Pol Espargaró no ha podido correr en Brno tras la caída en el warm up

La carrera de MotoGP en Brno ha tenido una baja de última hora, la de Pol Espargaró, que ha tenido una caída muy fuerte en el warm up. Será operado de una fractura en la clavícula izquierda y es duda para Austria.


No está siendo un verano fácil para la familia Espargaró. Aleix dio el susto en el warm up de Sachsenring tras sufrir una fuerte caída que le obligó a estar ingresado en la UCI del hospital de Chemnitz durante casi una semana, ya que había sufrido un fuerte traumatismo torácico y un fuerte golpe en el bazo. Este domingo las malas noticias han llegado del lado de Pol Espargaró, que también ha sufrido una fortísima caída en el warm up de Brno.

El piloto de Granollers ha perdido el control de su KTM en la frenada de la curva 3 y ha tenido que tirarse de la moto, sufriendo un fuerte impacto contra el suelo en el que se ha fracturado la clavícula izquierda. Fue atendido en la pista y trasladado en ambulancia al centro médico del circuito de Brno, donde llegó con collarín y con fuertes dolores.

Allí se le diagnosticó la fractura en la clavícula y se decidió evacuarle en helicóptero al hospital para ser sometido a una resonancia magnética con la que comprobar si sufría alguna lesión en las cervicales. Afortunadamente, los daños en las cervicales fueron descartados, aunque ha tenido una fuerte contusión y será sometido a más pruebas en Barcelona, además de tener que ser operado de la fractura de clavícula.

Las últimas noticias que se han conocido al respecto las ha dado su hermano Aleix en el micrófono de Movistar MotoGP, donde ha comentado cómo se encuentra ‘Polyccio’ tras su caída en el warm up: «No llevamos unos días muy buenos. Está siendo un año complicado en todos los sentidos. Están acompañando pocas cosas. Pol esta mañana se ha caído muy, muy fuerte y tenía mucho dolor. He ido a verle al hospital del circuito. Mi hermano es un tío mucho más duro que yo y es muy difícil verle llorar, pero estaba llorando mucho. Tenía mucho dolor y no podían ni tocarle la parte derecha del cuerpo. Le dolían mucho las cervicales y la clavícula, y me he preocupado bastante. Se lo han llevado y he estado hablando con su mujer antes de salir a pista, me ha dicho que estaba bien y que parecía que a nivel cervical, que era lo que más preocupaba, le van a hacer más pruebas en Barcelona pero parece que no es nada muy grave. La clavícula la van a operar y es un guerrero, seguro que va a intentar estar en Austria», comentaba Aleix.

En este vídeo puedes ver las declaraciones de Aleix sobre el estado de su hermano y la fuerte caída que ha sufrido (minuto 1:48):