Hablamos con Pol Espargaró en Austria

Pol Espargaró y KTM comienzan una nueva etapa repletos de optimismo. El potencial que ha mostrado la RC16 en tan poco tiempo y la capacidad de evolucionar que tiene la firma austriaca son los argumentos principales que hacen pensar que, tarde o temprano, esta moto luchará por estar en los puestos principales aunque aún quede mucho por recorrer. Hablamos con Polyccio en Austria en la presentación oficial de la firma naranja para 2017.



Nada más acabar los entrenamientos de pretemporada en Phillip Island, Pol Espargaró tuvo que cruzar el charco para uno de los momentos más esperados del año: la presentación oficial del proyecto 2017 de KTM. Polyccio pasó de Australia a Austria para convertirse en uno de los grandes protagonistas de esta puesta de largo con la que la firma de Mattighofen dio el pistoletazo de salida a su nueva aventura dentro de MotoGP.

Al término de este multitudinario evento en Munderfing pudimos hablar con un Pol Espargaró que desprendía esa gran ilusión que existe en el seno de KTM por hacer cosas grandes en el futuro en MotoGP: «KTM se está tomando todo este proyecto muy, muy en serio. Es algo que parecía impensable hace unos años cuando empezaron con la 125cc siendo una fábrica pequeña, pero cada vez la fábrica va creciendo en todos los aspectos. Lo intentaron en 125cc y ya están metidos en Moto3, y este año aumentan sus proyectos y empiezan en Moto2 y MotoGP, que no es moco de pavo. Yo soy uno de los protagonistas en MotoGP y eso me alegra muchísimo porque creo que tienen un potencial enorme», nos confiesa el piloto de Granollers.

Hace dos meses tuvimos la ocasión de compartir una densa entrevista con Pol, protagonista de portada del número 25 de nuestra revista interactiva. Por aquel entonces, sólo había probado la KTM durante dos jornadas en Valencia. Actualmente ya acumula seis días más a los mandos de la RC16 gracias a los test oficiales de Sepang y Phillip Island. Le pedimos a Pol que nos resumiera los avances en estos dos entrenamientos y nos hizo una radiografía perfecta de los avances de este último mes: «Evidentemente, cada vez que vamos a un test nos cuesta empezar. El principio es complicado y nos va a pasar todos los fines de semana de carreras este año. Empezar en un circuito nuevo para nosotros va a ser muy complicado, pero aun así creo que todos los pasos que damos son agigantados, mejoramos en cada circuito y estamos más cerca de los líderes. En Phillip Island estuvimos a escasos 1.3 del primero, y sinceramente creo que no culminamos una vuelta perfecta con la que podríamos haber estado a menos de un segundo del primer clasificado y eso hubiera sido una pasada, porque era nuestro tercer rodando allí con marcas que llevan más de 12 años probando en ese circuito. Estoy orgulloso de todos los pasos que vamos dando. El equipo está súper motivado, Bradley y yo también. Estamos todos pedaleando hacia la misma dirección y creo que tarde o temprano los resultados llegarán».

Stefan Pierer, el líder absoluto de KTM, situó en tres años el periodo que necesita la marca para luchar por los podios. Para Espargaró «es lo lógico», pero habla aún con bastante cautela porque es pronto para sacar conclusiones y porque la RC16 evoluciona a marchas forzadas, aunque queda un amplio margen de mejora: «No sabemos lo que va a pasar; ni Pierer ni yo, que estoy encima de la moto, sabemos lo que somos capaces de conseguir. La moto es nueva y apenas está en los circuitos, y ya se encuentra a 1.3. Eso nos sorprendió a todos en Phillip Island, pero es evidente que esta diferencia con el primero aún es un mundo. En MotoGP un segundo es muchísimo. ¿Qué podemos conseguir este año? No lo sé, a final de año veremos hasta dónde podemos llegar, y a partir de ahí hay que trabajar para estar cuanto antes. Lo que es cierto es que llegar a ganar va a ser muy complicado en las dos próximas temporadas, pero para eso estamos; a mí me han contratado para eso y todos los ingenieros están muy motivados».

Desde KTM se mira con mucha ambición esta nueva etapa. Le preguntamos a Pol si ese lema actual de «Ready to Race» podrá cambiar en el futuro a un «Ready to Win»: «Esperemos que sí, es el objetivo. En Moto3 lo consiguieron, han sido Campeones del Mundo y luchan todos los años por ganar y aunque Honda ha aparecido les siguen ganando. Ese es nuestro objetivo, intentar dar todo lo que podamos para estar lo más cerca posible del podio».

KTM-RC16-MotoGP-2017_058

 

Mejorando a todo gas


La 17ª posición de Phillip Island y la diferencia de más de un segundo dejan claro que todavía falta mucho por mejorar, pero a la vez lograr estos resultados tan rápido es un síntoma de que las cosas van por buen camino. Tras mejorar en cuanto a chasis en los últimos entrenamientos, el motor y la electrónica son dos áreas muy importantes ahora. De cara a Qatar se espera un nuevo propulsor que pueda solucionar los actuales problemas. El pequeño de los Espargaró nos habla así de lo que falta por mejorar en la RC16 y en la rapidez de KTM para solventar las dificultades: «Lo que nos encontramos en Phillip Island fue diferente de lo que nos encontramos en Malasia. Cada paso que damos es mejor. En Sepang teníamos problemas de chasis y los solucionamos para Australia. En Phillip Island teníamos problemas de motor en aceleración, que era donde más perdíamos con las otras fábricas, y parece ser que tendremos algo muy bueno para Qatar. Esperamos todos solucionar esos problemas de aceleración. Todos los problemas que tenemos los vamos solucionando muy rápido y es algo muy fuerte, no estoy acostumbrado a recibir tantas cosas nuevas en tan poco tiempo y mejorar tanto pero estoy convencido de que lo sacaremos».

Después de tres temporadas en un equipo satélite como el Yamaha Tech3, la llegada a una estructura oficial supone un salto de calidad a la hora de que las necesidades queden satisfechas: «El cambio más grande es que cualquier cosa que pides o necesitas, al siguiente test lo tienes y multiplicado por mil. Tienes infinitas piezas y no te da tiempo de probarlas todas. Vamos guiándonos por los problemas que tenemos y vamos escogiendo las piezas que tenemos, pero aun así no tenemos tiempo de abarcar todo lo que queremos. Todo lo que probamos es para mejorar y vamos hacia delante, no hay ni un sólo momento en el que nos hayamos perdido o hayamos tirado hacia atrás, y eso es súper positivo. Todo es ir en una misma dirección, porque es lo que necesitamos. Si no vamos todos en una dirección, no lo conseguiremos», comenta Pol, que destaca el gran clima de trabajo que hay en la fábrica austriaca.

Precisamente, ese clima tan familiar hace que la firma naranja se diferencie del resto. Así lo destaca el piloto catalán: «Creo que es la diferencia con respecto a las otras marcas. Teníamos a Stefan Pierer -CEO de KTM- cerca de nosotros abrazándonos. El calor que te da todo este equipo es una pasada. Es una familia que está súper unida, es una fábrica pequeña y eso te da una cercanía diferente al de las fábricas japonesas. También el espíritu europeo, las ganas de ganar que tenemos no las tiene nadie, ni los japoneses, y eso se agradece muchísimo. Todo la fábrica está volcada en este proyecto de las tres categorías y estoy convencido de que si todos en MotoGP, Moto2 y Moto3 les damos buenas vibraciones y la gente que se compra KTM lo vive y lo siente, juntos sacaremos este proyecto adelante», concluye. KTM no ha llegado de comparsa a MotoGP, ni mucho menos, y Pol Espargaró arranca muy confiado esta nueva andadura para él en la categoría reina.

 

La entrevista a Pol, en vídeo


Si ayer estuviste atento a nuestro Facebook durante la presentación oficial, pudiste ver en directo los minutos de conversación que compartimos con Pol en Munderfing (Austria). Aquí puedes ver la entrevista.