Espargaró (13º), satisfecho pese a su fuerte caída

A pesar de haberse quedado fuera de la Q2 por sólo 57 milésimas y de que mañana saldrá 13º, Pol Espargaró se muestra optimista de cara a la carrera después de haber dado con la tecla en la puesta a punto durante el FP4. Precisamente en esa sesión ha sufrido una fuerte caída en la curva 7, pero el incidente no le ha dejado mal sabor de boca: «Puede sonar contradictorio, pero a pesar de la caída he llegado contento al box».


Sobre su fuerte caída en la curva 7, mismo punto en el que antes se había caído Márquez: «Estoy bien, ha sido una caída fuerte, como la de Portimao, aunque esta más rápida. Ha sido una pena de cara al entrenamiento de clasificación, porque me ha dejado en una situación bastante crítica, como el último sábado, porque ese es el momento de buscar el límite y con este tipo de caídas obviamente te cuesta un poco más en algunas curvas porque no quieres caerte otra vez, entre otras cosas porque te quedas con una moto. No he chequeado la caída de Marc, pero tiene pinta de ser bastante parecida. Hemos cambiado algo para el FP4 y me he sentido bien, venía un poco encendido al final para meterme entre los cinco primeros en los últimos minutos y estaba contento, porque estaba yendo mejor. El problema es que hemos llegado a este punto en el FP4, que ya es tarde. Pero me he sentido confiado, la moto la notaba bien y estaba sobrexcitado, y me he caído. Ahí he perdido la oportunidad de poder pasar a la Q2, porque después de una caída de estas quedarte a 50 milésimas de entrar suele querer decir que tienes el margen, de hecho, en el tiempo ideal tenía el segundo mejor crono. Pero así son las cosas. Trabajamos siempre para la carrera y finalmente hemos podido encontrar una buena puesta a punto para mañana y me siento más fuerte de lo que me esperaba esta mañana o ayer».

Causas de la caída. El extra de agarre que sentía con el neumático trasero debido a la mejora en la puesta a punto ha provocado la caída, ya que ese agarre ha empujado más el tren delantero: «Cuando hemos parado a mitad del entrenamiento no estaba cómodo, no estaba contento. Hemos hecho un cambio que creíamos que no iba a funcionar, pero que sí lo ha hecho. Eso ha provocado que tuviese más agarre y eso tiende a empujar el neumático delantero en las curvas rápidas. Venía bastante más rápido en esa vuelta, para hacer un 1:37 con neumático medio usado, y ha empujado al neumático delantero cuando no lo esperaba por ese extra de agarre que tenía detrás y se ha cerrado la dirección. No hay mucho más que decir. Es un problema que viene de una solución, de encontrar más agarre. Y como no esperaba, porque no he tenido ese agarre en todo el fin de semana, se te cierra la dirección. Bendito problema. A ver si mañana puedo dar más vueltas con esta moto, con esta puesta a punto y puedo lograr tener mejores sensaciones».

El por qué de tantas caídas en el tramo final del FP4: «Cada vez vamos más rápidos y aquí estamos todos muy, muy cerca. Entonces, para sacar una o dos décimas hay que rozar el límite. Además, aquí hay curvas muy rápidas y por las mañanas sí que el neumático blando delantero funciona muy bien, pero por la tarde el que toca es el neumático medio y es un poco más crítico en las áreas más rápidas del circuito. Es cierto que frenando te da más estabilidad que el blando, pero todo el mundo o la mayoría van a tener que utilizar en carrera el neumático medio delantero para una distancia larga de carrera. Esto conlleva que cuando tomes más riesgos en el FP4 haya más caídas».

En la cuarta sesión de libres ha dado un gran paso adelante: «Para mañana estoy mejor de lo que me pensaba. Hemos tenido problemas todo el fin de semana, pero al final en el FP4 hemos hecho un cambio en la moto que me ha hecho sentir muy bien a pesar de la caída. Creo que la caída es síntoma de un poco de sobreexcitación de la situación en la que estaba, de encontrarme bien y venía bastante rápido, para colocarme cuarto o quinto de la sesión. Me encontraba bien, pero mañana va a ser otro mundo. Tendremos que empezar de cero mañana por la mañana en el warm up, ver cómo me siento y con esas sensaciones intentar hacer una buena carrera, porque tendremos que adelantar bastante».

No le impacienta ni le preocupa el resultado (13º). Considera que haber tardado en dar con la tecla de la puesta a punto se debe a los pocos kilómetros que aún tiene con la Honda: «Los puntos los dan mañana, así que hasta mañana después de la bandera no nos vamos a rendir y creo que tenemos opciones de hacer una buena carrera. Antes del FP4 estaba preocupado, pero en esa sesión hemos encontrado algo que me ha hecho sentir mucho mejor y que me ha hecho ser más rápido en cuanto a ritmo, lo cual me hace tener confianza para mañana. Es una cosa que va a llegar. Lo que nos ha pasado hoy es síntoma de falta de pretemporada. No me encontraba a gusto con la moto y hemos cambiado una pieza que creíamos que no funcionaría para mi estilo de pilotaje, pero ha funcionado. Era una pieza que no teníamos en mente. Esto se llama probar cosas y esto se hace normalmente en los test, no en un fin de semana de carreras. Estas cosas, si hubiéramos tenido un test antes aquí o durante la pretemporada, hubiera salido con este reglaje y habría sido más sencillo. Hubiésemos estado probablemente en la Q2 y las cosas habrían ido mejor».

Más optimista que en carreras anteriores pese a que la posición de parrilla es similar. Ese optimismo se debe a las buenas sensaciones del FP4: «Sí, sin duda, soy optimista porque en el FP4, a pesar de la caída, que puede sonar contradictorio, he llegado contento al box. Me he sentido bien, cómodo y eso es lo que necesito. No miraba el tiempo, me daba igual. Incluso en la qualy, después de una caída así, es sorprendente estar a sólo 50 milésimas de pasar a la Q2. Pero es lo que digo, a veces no va sólo de tiempos o de lo rápido que eres en pista, sino de sensaciones y las que me han dejado el FP4 han sido buenas. Me sentía bien, rápido e iba en una buena vuelta. Ojalá todas las caídas sean con esta velocidad, buscando este tipo de vueltas y siendo así de rápido. Mañana es una carrera distinta, larga, aquí los neumáticos caen de rendimiento y creo que lo podemos hacer bien. Necesitaremos una buena salida, que también las estamos haciendo. Hay que ser siempre positivos y en eso no me gana nadie. Mañana volveremos a dar golpes al muro para tumbarlo algún día, cuanto antes».

Deja una respuesta

Volver a la home