Presentado el ‘Dream Team’ del Repsol Honda para MotoGP 2019

El Repsol Honda Team 2019 se ha presentado este miércoles en Madrid. El nuevo ‘Dream Team’ con Marc Márquez y Jorge Lorenzo ya está en marcha.


No era una presentación más. Era algo que se intuía nada más pisar el Campus Repsol en la mañana de este miércoles, 23 de enero de 2019, una fecha que será recordada como la de la puesta de largo de uno de los proyectos más potentes de todos los tiempos en el Mundial de MotoGP. La sede de la petrolera española en Madrid se ha vestido de gala para celebrar el 25º aniversario de la unión entre Repsol y HRC en la categoría reina, y también para desvelar oficialmente el nuevo proyecto con una dupla que reúne nada meos que ocho títulos mundiales de MotoGP, los cinco de Marc Márquez y los tres de Jorge Lorenzo. En total, contando categorías pequeñas, 12 coronas mundialistas.

El acto, previsto para las 10:30h, arrancó con media hora de demora en un Auditorio del Campus Repsol que estaba a rebosar. La periodista Izaskun Ruiz condujo un acto en el que Antonio Brufau por parte de Repsol y Tetsuhiro Kuwata por parte de Honda fueron los primeros en tomar la palabra para ensalzar la exitosa unión entre ambas partes que arrancó allá por el mes de febrero de 1995.

Después llegó el momento más esperado. Después de una carrera ‘espacio-temporal’ narrada por Ernest Riveras entre Márquez, Lorenzo, Doohan y Crivillé, se destapó definitivamente lo que todos queríamos ver: Marc Márquez y Jorge Lorenzo con las nuevas Honda RC213V 2019 y la primera imagen del #99 impreso en el frontal del carenado. Ambos aparecieron escoltados por Crivillé y Doohan, ataviados también con los mismos colores para la ocasión, con las motos de 1998 de Doohan y la NSR 500 con la que Crivillé ganó el título de la categoría reina en 1999.

Márquez: «¿Por qué cambiar si estoy en el equipo de mis sueños?»


Marc Márquez tomó la palabra para comentar su vinculación con Repsol, marca que lleva más de una década apoyándole, en los últimos seis años en MotoGP, donde ya atesora cinco títulos: «Formar parte de la familia Repsol es un privilegio. Tus ídolos han pasado por ese equipo, siempre querías estar allí. Tuve el privilegio de empezar a colaborar con ellos desde el Campeonato de España, y luego ya en el Mundial hemos ido de la mano. Hace 25 años yo era un bebé. Estar al lado de estos grandes campeones es un privilegio. Estaba en Moto2 y ya quería estar en el equipo Repsol, lo tenía muy claro. Ese era mi sueño. Los periodistas siempre preguntan por cambiar de equipo… ¿Por qué cambiar? Estoy en el equipo de mis sueños. Espero que consigamos los objetivos que nos marcamos a principio de año», decía Márquez.

«Fue una operación un poco complicada, lo he pasado mal y hubo días en los que dolía mucho. Pero ya estamos en el camino y el objetivo sobre todo es llegar bien a la primera carrera, en Qatar», añadía el de Cervera sobre la operación en su hombro izquierdo a la que fue sometido el pasado mes de diciembre.

«Estar en este equipo significa luchar por victorias, podios y por el título, si no es un fracaso. El Dream Team está si llegas a final de año», zanjaba Márquez.

Lorenzo: «Estar aquí es otro nivel»


Como un ‘niño con zapatos nuevos’, así se mostraba Jorge Lorenzo en su primer día con el mono del Repsol Honda, un mono que tuvo que cortarse para que pudiese entrar su mano izquierda, operada hace sólo dos días tras romperse el escafoides. El balear se mostraba muy contento iniciando esta nueva andadura: «Estoy encantado. Me sientan bien estos colores, son bonitos y demuestran mucha historia, una historia espectacular la que tiene este equipo. Por resumirlo todo, es otro nivel. He tenido la suerte de estar en otros equipos con mucha historia y muy ganadores, pero estar en el Repsol Honda es otro nivel. Si hablamos del tema técnico; cuando llegué a Valencia y vi a tanta gente en el box escuchando… Estar en este equipo es uno de los sueños de cualquier piloto; quizá lo he cumplido tarde, porque tengo 31 años, pero también mucha experiencia. La confianza que ha puesto Honda para traerme al equipo es una presión, pero no es lo mismo la presión que uno tiene cuando llega al Mundial con 15-16 años, que cuando uno ha conseguido ciertos resultados, es Campeón del Mundo y ve las cosas de otra manera. Voy a intentar que la confianza que han demostrado en mí se vea recompensada con resultados».

Sobre la operación que le impedirá estar en los test de Sepang y que le mantendrá cerca de un mes inactivo, Lorenzo comentaba lo siguiente: «Me hubiese gustado que no me cortasen el mono. Las cosas van como van. Esperaba no lesionarme con esa moto hace tres días, pero tienes que afrontarlo pensando en positivo. Dicen que es un hueso complicado, de los peores que uno se puede romper, pero hay unas tecnologías muy avanzadas y hoy en día se pone un clavo en medio del hueso y recupera mucho antes».