GP de Portugal en Portimao: un quiero y no puedo

El trazado portugués tiene intención de albergar una cita del Mundial de MotoGP en 2019, tratando de aprovechar que el nuevo circuito de KymiRing (Finlandia) parece que está afrontando algunas dificultades financieras. No obstante, la idea no ha cuajado para el promotor del campeonato.



El Mundial de MotoGP 2018 se convertirá en la temporada con más carreras de toda la historia, con un total de 19 citas debido a la llegada del trazado de Buriram (Tailandia); mientras que todo indica que en 2019 se irá un paso más allá, alcanzando el límite de 20 carreras con la inclusión del nuevo circuito de KymiRing, en Finlandia. Este trazado ya está en construcción y se anunció hace unos meses que llegaría al calendario en el verano de 2019, pero al parecer existen algunos problemas de financiación en su construcción, tal y como informa el portal ‘Speedweek’.

Ante esta situación, hay un trazado que ha comenzado a mover hilos para ganarse un puesto en el Mundial de MotoGP. Se trata del Autodromo Internacional do Algarve (Portimao), cuyos mandatarios han manifestado su intención de albergar una cita del Grand Circus dentro de dos temporadas. Miguel Praia, uno de los máximos responsables de la dirección del trazado portugués, confirmó que se pondrían en contacto con Dorna Sports para negociar la posibilidad de llegar a MotoGP.

Recordemos que Portimao es uno de los circuitos más concurridos en la historia reciente del Mundial de Superbike, certamen al que llegó en 2008 y en el que, a excepción de 2016, siempre han acogido una cita. También estuvieron presentes en el calendario del FIM CEV de 2014 a 2016. Portugal lleva fuera del Mundial de MotoGP desde 2012, último año en el que Estoril formó parte de la nómina de trazados del campeonato.

«No hay posibilidades para Portimao»


Según adelanta ‘Speedweek’, esa es la respuesta de Dorna a la posibilidad de que Portimao entre en MotoGP. Hay varios argumentos que juegan en contra de la pista lusa, como es el hecho de las complicaciones económicas que han tenido en su historia reciente y que ponen en entredicho la viabilidad para albergar una carrera de MotoGP, cuyo canon es muy superior.

Por otro lado, el hecho de que entre Italia -Misano y Mugello- y España -Jerez, Montmeló, Aragón y Valencia- se repartan seis de las citas europeas no ayuda a que entre un trazado como el luso, que ampliaría la nómina de pistas en la Península a cinco. Con la más que posible llegada de Finlandia y la intención de que entre Indonesia en el futuro, queda claro que las intenciones del promotor del campeonato pasan por expandir la disputa del certamen en nuevos mercados emergentes.

Así pues, pese a las intenciones que existen desde el Autodromo Internacional do Algarve, parece que las posibilidades de ver al Mundial de MotoGP en su montaña rusa de 4.6 kilómetros es, a día de hoy, un sueño lejano de cumplirse.