Espargaró, sobre el modo de trabajar de Honda: «Es distinto a lo que yo estaba acostumbrado»

Pol Espargaró se marcha de Jerez contrariado tras acabar 10º a 11 segundos del ganador. El piloto del Repsol Honda no entiende las causas de por qué no ha podido optar a más y no se ha mostrado muy conforme con la dinámica de trabajo de Honda: «Creo que estamos yendo mucho individualmente y no como grupo, y eso no es bueno».


Cuarta carrera de Pol Espargaró con la Honda y malas sensaciones para el piloto de Granollers, que terminó décimo a 11 segundos del ganador, Jack Miller. Tras un buen inicio de carrera, Espargaró ha ido perdiendo fuelle y se ha quedado en tierra de nadie, llegando a meta justo por detrás de Marc Márquez y con tres segundos de ventaja sobre la KTM de Oliveira.

Pese a acabar justo por detrás de su compañero de equipo, Espargaró no considera que haya sido un buen resultado: «No, no lo es. He terminado 10º a diez segundos y él noveno», decía. Pol no se ha mostrado muy conforme con la dinámica de trabajo que ha llevado Honda en este Gran Premio: «Todos hemos usado diferentes paquetes; él ha usado uno, yo otro, el equipo satélite otro... Mañana tendremos el test, podemos probar diferentes cosas y a ver si podemos mejorar la situación global. Creo que estamos yendo mucho individualmente y no como grupo, y eso no es bueno».

Sobre ese modo de trabajar, Espargaró añadía después que «es distinto a lo que yo estaba acostumbrado».

Preguntado por lo que cree que ha podido fallar, Espargaró decía que le «encantaría contestar, pero es que no tengo ni idea. No sé si soy yo, si es la moto, si es el paquete que uso, si es mi estilo de conducción, mi electrónica... No sé, no tengo ni idea. Hemos estado utilizando distintos paquetes, distintos pilotos que usan distintas cosas, y para mí, que estoy aprendiendo, es complicado entender qué es lo que funciona y qué es lo que no. Ahora mismo estoy un poco perdido porque no puedo mirar si mi carrera ha sido buena o ha sido mala, porque quien usa mi paquete es Bradl y está a siete segundos de mí. Es un poco frustrante».

Tras los entrenamientos del sábado sus sensaciones eran mucho mejores, pero en carrera no ha podido corroborarlo: «Eran buenas las sensaciones, pero a mí siempre me gusta que cuando tengo un problema, saber por qué los tengo para que no me vuelvan a pasar. Y estoy en esa sensación de que no sabemos qué está pasando y eso me da mucha rabia. Me crea mucha frustración no saber qué tengo que mejorar mañana, porque soy el único que está utilizando este paquete. Entonces, ¿con quién me comparo? ¿Qué es lo que he hecho mal? ¿Por qué he ido lento? Esa es mi frustración, entender las cosas. Todos mejoramos cuando entendemos las cosas».

Sobre los test de mañana, Pol tratará de ser proactivo y probar lo que le digan desde la marca del ala dorada: «Mañana es un día nuevo, de test, en el que probaré lo que Honda me diga. Soy su piloto e intentaré ser proactivo para mejorar mi rendimiento e intentar mejorar el rendimiento de la fábrica, porque sin duda el equipo oficial no ha estado a la altura».

«No decido el paquete que tengo que llevar y tampoco me toca a mí. Ni a mí ni a los pilotos de la fábrica. Es la marca la que tiene que decidir. Nosotros somos empleados de la fábrica, de Honda, y es Honda quien me tiene que decir la moto que tengo que llevar y yo tengo que rendir con ella», zanjaba.

Deja una respuesta

Volver a la home