Primera parte de la entrevista a Kevin Schwantz
«Sólo volveré a competir si tengo la certeza de que vamos a ir a por la victoria»

 

Sólo volveré a competir si tengo la certeza de que vamos a ir a por la victoria. Parece mentira que esta contundente afirmación proceda de un hombre de 51 años, pero así de tajante fue Kevin Schwantz cuando le pregunté sobre sus planes de futuro el mismo día que había dejado la cincuentena atrás.

El paso del World GP Bike Legends por Jerez fue para nosotros la excusa perfecta para citarnos con uno de los pilotos más grandes de la historia de este deporte y, tras aceptar un pedazo de la tarta con la que celebró su cumpleaños, comenzamos una larga charla en el “ovni” del Circuito de Jerez en la que hablamos de una carrera deportiva de leyenda que aún no da por finalizada.

Tras participar dos años consecutivos en las 8h de Suzuka, Kevin no descarta volver a hacerlo, pero ante todo ha de tener las garantías necesarias para saber que peleará por la victoria.

 

Antes de nada, felicidades. Celebrar tu cumpleaños rodando con tu Suzuki RGV 500 cc en el Circuito de Jerez parece ser una buena forma de festejarlo, ¿no?

Sí, es algo bonito. En los últimos años he podido rodar con esta moto, que ya es muy especial de por sí, pero nunca he tenido la oportunidad de rodar con otros pilotos como lo haremos este fin de semana y además lo haremos en este circuito, en el que he vivido carreras espectaculares en mis años en activo. Sí es una bonita forma de celebrar un cumpleaños.

Bueno vamos allá, empezaremos con una pregunta que ya es típica en nuestras entrevistas. ¿Cuándo y cómo llega la afición por el motociclismo a Kevin Schwantz?
Es algo que está conmigo desde que nací. Mis padres tenían una tienda de motos y gracias a eso me crié entre ellas. Siempre he estado vinculado con las motos, pero no sólo yo, sino toda mi familia, y eso me permitió empezar a montar en moto con sólo 3 años.

Kevin Schwantz - Motorbike Magazine«Me ponía el casco y dejaba de oír a profesores dando lecciones o a mis padres regañándome por no hacer mis tareas»

¿Qué recuerdas de aquellas primeras experiencias en moto?

Siempre tengo en la mente ese gesto de ponerme el casco y abrochármelo. Era algo que sucedía cuando volvía del colegio y había terminado mis tareas; entonces, en ese momento, se creaba una paz que sólo sucedía cuando me ponía el casco… Dejaba de oír a profesores dando lecciones o a mis padres regañándome por no hacer mis tareas.
Pero es algo  que aún hoy sigue pasándome; cuando me pongo el casco todo cambia, estoy aislado, y es algo que me gusta y que me hace disfrutar de cada vez que monto en moto.

Todo el mundo conoce las batallas que tuviste con Wayne Rainey en vuestra etapa en el Campeonato del Mundo, pero ya llevabais muchos años peleando entre vosotros. ¿Cómo recuerdas aquellos años en el AMA –Cto. Americano–?
Fue una época muy bonita. Corríamos prácticamente todos los fines de semana y había muchos pilotos muy rápidos. En aquella época aprendí muchísimo; recuerdo que tuve que esforzarme un montón para poder ser más rápido que alguno de los pilotos con los que competía allí; esta etapa me hizo crecer como piloto. Realmente, siempre que montas en moto aprendes algo, y eso es algo que me reconforta. Quizá ahora ya no aprenda tanto, sino que recupero lecciones que tenía olvidadas, cosas como referencias de frenada o reacciones de la moto, pero es una sensación que te hace sentir muy bien.

Wayne Rainey, tu amigo y eterno rival, está ahora al frente del nuevo Campeonato Americano –Motoamerica–. ¿Llegarán desde esta nueva etapa pilotos norteamericanos al Mundial?
Eso espero, pero aún han de pasar varios años, yo creo que cuatro o cinco, para que podamos ver los resultados. Sea como sea, creo que será mejor que los últimos 10 años, en los que el campeonato americano ha ido cayendo en picado. Es necesario que haya implicación por parte de las marcas para que los pilotos jóvenes puedan tener apoyo y dar continuidad a sus carreras deportivas. Y para que esto suceda, hay que fortalecer la difusión de estos campeonatos.
Cuando yo di el salto al Mundial, contaba con el apoyo de Suzuki, algo que no podría haber hecho sin su respaldo.

Kevin Schwantz - Motorbike Magazine

 

En casi todas las entrevistas que he leído te han preguntado sobre si eran mejores los pilotos de antes o si las 2T eran motos más bestias que las actuales. Quiero evitar caer en estas preguntas tan típicas así que voy a enfocar la siguiente sobre las sensaciones. Kevin, ¿podrías explicarnos, de una forma que lo entienda hasta mi madre, cuáles son las diferencias entre pilotar una 2T y subirse sobre una 4T?

La gran diferencia que hay entre las MotoGP y las 500cc es que, con las motos de 4T se ha logrado ampliar el margen entre una moto muy buena y una moto mala. Es decir, en una MotoGP que no está al 100% o que la puesta a punto no es la mejor, seguirás contando con un comportamiento más neutral y podrás hacer una buena carrera.
Sin embargo las 500cc tenían toda la potencia concentrada en un rango de hasta 3.000 rpm, y esto sucedía cuando todo estaba perfecto, los carburadores bien sincronizados, temperatura ideal, suspensiones bien puestas a punto… Si no era así, el rango era aún menor.
Tener la potencia en un margen tan breve te obligaba a tener que ser muy rápido engranando marchas a la salida de las curvas, pues una vez superadas las 9.000rpm, estabas de inmediato en 10.000, 10.500, 11.000, 11.500… y podías salir por los aires antes casi sin darte cuenta. Para explicarlo de una forma que todo el mundo lo pueda entender, cuando una de estas motos no estaba bien puesta a punto, hacer una carrera era como tratar de agarrarte a un toro salvaje durante más de 40 minutos.

Jerez, Hockenheim, Suzuka… Hay muchos circuitos vinculados de una forma especial a Kevin Schwantz. No quiero que me digas cuál es tu circuito preferido, pero sí me gustaría que “construyeras” para nosotros un trazado compuesto de los tramos de circuito que más te gustan.
La larga recta del Circuito de las Américas, con esa frenada tan brusca es algo que me encanta, y a continuación, la sucesión de curvas que le sigue es también una zona muy bonita, pues permite que se produzcan adelantamientos muy bonitos; son partes del circuito a las que dedicamos un esfuerzo especial cuando trabajamos en el diseño el trazado.
Pero si tuviese que elegir una zona muy especial, una secuencia de curvas de las que ataca al corazón, te diría que las dos rápidas del último tramo en Jerez. Esas dos curvas son de las que dan verdadero miedo, pero también son las que te permiten marcar una buena diferencia con los demás pilotos.

Kevin Schwantz - Motorbike Magazine«Wayne Rainey me obligó a ser un piloto más inteligente»

Vuelvo a incorporar a Rainey a nuestra conversación. Se dice que te retiraste tras una conversación que mantuviste con él. ¿Cómo fue y qué fue lo que hablasteis?

Sí. Yo solía ser bueno en carreras en mojado, unas condiciones donde solía ganar. En una de mis últimas carreras, que fue en mojado, no hice un buen resultado y terminé en una posición que no se correspondía con el sitio donde yo debía estar.
Tras aquella carrera, de vuelta a casa, Kenny  Roberts, Wayne Rainey y yo volábamos en el mismo avión. Yo iba en turista y ellos en BUSSINES. Mientras viajábamos, Kenny se acercó y me dijo que Wayne quería hablar conmigo, así que fui a sentarme con él; me dijo que no me veía centrado, que creía que no estaba motivado y me aconsejó que me pensase bien lo que quería hacer,  porque hay ciertas cosas que suceden sin que te lo esperes.La conversación no fue muy larga, pero viéndole en su estado, aquello me dio mucho que pensar.

Dos semanas después teníamos un entrenamiento en el Circuito del Jarama y poco después una carrera en Jerez. Yo ya no acudí aquella cita…

¿Es quizá esta conversación el motivo por lo que te pusiste el casco de Wayne Rainey en las 8 horas de Suzuka de 2013?

Sí, principalmente este fue el motivo. Pero no sólo aquella conversación, también hay más cosas; Wayne era el piloto contra el que más batallas luché, y él era un piloto muy inteligente que me obligó a esforzarme mucho para tratar vencerle. Dicho de otra forma, podríamos decir que él me ayudó a ser un piloto más inteligente.

 

 

Kevin Schwantz - Motorbike MagazineMÁS SOBRE ESTA ENTREVISTA, EN EL NÚMERO 7 DE MOTORBIKE MAGAZINE

Esta es solo la primera parte de la entrevista a Kevin Schwantz que encontrarás completa en el número 7 de Motorbike Magazine. Puedes verla entera y disfrutar del resto de contenidos de #MBK07 en cualquiera de estas plataformas :iPad, Android o en versión PC. Y además, ¡100% gratis!

-iPadhttp://www.mbkmag.es/ipad
-Androidhttp://www.mbkmag.es/android
-PChttp://www.mbkmag.es/pc