Espargaró logra su segundo podio del año con la KTM

Pol Espargaró ha logrado este domingo su segundo podio de la temporada con la KTM. Pese al buen nivel que ha alcanzado junto a la moto austriaca, tiene claro de que no se arrepiente de la decisión que tomó antes de empezar la temporada.


La última temporada de Pol Espargaró con KTM está siendo, con mucha diferencia, la más exitosa del piloto de Granollers con la marca austriaca. Este domingo, Espargaró ha conseguido su segundo podio de la temporada tras acabar tercero en Misano, mejorando en nada menos que siete posiciones su resultado del domingo pasado. El piloto de KTM sigue en línea ascendente con la moto austriaca, que este año ha conseguido dos victorias de la mano de Binder y de Oliveira. No obstante, Pol está siendo el más constante y es el primer piloto de la marca en la general del campeonato.

Pese al buen momento de forma que ha alcanzado KTM y a los dos podios que ya tiene en el bolsillo este año, Espargaró tiene claro que no se arrepiente de la decisión de fichar por el Repsol Honda el año que viene: «Cuando tomas una decisión, normalmente lo haces para ir a mejor y lo haces teniendo en cuenta todos los aspectos. Pones todos los factores encima de la mesa y eliges la que crees que es la mejor decisión. Sigo pensando que puedo ser más rápido con una Honda. En el momento en el que tomas una decisión, no la tomas para ir a peor. Volver atrás en el tiempo para decir que tendría que haber hecho 'esto o lo otro', es una pérdida de tiempo. Cada vez que tomas una decisión es para ir a mejor; si lo tomas para estar en una situación peor, o es porque van a darte mucho dinero, o es que eres estúpido. Por el momento, estoy convencido de que puedo hacer los mismos resultados con la Honda. Y si no, me tomaré mi tiempo y trataré de hacerlo. Es lo que he hecho con KTM en los últimos cuatro años. Hace cuatro años empezamos los últimos en Qatar y ahora estamos en el podio. Intentaré conseguirlo con la Honda y luchar de nuevo».

Espargaró ha acabado tercero después de haber apostado por el neumático blando trasero. Después de los problemas que tuvo el fin de semana pasado con el medio, el piloto español ha tomado la decisión de usar el blando y le ha dado resultados. Eso sí, ha sufrido de lo lindo en las últimas vueltas, en las que ha contenido perfectamente los ataques de Fabio Quartararo. El francés le ha podido pasar a dos vueltas para el final, pero ha recibido una penalización de tiempo por haber excedido en cinco ocasiones los límites de la pista y no ha tenido tiempo de hacer un Long Lap Penalty. Pol reconoce que montar el neumático blando «ha sido una decisión difícil, porque ayer hasta muy tarde estaba pensando qué hacer, y después del warm up no estaba convencido de montar el blando trasero. Pero me he dicho a mí mismo que si repetíamos el mismo error de la semana pasada de apostar por el medio y otra vez no me funcionaba, ya sería cometer dos veces el mismo error. He pensado: "Vamos a usar el blando y a disfrutar de las primeras 15 vueltas en carrera... y luego a ver qué pasa"», explicaba.

Las primeras vueltas han sido buenas, pero después ha perdido fuelle y se ha centrado en defenderse de Quartararo: «Me estaba encontrando bien, rodaba a un segundo de Maverick y Quartararo se encontraba un segundo por detrás. Pero faltando diez vueltas el neumático ha empezado a caer, me costaba mucho entrar en las curvas y ha habido algunos momentos en los que he estado a punto de tener un highside. Sabía que ahí estaba Fabio y que el punto débil de las Yamaha es que si 'matas' su paso por curva, 'matas' a las Yamaha. Así que he intentando apurar la frenada, levantar la moto y aprovechar la potencia de la KTM para mantenerle detrás. Sabía que podía adelantarme, así que lo que he intentado es retrasar el momento al máximo. Con la penalización a Fabio he podido llegar al podio, así que estoy muy satisfecho», comentaba el de KTM.

Tal y como ha expresado en la rueda de prensa después del podio, lo que más satisface a Pol es el gran paso adelante respecto a la primera carrera de Misano: «Vale más este podio que el de Austria, porque allí lo teníamos todo muy claro, la moto funcionaba perfectamente en todos los entrenamientos y cuando sientes que está todo en su sitio, puedes luchar y esperar buenos resultados. Pero después de llegar a 12 segundos del primero el fin de semana pasado, llegando hoy a cuatro y porque hemos perdido mucho a final de carrera, es cuando te das cuenta de lo sorprendente del resultado. Estamos encantados, porque junto a Barcelona ésta era una de las carreras en las que pensábamos sufrir. Después de Montmeló creo que el campeonato puede mejorar para nosotros».

Y sobre esa carrera de Barcelona, asegura que la tienen marcada en rojo, pero que a partir de ahí llegan circuitos en los que tanto él como la KTM pueden rendir a un gran nivel. Por el momento, marcha décimo en el campeonato a 37 puntos del liderato: «Hoy hemos conseguido muchos puntos y nos hemos situado bien en el campeonato, cerca de los pilotos de cabeza. Si podemos sobrevivir a Barcelona, que aunque sea mi carrera de casa, es un circuito en el que normalmente sufrimos con la KTM... Creo que podemos ir rápidos en Aragón, en Valencia, Portimao es un circuito nuevo y en Le Mans fuimos muy rápidos el año pasado. Parece que a partir de ahí, para nosotros es como si el campeonato fuera con pendiente hacia abajo. Tengo muchas ganas de ver de lo que somos capaces en Montmeló y, a partir de ahí, a disfrutar del resto del campeonato», zanjaba Espargaró en la rueda de prensa.

Previamente había atendido a los micrófonos de DAZN, en los que comentó que dedica este podio a su abuelo, recientemente fallecido: «En el podio estaba muy emocionado. Este año no estoy teniendo la mejor de las suertes y estoy convencido de que el golpe de suerte que he tenido aquí ha sido algo divino. Terminar aquí ha sido muy importante para mí y para mi familia. Evidentemente, le dedico esta carrera a él (su abuelo) y a toda mi familia».

Deja un comentario

Volver a la home