«Me voy sabiendo que somos de los más rápidos, pero decepcionado por los resultados»

Pol Espargaró volvió a tener muy buenas sensaciones en carrera, pero se vio lastrado por su 15ª posición de parrilla y por «dos grandes errores» en carrera. Uno de ellos, una salida de pista en plena remontada que le relegó al 13º puesto final.


El GP de Doha puso fin a un mes realmente intenso para Pol Espargaró. El nuevo piloto del Repsol Honda ha vivido en los últimos 30 días toda su pretemporada y sus dos primeros Grandes Premios con la Honda, todo ello en el mismo circuito y sin tiempo suficiente para canalizar toda la información recibida en un corto lapso de tiempo.

Espargaró acabó 13º en su segunda carrera en HRC, cinco puestos por debajo en comparación a su debut y ocho más atrás del objetivo de estar en el top 5 que se había marcado antes de empezar el fin de semana. La historia se repitió para el de Granollers: unos malos entrenamientos le llevaron atrás en parrilla (15ª plaza) y lastraron sus opciones en carrera, pero el domingo acabó siendo claramente uno de los pilotos con mejor ritmo.

El #44 sigue sin dar con la tecla conjuntamente con Honda para mejorar el 'time-attack' y eso lo pagó por partida doble durante el fin de semana. Primero el viernes, quedándose fuera del acceso directo a la Q2, y luego el sábado, no superando la repesca. En carrera estaba realizado una remontada bastante prometedora y de hecho contactó con el grupo antes del último tercio de carrera.

Rodaba décimo y optaba a acercarse a esa quinta posición que tenía como objetivo. Sin embargo, dos errores le hicieron perder posiciones. Uno de ellos, tras salirse de pista en la curva 1. Pol hizo un balance muy amplio del fin de semana, de sus satisfactorias sensaciones una vez más en carrera, del margen de mejora que tienen los sábados y del potencial que ve en la Honda los domingos. Asumió sus errores, que le impidieron pelear por un mejor resultado.

El piloto del Repsol Honda comenta que se marcha de Qatar «con muy buenas sensaciones. De ritmo hemos sido de los mejores, para luchar por ganar la carrera o estar en el podio. Lo único es que no hicimos las cosas bien el sábado. Saliendo 15º es evidente que no puedes luchar por mucho y luego he cometido dos grandes errores hoy que me han hecho perder alrededor de tres segundos y he acabado a seis segundos del primero. Debíamos estar a 2.8 del ganador al acabar la carrera y por delante de Mir, pero no ha sido así porque he cometido un par de errores que he pagado muy caros en una carrera en la que todo el mundo está muy cerca. Me voy de aquí sabiendo que somos de los más rápidos y, al mismo tiempo, me voy decepcionado por los resultados, porque creo que hubiésemos sacado mucho más de haber hecho las cosas bien el sábado y de no haber cometido estos dos errores en la carrera». 

Al igual que la semana anterior, volvió a ser la mejor Honda, pero no es ese un dato al que dé relevancia: «Que sea la primera Honda, sinceramente, no me preocupa. No es algo que busque. No intento ser el primero de Honda, intento ser el primero de todos, y eso pasa evidentemente por ser la primera Honda, pero no es algo en lo que me fije mucho».

Espargaró se vio lastrado por unos malos entrenamientos, pero en carrera su ritmo era de los más rápidos: «En este circuito las cosas nos han ido muy mal durante todo el fin de semana. Hemos hecho unos entrenamientos pésimos, en una media de estar del 12º para atrás. Pero en carrera, si miramos los ritmos, si hubiésemos salido en segunda línea, que debería ser algo normal para nosotros, habríamos luchado por ganar en las dos carreras. En mitad de carrera era tres o cuatro décimas más rápido que los pilotos que lideraban. Ellos estaban rodando en 1:55 medios y yo estaba en 1:55.1 o 1:55.2. Era mucho más rápido que ellos, pero no hemos encajado las piezas como deberíamos y he cometido dos errores muy grandes».

El piloto de Honda destaca el potencial de la RC213V. Cree que es una moto para luchar por las primeras posiciones en cada carrera, pero todo pasa por mejorar holgadamente en entrenamientos: «La moto no está mal, la moto es rápida. A pesar de estar aquí en Qatar y de que las condiciones eran malísimas, hemos sido de los pilotos más rápidos. No me preocupa, la velocidad está ahí. Somos rápidos y creo que podemos hacer una temporada brutal. Eso tiene que cambiar por los sábados, tenemos que hacer mejores resultados y si clasificamos en las posiciones de delante, estoy convencido de que lucharemos por el podio prácticamente en todas las carreras del año. Necesitamos terminar en esas primeras posiciones los sábados y tener mejores sensaciones en los entrenamientos».

Sobre cómo deja Qatar tras tantos días demasiado intensos entre test y Grandes Premios, Pol comenta que «es un conjunto de emociones muy raras. Por un lado tenemos que estar contentos, porque tenemos la velocidad suficiente para poder luchar por ganar carreras, lo cual es increíble para ser la segunda carrera y más en un circuito como Qatar, que es difícil para las Honda. Eso es algo importante y tenemos que ser conscientes de que es algo muy positivo, porque quiere decir que soy rápido con esta moto, incluso más de lo que esperaba yo. La otra cara de la moneda es que no he sido capaz de poner todas las cosas en línea. N0 he sido capaz de hacer un buen tiempo en la clasificación y no he sido capaz de hacer todas las vueltas y de adelantar a tantos pilotos sin cometer errores. Son dos errores que he pagado carísimos, en una carrera que estaba muy apretada. Me voy sabiendo que podemos ser candidatos al título si las cosas no cambian mucho, pero también sabemos que hemos perdido muchos puntos aquí. Creo que la sexta posición era muy asequible, pero es lo que hay. Ahora hay que analizar lo que hemos hecho bien y lo que hemos hecho mal, para mejorar y apretar en Portimao».

No sabe si cuando vuelva Marc Márquez en Honda conseguirán solventar, entre todos, ese problema que está teniendo los sábados; en su caso, también por inexperiencia con la moto: «No sé qué pasará cuando vuelva Marc, pero lo que sé es que la moto en carrera era una moto para luchar por el podio. El problema es que el sábado no lo era y eso es lo que nos ha afectado los dos fines de semana. Es algo que sabemos y en lo que trabajaremos para la próxima carrera. Todo lo demás es algo que tengo que solucionar yo: los dos errores que he cometido han sido míos y si no he acabado sexto o séptimo, por delante de Mir, porque he cometido dos grandes errores y porque me he salido de pista en un error de frenada que se podría haber evitado. Por tanto, creo que los errores han sido míos. La moto está al nivel y tiene potencial, incluso en un circuito en el que las cosas no suelen ir bien. Por tanto, soy positivo, pero no sé qué pasará cuando vuelva Marc».

Deja una respuesta

Volver a la home