras tanto, sigue siendo una de las grandes opciones por precio (¡y su financiación!) y el resto del conjunto para los que quieren un scooter 400 funcional, solvente en prestaciones y con gran estilo.

Galería de fotos del BMW C 400 X

Acción

Detalles

Vídeo BMW C 400 X