Nuevo comunicado de la candidatura de Manuel Casado

La polémica sobre las elecciones a la Presidencia de la RFME continúa. El proceso electoral sigue parado y la oposición a la candidatura de Ángel Viladoms, encabezada por Manuel Casado, ha emitido un nuevo comunicado dando su versión sobre la situación que se vive actualmente.



Una vez acabada la temporada 2016 en todos los campeonatos nacionales, las elecciones para la Presidencia de la RFME se ha convertido en el culebrón del parón invernal en lo que respecta al motociclismo nacional. Ya os informamos en las últimas semanas de la amenaza de 12 de las 18 federaciones de no albergar ningún certamen el próximo año si no se solucionaba la paralización del proceso electoral, unas acusaciones a las que Ángel Viladoms respondió en un comunicado.

Viladoms, actual presidente en funciones y presidente de la Comisión Gestora, cuenta con la oposición de la candidatura que encabeza Manuel Casado, quien se llevó la victoria en las urnas durante las pasadas elecciones a la Presidencia de la RFME. Sin embargo, el proceso está parado después de una denuncia de Viladoms que fue admitida a trámite por el Juzgado de Instrucción número 12 de Valencia, lo que podría bloquear la situación en un periodo de hasta tres años.

Según el comunicado emitido por la candidatura de Manuel Casado, Viladoms continúa cobrando los 86.000 euros anuales que corresponderían al presidente electo, a pesar de que actualmente es el presidente en funciones, algo que iría en contra del artículo 64 de los estatutos de la RFME, que recogen que «la remuneración del Presidente concluirá con el fin de su mandato, no pudiéndose extender más allá de la duración del mismo».

Pero hay más en el comunicado de la candidatura de Casado, quien ganó en las urnas por una amplia mayoría –297 votos a favor contra 71 de Viladoms-. La nota afirma que el actual presidente en funciones tiene la intención de seguir ejerciendo el poder al frente de la RFME y que así dilataría aún más un proceso electoral que ya debería haberse dilucidado el pasado 3 de diciembre.

Ante esta situación, algunos miembros de la Comisión Gestora de la Real Federación Motociclista Española han recurrido este miércoles ante el Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) y ante el Consejo Superior de Deportes (CSD) para poner freno a estas decisiones. El culebrón sigue su curso y la RFME continúa sin tener un presidente electo, una situación perjudicial y delicada para el motociclismo español.