Espargaró no descarta pelear por el podio en Jerez

En la que será su última temporada como piloto de la marca austriaca, el binomio KTM-Pol Espargaró ha arrancado con más fuerza de lo previsto. Tras el sexto puesto de la carrera del pasado domingo a sólo un segundo del tercer clasificado, el inicio de Pol en el GP de Andalucía ha sido bastante prometedor, sobre todo con un ritmo muy competitivo en el FP2. Poder aspirar al podio este fin de semana en Jerez no es ya una quimera, ni mucho menos.


Probablemente la mayor sorpresa de este inicio de temporada la está protagonizando KTM. Hasta la temporada pasada ver a una o dos motos de la firma austriaca en posiciones delanteras era algo ocasional en algunas sesiones de entrenamientos o alguna clasificación, pero en este arranque de 2020 se está convirtiendo en costumbre. Pol Espargaró es quien lleva la voz cantante del proyecto, pero debutantes como Brad Binder e Iker Lecuona están sorprendiendo, sobre todo en el caso del sudafricano, y Miguel Oliveira también mantiene una buena progresión con la montura austriaca.

Espargaró certificó una notable sexta posición en la primera carrera del año, en la que acabó a menos de un segundo del podio tras estar en todo momento enganchado al grupo de Miller, Viñales, Dovizioso, Morbidelli y Bagnaia. Si el final del GP de España fue positivo, el inicio del GP de Andalucía lo ha sido aún más. El piloto de KTM ha terminado quinto en la clasificación combinada al ocupar esa misma posición en el FP1 matinal, pero lo más destacado ha sido su ritmo por la tarde durante la segunda sesión de libres.

Con más calor y en la franja horaria en la que se disputará la carrera del domingo, Espargaró ha sido el piloto con mejor ritmo en esas condiciones, consiguiendo su mejor tiempo de la sesión vespertina (1:37.889) en la última de las 17 vueltas que ha completado con el mismo juego de neumáticos, duro delantero y blando trasero. En la siguiente vuelta se ha ido al suelo al cometer un error por verse condicionado por Zarco, que estaba fuera de la trazada. En cuanto a ritmo de carrera, constante en los 1:38 bajos y con algún 1:37 alto, Espargaró ha demostrado que tanto él como la KTM están preparados para volver a pelear delante el domingo... incluso más que en la primera carrera.

«Creo que ha sido el mejor día desde que empezamos las carreras, especialmente por la tarde, donde hemos sido los más rápidos con neumático usado. Ha sido increíble hacer un 1:37.8 con 17 vueltas en el neumático, algo similar ya a final de carrera. Estoy sorprendido con lo que hemos hecho hoy», analizaba el piloto de Granollers después de su buen viernes (P5 por la mañana y P3 por la tarde).

Las sensaciones del FP2 le han dejado muy buen sabor de boca: «Tenemos un ritmo de 1:38 bajo y es increíble. Es la primera vez con la KTM que me siento fuerte en cuanto a ritmo de carrera, lo suficiente como para luchar por algo grande. Si la carrera fuese mañana, estaríamos muy bien preparados para luchar con el resto, independientemente de su nombre y de la marca con la que compitan».

Todo ello, en una jornada en la que se ha visto perjudicado por Johann Zarco en la primera sesión de libres y por una caída en el FP2 nada más hacer su mejor tiempo. No estaba nada contento con el francés por lo ocurrido en el FP1, cuando Zarco había ralentizado su ritmo y le ha estorbado: «Esta mañana en la primera vuelta rápida estaba Zarco delante. Me ha visto detrás y me podía haber dejado pasar, pero no lo ha hecho sabiendo que estaba yo detrás y me ha destrozado la vuelta a propósito. También estaba Bagnaia, pero él estaba empujando y no ha tenido la culpa, pero Zarco sí sabía que estaba detrás y no se ha salido de su línea».

Sobre su caída en los segundos libres, Espargaró asumía su culpa: «Ha sido mi error, aunque él estuviese fuera de línea. No tenía suficiente espacio para parar la moto dentro de la pista. De todos modos, él estaba fuera de la trazada y podría haber estado en otro sitio. Aun así, esta mañana me ha molestado en una vuelta rápida, pero por la tarde el error ha sido mío», zanjaba al respecto.

«Pensar en algo grande» significa poder optar al podio


El piloto de KTM se muestra cauto todavía, ya que aún estamos a viernes, y deja claro que buena parte de sus opciones pasarán por estar en la Q2 y conseguir una buena posición de parrilla. Si las cosas salieran bien el sábado, teniendo en cuenta el ritmo y el precedente del fin de semana pasado, el primer podio en seco con KTM ya no suena como algo utópico. Espargaró es prudente, pero deja claro que el podio es algo que «podría pasar el domingo. Además hay algunas bajas que podrían estar por delante de nosotros y ahora mismo no sabemos si serán baja o qué ritmo podrían tener en una distancia de carrera, y hay que aprovecharlo. Son tres pilotos punteros como Crutchlow, Rins y Márquez que ahora mismo están fuera y que no sabemos lo que pueden hacer en ritmo de carrera. Nosotros estamos en nuestro mejor momento y están estos tres pilotos que podrían estar delante de nosotros en condiciones normales -a lo mejor no, pero sobre el papel sería lo normal-, que no están y que a lo mejor tenemos que aprovechar. Este campeonato es muy corto», respondía Pol a la pregunta de MOTORBIKE MAGAZINE.

Aun así, es consciente de que para luchar por el podio tendría que arriesgar y no pasar tantas dificultades en la lucha directa con las Ducati, ya que conseguir pasar a Dovizioso fue su gran lastre el pasado domingo: «Sí que para conseguir eso tendríamos que arriesgar mucho, sobre todo en las primeras vueltas. Si sale alguna Ducati por delante, tendríamos que adelantar más rápido, pero si somos capaces de sobrevivir a esas primeras 10-12 vueltas delante de ellos y apretando, a lo mejor sería factible». Pero vuelve a tirar de prudencia: «Ahora son todo habladurías. El ritmo lo tenemos, pero hasta que no se apague el semáforo y no veamos nuestras posibilidades, es hablar por hablar», añade.

Ni el de Granollers ni KTM han dejado nada al azar, ya que parte de la mejora experimentada este viernes ha llegado trabajando en preparar mejor ese cuerpo a cuerpo con las Ducati: «Estábamos probando sobre todo girar un poco más, porque en las curvas rápidas teníamos algunos problemas. Era el único sitio en el que creo que podíamos adelantar a las Ducati, antes de la entrada a meta, que es donde lo probé con Dovizioso. Parece ser que en el último sector hemos mejorado bastante y eso es muy positivo pensando ya en posibles adelantamientos para el domingo. Si me veis detrás de una Ducati, probablemente el sitio en el que podamos adelantar sea allí», comentaba el futuro piloto de HRC.

Polyccio destaca también que la mejora de la moto y la confianza del piloto van de la mano: «Cuando la moto mejora, el nivel de pilotaje también lo hace. No es lo mismo hacer vueltas y ver que estás en la primera, segunda o tercera posición, que hacerlo y ver que estás 11º o 12º. Tu cerebro se quema y te frustras, porque te sientes lento. Ahora me siento rápido y es divertido pilotar una moto así. Es un poco de todo. Sin duda que el piloto empuja más y los pilotos jóvenes que están llegando a la fábrica también, y hacen que yo también apriete más. Todos estamos empujando bastante».

Sobre los avances de KTM, tanto el nuevo chasis "híbrido" (tubular en su mayor parte + viga de aluminio) como la electrónica han permitido dar un paso adelante a la marca austriaca: «Estamos trabajando mucho sobre todo a distancia de carrera. Este nuevo chasis es más rígido y la moto tiene menos movimientos. También hemos trabajado mucho en pretemporada en la electrónica para intentar solventar los problemas». Además de la aportación de Pedrosa como probador, al igual que la de Kallio, Espargaró comenta que las mejoras son una suma de los integrantes del equipo: «Todos estamos dando lo mejor de nosotros para mejorar, e incluso Brad (Binder) nos está dando buena información. Es un trabajo en equipo».

«Binder saca las vergüenzas a relucir»


Precisamente sobre el buen debut que está cuajando Binder en MotoGP le preguntamos a Pol la semana pasada. El sudafricano, nuevo compañero de Espargaró en KTM, realizó una óptima carrera el pasado domingo y el día anterior estuvo cerca de clasificarse para la Q2, lo que además hubiese dejado fuera al propio Espargaró. El piloto español valoró muy positivamente hace unos días tener a un compañero que le 'apriete las tuercas': «Se echaba muchísimo de menos. Brad te saca las vergüenzas a relucir. Si yo no soy rápido en un parcial, él me demuestra que he sido lento. Yo me tengo que demostrar yo a mí mismo que he sido lento, sino que hay otro que viene, te da un 'toquecito' y te dice "oye tío, esto se puede hacer mejor". A mí esto me ayuda muchísimo y me motiva mucho».

Tras el paso de Bradley Smith y la nefasta experiencia de Zarco con los de Mattighofen, la savia nueva que llega con Binder o Lecuona, y que llegó el año pasado con Oliveira, es positiva también para el gran baluarte de la marca: «En KTM los últimos años han subido los más talentosos de Moto2. Intento absorber lo que ellos van trayendo. Todas las evoluciones, tanto de pilotaje como lo que aprenden en categorías inferiores. Son pilotos mucho más jóvenes que yo, lo cual es bastante. Me ayuda muchísimo. Le cuesta más en distancias largas, pero es normal y es un tema de experiencia y falta de carreras. Que ya esté en este nivel, quiere decir que en el futuro Brad irá muy rápido. Eso me ayuda a mí y nos ayuda a todos», remató Espargaró.

Con todos los argumentos mencionados sobre la mesa y tras un gran inicio de fin de semana, KTM y Pol Espargaró tienen una buena oportunidad para estar otra vez delante este fin de semana en Jerez. ¿Llegará el primer podio de la marca en seco? Quizá eso sea mucho decir (o no), pero lo que es ya muy evidente es que tanto Pol como la marca austriaca han cambiado el punto de mira. Dejarse ver en posiciones destacadas y pelear de tú a tú contra las cuatro principales marcas ya no es una utopía . Su año de despedida no ha empezado nada mal.

NombrePol Espargaró
Dorsal44
PaísEspaña
Ver ficha completa

Deja un comentario

Volver a la home