Recado de Antonio Brufau, presidente de la empresa española

Antonio Brufau, presidente de Repsol, no dudó en hablar sobre la caída de las audiencias de MotoGP en los últimos años en su discurso al recoger el Casco de Oro de la RFME.


La RFME celebró ayer la tradicional entrega de premios a los Campeones del Mundo españoles de 2018. La gala, que tuvo lugar en el Casino de Madrid, reunió a todos los campeones y campeonas de nuestro motociclismo, que recibieron un merecido homenaje tras los éxitos cosechados la pasada temporada.

Pero no fueron los únicos homenajeados; también recibió el suyo el expiloto de trial Albert Cabestany por su dilatada trayectoria deportiva a la que puso fin el curso pasado y se entregó, un año más, el Casco de Oro de la Real Federación Motociclista Española. En esta ocasión, el encargado de recibir este galardón fue Antonio Brufau, presidente de Repsol, por el apoyo y compromiso que la empresa española ha mantenido con el motociclismo durante los últimos 50 años.

«En primer lugar, quiero agradecer a la RFME el reconocimiento a Repsol; no a mi persona, a Repsol y a todo el equipo. Son 50 años de vinculación con el mundo del motor, 25 con el Repsol Honda Team. Nosotros nos sentimos muy orgullosos y está en nuestro ADN participar con todos vosotros en el desarrollo de esta actividad del motor en general. Nosotros vemos nuestra vinculación con las motos y una vinculación con la tecnología, pero por encima de todo una vinculación con la juventud y con el saber hacer, con la deportividad, que es lo que yo pido de alguna forma a todos los pilotos que llevan nuestro logo, nuestro nombre», comenzó expresando el presidente de Repsol en su discurso.

No en vano, Brufau tenía un recado guardado en su discurso, en el que no dejó pasar por alto la caída de las audiencias de MotoGP en España desde que la emisión del campeonato no se realiza en abierto. Dicha mención a la caída de audiencias la hizo con Carmelo Ezpeleta a sólo unos centímetros, puesto que fue el propio CEO de Dorna Sports quien le entregó el galardón.

«No me gustaría olvidarme de una cosa importante, que es el público. El público es que el hace este negocio, esta actividad. Y lamentablemente -ya lo hemos comentado con los organizadores-, vemos que la audiencia que sigue las carreras, por razones de una u otra índole, tiene menor profusión», empezó diciendo Brufau, antes de poner un claro ejemplo de uno de los mayores picos de audiencia de la historia del motociclismo en España:

«Recuerdo en 2015, en Valencia, cuando nos estábamos peleando para ver quién era el campeón, que creo que hubo seis millones de espectadores siguiendo las motos. Esto es lo que hace grande el deporte, y por tanto deberíamos tener siempre la idea como imagen que el público es lo que nos va a hacer grandes a todos. No nos olvidemos de ellos», concluyó el máximo responsable de Repsol.