Deportividad de Pol Espargaró tras su primer podio en seco con la KTM

Tras pelear por la victoria hasta la última curva con Jack Miller, en un duelo que le abrió las puertas del triunfo a Miguel Oliveira, Pol Espargaró reconocía que el verdadero merecedor del triunfo en el GP de Estiria era Joan Mir, que estaba liderando con claridad antes de la bandera roja.


Una vez más, Pol Espargaró se vuelve a quedar con la miel en los labios. El piloto de KTM ha acariciado la victoria en Austria, en una carrera loca dividida en dos partes tras el accidente de Maverick Viñales, que se quedó sin frenos y se tuvo que tirar de la Yamaha.

Después de tener problemas en la primera parte de la carrera, en la que estaba cuarto y muy lejos de Mir, en la reanudación Espargaró sí que ha podido replicar el ritmo mostrado en entrenamientos y ha podido luchar por la victoria en esa manga al sprint de sólo 12 vueltas. El de Granollers ha liderado durante cinco vueltas y ha llegado a la última en cabeza, pero ahí ha mantenido un intenso duelo con Jack Miller del que ha salido victorioso Miguel Oliveira, ya que tanto Miller como Pol se han colado en la última curva.

No obstante, Espargaró ha acabado tercero, sumando su primer podio en seco con la KTM. Así explicaba el emocionante desenlace que ha acabado con el triunfo de Oliveira: «Este tipo de carreras son como Moto3, es prácticamente imposible decir quién va a ganar. Además, así es como debe ser, es divertido y así es como la gente se divierte en casa. En la última curva quería bloquear a Miller, pero sabía que esa pequeña potencia que tienen acelerando le hubiera sido completamente suficiente para estar emparejados. Ha entrado muy deprisa, yo tendría que haber frenado un poco más y me he ido largo, y Miguel ha aprovechado el hueco para ganar. En estas condiciones cualquiera puede ganar; nos hemos jugado la victoria y hemos perdido, pero así son las carreras».

Espargaró reconocía en DAZN que no era consciente de que Oliveira estaba tan cerca: «No tenía ni idea. Es que no sabía cuántas vueltas llevábamos y no sabía cuántos pilotos éramos en el grupo. Yo sólo quería tirar, porque mi ritmo era bueno; estaba haciendo 1:24 muy bajos, incluso algún 1:23 alto y eso era un ritmo muy bueno. Pensaba que no sería Miller, porque justo cuando le he adelantado he visto que tenía problemas con el tren delantero y pensaba que no aguantaría. Pero ha aguantado muy bien, más que bien».

Su sensaciones entre la primera carrera (iba cuarto y muy lejos de Mir antes de la bandera roja) y la segunda han sido dispares: «No sé por qué, pero en la primera carrera no estaba cómodo. Me iba muy largo otra vez, no podía acelerar a la salida de las curvas, no era capaz de mantener un buen ritmo y de tener un ritmo estable. En la segunda carrera ha sido totalmente opuesto. El neumático tenía mucho agarre, mucha tracción y mucho giro, y eso me ha permitido rodar más tranquilo».

Mención aparte a la deportividad del piloto de KTM, que recordaba que la victoria no la merecían ni Miller, ni Oliveira, ni él, sino un Joan Mir que estaba dominando con claridad hasta la bandera roja: «También quiero decir que hoy la carrera no nos pertenecía a ninguno de los tres, le pertenecía a Joan (Mir), que en la primera carrera no era ni mejor ni peor, era superior a todos. Estaba haciendo algo increíble, rodando 1:24 bajos cuando todos rodábamos en 1:24 medios muy justitos. Hoy, sin duda, la merecía él». La situación fue muy similar a la que él vivió la semana pasada, cuando también pararon la carrera en el momento en el que lideraba: «El fin de semana pasado nos pasó un poco de esta manera, pero es que hoy Mir tenía un punto más. Iba muy, muy rápido».

Miguel Oliveira KTM MotoGP Estiria 2020 3

El triunfo de Oliveira quitaba automáticamente las concesiones a KTM, que ya no podrá gozar de esas ventajas: «Está bien que las pierdan, pensando en el año que viene», decía Espargaró entre risas, para después poner en una balanza el gran nivel que ha alcanzado la moto austriaca: «Cuando la moto funciona, no hacen falta más ayudas. Ahora estamos en el nivel en el que están las otras motos, o al menos en estas carreras, ya veremos qué es lo que sucede en las siguientes, pero al menos estamos en una situación muy buena. Nos ha costado, pero llegar aquí nos hace estar muy contentos a todos», zanjaba en DAZN.

Luego en la rueda de prensa del podio también hablaba sobre la segunda bandera roja consecutiva en Red Bull Ring, pero lo achaca a causas diferentes: «En la primera carrera del fin de semana anterior se debió a un error humano, pero en la de hoy ha sido un problema mecánico. Se puede mejorar la seguridad en algunos puntos del circuito, pero se han parado las dos carreras por dos errores, no por nada relacionado con el circuito».

Miguel Oliveira Pol Espargaro podio KTM Austria