En esta segunda parte de la entrevista con Jordi Torres repasamos con él su llegada al Mundial de Moto2 como piloto permanente y el desarrollo de una complicada temporada 2014. Escuchándole, es fácil entender que su salida del Mundial de Moto2 le  deja un mal sabor de boca; han peleado mucho y muy duro como para tener que abandonar el Grand Circus, pero Jordi ahora sólo piensa en sus nuevos retos.

Por Jordi Torres - Parte II

© Juan Carlos González

 

«En 2012 logré el segundo título del CEV y conseguimos muy buenos resultados en el Mundial, pero aun así en 2013 estuve a punto de no correr con el Team Aspar»

«El segundo año en el equipo LaGlisse ganamos casi todas las carreras y el Team Aspar me volvió a brindar la oportunidad de correr en el Mundial varias carreras tras la marcha de Elías. En esa temporada llegaron resultados buenos y la evolución había sido notable, pero aun así en 2013 estuve a punto de no correr con el Team Aspar porque había otras opciones para el equipo y estuvo todo en el aire hasta que empezaron los primeros entrenamientos de la temporada».

«Cuando llegas al Mundial hay muchas cosas que se vienen abajo»
«En 2013 afrontaba mi primer año completo en el Mundial y lo hacía con más ganas que nunca. Cumples tu sueño de estar allí, pero sí que es cierto que cuando llegas al campeonato hay muchas cosas que se vienen abajo y otras que las entiendes forma de diferente. Por un lado, desmitificas a muchos pilotos que cuando los veías por la tele te parecían casi súper-hombres y cuando tratas con ellos ves que son personas normales, algunos más simpáticos, otros más serios, pero no son diferentes a ti o a mí. Por otro lado, te das cuenta de que en el Mundial hay muchísimos intereses, muchos de ellos que nada tienen que ver con las motos o con el deporte, pero con el tiempo acabas entendiendo que esto funciona así y que en cierta manera son necesarios».

«En 2013 Nico quedó por delante de mí; fue un gran año, pero yo no estaba del todo contento...»
«Ese pique sano que teníamos entre Nico Terol y yo en 2013 nos ayudó bastante a los dos y nos hizo mejorar, y de ahí quizá los buenos resultados que conseguimos ambos. No fue malo ese año, pero como Nico había quedado por delante de mí yo no estaba del todo contento. Pero creo que eso es muy bueno y de hecho llegamos a 2014 trabajando los dos al máximo y muy motivados».

La de Jordi es una historia de superación y sacrificio. Ha llegado donde está por méritos propios

«Llegamos a Qatar y los resultados no fueron buenos. No entendíamos nada»
«En los IRTA de Jerez las cosas ya empezaron a ir mal. Yo tuve una caída fuerte y me hice un poco de daño, nada grave, pero al día siguiente Nico también tuvo una caída fea. Llegamos a Qatar y los resultados tampoco fueron buenos; no entendíamos nada, la moto no iba del todo fina y no sabíamos si eran problemas con el chasis nuevo o había algo que no estábamos haciendo igual. Nico decidió volver al chasis de 2013 para la siguiente carrera mientras que yo continué con el mismo, pero los resultados seguían sin salir».

«Fue frustrante no saber qué estaba pasando»
«Durante las tres primeras carreras no nos estábamos enterando de lo que estaba pasando, incluso nosotros mismos estábamos sorprendidos. Teníamos todas las expectativas para estar delante; ya conocíamos la moto, habíamos confiado en Suter, teníamos el mismo material... en definitiva, teníamos todo para dar continuidad a los podios que logramos al final de 2013, por lo que aquel comienzo de temporada fue frustrante, tanto para Nico y yo como para todos los componentes del equipo».

«Después del GP de España fuimos a entrenar a Valencia y allí rodamos a ritmo de récord. Sin embargo, llegamos a Le Mans, y más de lo mismo»
«La situación nos obligó a hacer un receso; fuimos a entrenar a Valencia con nuestras motos y con unos neumáticos que el equipo tenía de los últimos entrenamientos de 2013. Allí, tanto Nico como yo, rodamos en tiempo de récord, más rápido incluso que en 2013, cuando ambos terminamos en el podio. Estuvimos los dos días trabajando muy bien en Valencia, había buen feeling y volvíamos a estar muy motivados, pero llegamos a la siguiente carrera, en Le Mans, y volvieron a aparecer los mismos problemas. No lo conseguíamos entender”.

Por Jordi Torres - Parte II

© Juan Carlos González

 

«En Motorland pude comprenderlo todo»
«Yo lo comprendí todo cuando llegamos a Motorland, muy pasada la temporada y en un momento en el que estábamos ya muy atrás. En Aragón he corrido muchas veces, por lo que hablé con mi jefe de mecánicos y le pedí que saliésemos a pista con la misma moto y la misma puesta a punto que en 2013. Aun así, la moto se comportaba de una forma muy diferente, notaba que iba muy lento en el paso por curva y que había algo en el tren delantero que no funcionaba. Nos insistían en que el neumático delantero era igual que el del año anterior, pero yo estoy seguro de que no era así».

«Aun así, nos volvimos todos locos buscando la solución, pero no la encontramos»
«Esos problemas los arrastramos hasta final de año sin poder ponerle remedio. Nico y yo tuvimos a principio de temporada muchas reuniones, y ambos esperábamos volver a estar delante cuando solucionásemos “eso” que nos impedía hacer mejores resultados. Nos volvimos todos locos buscando la solución, pero no dimos con “eso”».

«Aegerter y Zarco cambiaron a WP mientras que Luthi hizo cambios en el chasis»
«A principio de año las Suter no estaban funcionando; Aegerter y Zarco hicieron el cambio de suspensiones a WP y a ambos les fue bien mientras que el equipo de Luthi hizo una inversión para mejorar el chasis. Nosotros, por contrato del equipo, no pudimos cambiar de suspensiones; tampoco se hicieron cambios en el chasis ni más entrenamientos privados, por lo que se nos acababan las posibilidades».

«Yo no me desmoralizo ni aunque me caiga un torpedo encima»

«Sí que es verdad que después de tanto trabajo, que no salgan los resultados… A mí no me ha desmoralizado porque no me desmoraliza ni aunque me caiga un torpedo encima, pero sí que te hace pensar que quizá no eres tan bueno como pensabas. Pero sólo lo piensas durante un momento, porque luego tú sabes que estás trabajando tanto o más que el año anterior, y que en este tiempo has mejorado como piloto. A fin de cuentas, sólo hay que pensar que el equipo ha acabado echando el cierre; por desgracia nos ha tocado vivir una temporada muy complicada, pero todos hemos dado el 200% para estar donde nos correspondía».

Por Jordi Torres - Parte IIISI LAS DOS PRIMERAS PARTES DE LA ENTREVISTA TE HAN PARECIDO INTERESANTES, NO TE PIERDAS LA ÚLTIMA [Click aquí]

 

 

Deja una respuesta

Volver a la home