El equipo de Jorge Martín se ha presentado en Baréin

Nueva etapa y nuevos colores para el Prima Pramac Racing, que se ha presentado en Baréin, en la previa del inicio del Mundial de F1. Morado, rojo y negro, la combinación de las Ducati GP24 de Jorge Martín y Franco Morbidelli.


A menos de 24 horas para que comience el Mundial de Fórmula 1 en Baréin, el circuito de Shakir ha sido el escenario escogido para la última presentación de MotoGP 2024, la del Prima Pramac Racing.

La buena relación entre Paolo Campinoti, dueño del equipo italiano, y Stefano Domenicali, Presidente y CEO de la Fórmula 1, ha hecho posible que el Prima Pramac Racing realizase su puesta de largo en Baréin como uno de los eventos previos a la disputa del primer Gran Premio de F1.

El que fuera el mejor equipo de MotoGP 2023 ha desvelado su novedosa imagen para esta temporada, que comenzará la próxima semana en el GP de Qatar. Y es que el Prima Pramac Racing ha sido uno de los equipos que más ha cambiado de decoración de cara a la próxima temporada, desvelando una combinación de morado, rojo y negro en las Ducati Desmosedici GP24 de Jorge Martín y Franco Morbidelli, con el morado como color principal.

Martín y Pramac, a por el último escalón


Los dos pilotos han aparecido sobre sus Desmosedici GP24 sobre la recta del circuito de Shakir, donde han sorprendido con los nuevos colores del equipo. En la presentación también ha estado Gigi Dall'Igna, CEO de Ducati Corse, que deja claro que las opciones del Pramac vuelven a ser máximas este año: «Las expectativas vuelven a ser ganar el mayor número de carreras y el título, y en los test ya demostraron que hay un gran nivel», dijo el gran baluarte técnico de Ducati, cuya GP24 ha comenzado con muy buen pie.

Jorge Martín, vigente subcampeón de MotoGP, hablaba sobre el «gran cambio de los colores» y una decoración que «es mejor y más agresiva, y espero que en pista también lo seamos», decía el madrileño, que afronta el 2024 con el objetivo de «mejorar el segundo puesto del año pasado».

Por su parte, Franco Morbidelli debuta con Pramac y con la mejor moto de la parrilla después de haber vivido unas tres últimas temporadas tormentosas con Yamaha. El que fuera subcampeón de MotoGP en 2020 espera recuperar la competitividad y la confianza, aunque no lo tendrá fácil tras no haber hecho pretemporada este año, ya que una durísima caída en Portimao en un test privado le dejó sin test de Sepang y Qatar. «Llego de una gran lesión y aún necesito tiempo, pero espero recuperarme lo antes posible. Este año es una gran oportunidad para mí después de dos temporadas difíciles», comentaba el italiano.