El Príncipe Guillermo probó la nueva Triumph Tiger 1200

El Príncipe Guillermo ha visitado las instalaciones de Triumph en Hinckley e incluso pudo probar la nueva Triumph Tiger 1200.


El Príncipe Guillermo de Inglaterra ha sido un invitado de lujo de las instalaciones de Triumph en la localidad de Hinckley. El Duque de Cambridge ha podido conocer de primera mano el nuevo taller de pintura, además de todas las instalaciones de la fábrica o el nuevo Visitor Experience Centre abierto al público hace unos meses. El CEO de Triumph, Nick Bloor, ha hecho de anfitrión y mostró su alegría, ya que «fue un placer dar la bienvenida a S.A.R a Hinckley. Gracias a la dedicación y el arduo trabajo de todos en Triumph, nuestro negocio de exportación sigue creciendo y nuestro excelente equipo de ingenieros de diseño en el que hemos invertido tanto en los últimos años, está produciendo una gama de motocicletas emocionantes que capturan la imaginación de los motoristas de todo el mundo».

Para conmemorar la visita real, el príncipe desveló un depósito de gasolina pintado a mano in situ por uno de los pintores de la marca con un diseño de la bandera del Reino Unido. Pero el príncipe William no pudo resistirse a su pasión por las motos y pudo subirse y probar una nueva Triumph Tiger 1200.

Sin duda, se trata de una visita que respalda el trabajo de Triumph, una marca que cuenta con 900 empleados en Reino Unido y produce, junto a otras plantas de Tailandia, unas 67.000 motos cada año.

Motos Triumph