El futuro gobierno impulsaría prohibir la venta de vehículos de segunda mano de combustión

Un documento sobre la mesa con el que negocian PSOE y Unidas Podemos de cara a la investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno apunta a prohibir la venta de vehículos de segunda mano de combustión a partir del año 2040.


Los españoles estamos un poco hartos de la inacción política en la que estamos estancados desde hace meses. Por unos o por otros (ahí no nos metemos), el país está inmerso en una parálisis vestida de 'gobierno en funciones' y que aún no sabemos si desembocará en unas nuevas elecciones. Otra de las posibilidades es la de que el PSOE y Unidas Podemos se lleguen a entender y Pedro Sánchez obtenga el apoyo del partido de Pablo Iglesias para ser embestido como presidente del Gobierno.

De los contactos entre ambos partidos, se ha publicado un documento realizado por el PSOE para llegar a un acuerdo programático con Podemos en el que nos ha llamado la atención el punto 256: «Prohibiremos a partir de 2040 la venta en España de turismos y vehículos comerciales ligeros con emisiones directas de dióxido de carbono, excluidos los matriculados como vehículos históricos, siempre que se destinen a usos no comerciales».

A la idea del adiós a los vehículos de gasolina en ese mismo año, ahora hay que añadir la prohibición de venderlos una vez usados a no ser que sea un vehículo matriculado como histórico. Desde el sector del automóvil y de los concesionarios lo ven con recelo. Faconauto ha salido al paso afirmando que es «una irresponsabilidad», en palabras de su presidente, Gerardo Pérez. Es verdad que a la vez existen otros puntos donde se busca potenciar la electrificación del parque automovilístico, pero sin medidas concretas.

En el documento no se menciona explícitamente a las motocicletas o a los ciclomotores, pero a nadie se le escapa que los vehículos de dos y tres ruedas de gasolina podrían estar en esta 'lista negra' o al menos entrar poco tiempo después.

¿Qué opinas al respecto?