«La KTM puede dar miedo el año que viene», dice Espargaró

Pol Espargaró, que marcha séptimo en la general tras su podio del fin de semana pasado, quiere cerrar su andadura en KTM entre los cinco primeros clasificados del campeonato.


Los resultados de las dos últimas carreras (4º en el GP de Teruel y 3º en el GP de Europa) han hecho que Pol Espargaró vuelva a subir posiciones en el Mundial. Se encuentra séptimo a sólo 19 puntos de la pelea por el subcampeonato, así que podría aspirar a cerrar el año en un muy buen puesto si mantiene esa tendencia en las dos carreras que faltan.

El piloto de KTM tiene claro que será muy difícil escalar posiciones por la diferencia y el nivel de los rivales que tiene por delante, pero asegura que un top 5 en el Mundial le dejaría muy satisfecho.

Sobre la marca austriaca, con la que sólo le quedan dos carreras, valora como una actitud «muy madura» que aún le dejen probar nuevas piezas (KTM está probando el holeshot completo en Valencia) y cree que la moto del año que viene «podría dar miedo».

Sigue probando novedades de KTM pese a que no estará con ellos la próxima temporada: «Es una posición madura por parte de KTM y por la mía. Después de cuatro años tenemos confianza absoluta entre nosotros. Me senté con Mike Leitner cuando ya pasó todo, porque obviamente al principio no era una situación cómoda, y se lo dije: "Todavía quiero conseguir los mejores resultados, no sé qué pasará el año que viene, pero este año la realidad es que la moto está teniendo un gran rendimiento y teníamos que aprovecharlo tras el duro trabajo hecho en el pasado". Mike me dijo que tendría la confianza de KTM y lo mismo que los demás. Obviamente, no tenía toda la información en los test, algo que entiendo, pero en cuanto hay algo nuevo piensan en mí para desarrollarlo y probarlo porque confían en mí, saben que no les voy a mentir y que iré hasta el límite. Tengo mucha confianza ahora y creo que estoy a un buen nivel, y es algo beneficioso para ellos y beneficioso para mí. Lo valoro mucho».

KTM podrá homologar un motor nuevo en 2021 tras la primera carrera. ¿Cree que la moto del año que viene podría dar miedo?: «Podría, pero espero que no mucho. Esta fábrica está empeñada en ganar y evidentemente todo lo que probamos, o casi todo, funciona. El dispositivo de salidas que estamos probando ahora, al igual que las otras fábricas, está funcionando bastante bien. La moto está a un nivel muy bueno. Llevo cuatro podios y dos poles, y si no hubiera pasado la bandera roja en Austria hubiéramos subido al podio también, y si no hubiera tenido el incidente con Zarco en Brno también hubiéramos estado en el podio. Eso hubieran sido seis podios en una temporada y dos poles. La moto está en un nivel brutal. ¿Es mejorable? Sí, hay muchas partes de la moto que se pueden mejorar, pero tienen ideas claras. No es como hace un par de años, que no sabían del todo por dónde iban los tiros y, por ejemplo, cuando nos faltaba grip iban un poco a ciegas. Pero ahora si falla algo saben dónde tienen que tocar y lo tienen muy claro, la moto funciona, es cada vez más rápida y el año que viene puede dar miedo. Los pilotos son rápidos, especialmente Binder, y sin duda que el año que viene van a ser un rival muy fuerte para el campeonato».

NombrePol Espargaró
Dorsal44
PaísEspaña
Ver ficha completa

Está séptimo del campeonato, a 11 puntos del quinto y del sexto, a 15 puntos del cuarto y a 19 puntos del subcampeonato. De hecho, está más cerca él del subcampeonato que Quartararo y Rins de la pelea por el título. ¿Piensa en ello como un posible objetivo?: «Si tuviéramos ahora mismo dos carreras más en Valencia, a lo mejor podría pensar en eso, pero la distancia que me separa ahora de Quartararo, que creo que son 19 puntos, es mucho para sacarle a un piloto muy rápido y a una fábrica que parece que ahora mismo esté un poco dormida pero que en cualquier momento, como se ha visto con Morbidelli, vuelven a ir rápido. Es muy complicado. Los pilotos que tengo ahora mismo delante ya son muy rápidos, con motos muy buenas y con las cosas muy claras. Ya no es escalar del 15º al 10º».

La incógnita de Portimao: «La otra duda que me queda es que aquí podemos hacer un buen resultado, parecido al del pasado domingo si todo va muy bien, pero en Portimao no tenemos ni idea. Además, el test de Dani no fue un gran test, los resultados no fueron increíbles, no fue un circuito que, a priori, se adaptase a la moto a la perfección, por lo que tengo mis dudas. Además no he rodado nunca allí, más allá de unas pocas vueltas con una moto completamente de calle. Está muy complicado, sin duda que lo voy a intentar, pero Portimao es la duda más grande que tengo. El viernes que viene al mediodía sabré si somos capaces de escalar un poco más en el campeonato o no».

El top 5 final le dejaría satisfecho: «Terminar entre los cinco primeros. Además, estamos más o menos cerca de ese puesto. Pero, lo dicho, es lo que me gustaría y lo que sería perfecto después de los pinchazos que tuvimos al principio de temporada. Sería una pasada».

Deja una respuesta

Volver a la home