«No han hecho bien su trabajo y lo he pagado»

Después de marcar el segundo mejor tiempo, Pol Espargaró saldrá sexto mañana al haber sido cancelada su mejor vuelta. ¿El motivo? Los comisarios enseñaron bandera amarilla en la curva 8 y el de KTM no cortó. El piloto de Granollers, que no vio la bandera, se mostraba enfadado por lo ocurrido y considera que los comisarios no la mostraron en el lugar adecuado.


Pol Espargaró saldrá sexto mañana en Brno, pero durante unos instantes ha tocado la segunda posición de parrilla con la yema de los dedos. Sin embargo, después de una gran vuelta en 1:55.779 que le situó segundo, al piloto de KTM le anularon ese registro por no haber cortado cuando ondeaban las banderas amarillas por la caída de Crutchlow, una norma que se ha endurecido en las últimas semanas después de la doble y peligrosa caída de Miller y Rins durante la Q2 en Jerez.

La cancelación de esa vuelta mandó al de Granollers a la sexta posición y le dejó bastante contrariado. No por la norma en sí, sino por la forma en la que la aplicaron los comisarios, ya que Espargaró no vio la bandera amarilla durante su vuelta rápida: «Con mi segundo juego de neumáticos he tirado solo y ha salido bien, hasta que ha llegado la bandera amarilla. No estaba donde tenía que estar, en la curva 8; porque pretender que la viese donde la han enseñado, en un sitio sin visibilidad, era imposible. Está claro para mí que no ha sido un error mío, sino suyo. No han enseñado la bandera donde debían hacerlo, como dijimos en la Comisión de Seguridad, y lo he pagado. Estoy un poco enfadado, porque es el mejor entrenamiento que he hecho con KTM y debería estar en el segundo puesto, pero estoy sexto. Cambia bastante estar en segunda posición y primera línea, que en la segunda fila cerca de la tercera», comentaba Espargaró visiblemente enfadado.

No de ser por esta sanción, Espargaró hubiese igualado su mejor posición de parrilla con la KTM, que fue su segundo puesto en Misano el año pasado. Asumir riesgos le había dado resultados, pero finalmente se ha quedado con la miel en los labios. «Cuando literalmente te juegas la vida para hacer este tipo de vueltas y ves luego cómo te la quitan de esa forma, te sientes injustamente tratado, y no me gustan las cosas injustas», comentaba Polyccio.

«Llevo muchos años peleando mucho en este proyecto, he conseguido hacer una vuelta así y sientes que no recibes la recompensa a tu trabajo», continuaba Espargaró. Se muestra confiado de cara a la carrera de mañana, pero el incidente de la bandera amarilla aún le tenía muy enfadado en los minutos posteriores a la Q2: «Mañana es la carrera y haremos borrón y cuenta nueva, es una buena posición, pero me sigue pareciendo injusto. Había una bandera amarilla que hay que respetar, pero tienen que hacerlo bien. En el sitio donde han mostrado la bandera era tarde; no se puede enseñar en medio de dos curvas en las que no se ve, porque yo estaba apretando. Está claro que no la he visto, porque entonces no hubiera celebrado el segundo puesto y habría continuado apretando, ya que tenía dos vueltas con esos neumáticos y he cancelado la segunda porque sentía que la primera era lo suficientemente buena. Tenía una segunda bala que usar y no lo he hecho al no ver esa bandera porque se ha hecho mal. No han hecho bien su trabajo y lo he pagado. No es justo, sobre todo porque Cal estaba en el suelo y mi vuelta no importa. Me la han quitado y salgo cuatro puesto más atrás, pero el problema sigue ahí, porque yo iba muy rápido en esa curva y Cal estaba en el suelo. Si queremos poner esta regla se tiene que hacer bien y no se ha hecho».

El piloto de KTM ha ido a reclamar a Dirección de Carrera, donde le han mostrado las imágenes con la bandera amarilla, aunque la posibilidad de verla era muy baja: «Dicen que había una bandera amarilla en el puesto anterior, pero nosotros nos guiamos por las curvas. La bandera amarilla sí que se ve en la imagen, pero haciendo zoom. Imagínate yo, encima de la moto y haciendo un cambio de dirección... Es imposible verla».

Una de las soluciones que se planean aplicar en el futuro en MotoGP es la de mostrar la señalización por medio de paneles luminosos, como ocurre en la Fórmula 1. No obstante, Espargaró cree que esa no es la solución definitiva, sino que lo importante es aplicar bien la norma: «Tenemos que hablar sobre estos paneles, porque al final es la mejor forma de verlo. Pero al final, si pones una luz amarilla en una pantalla en medio de un cambio de dirección, el problema sigue siendo el mismo. Si la llegan a poner una curva antes, en la curva 8, en la 9 ya podría cortar. Es algo que hice con Morbidelli en el FP1, porque vimos la bandera amarilla de la caída de Bagnaia. El problema no son las pantallas, es el procedimiento que hacen para que las veamos. ¿Cómo puedo ver una bandera estando tan lejos y en el exterior? La regla está bien y estoy contento con ella. Todos los pilotos lo estamos y sabíamos que esto podía pasar. Estábamos todos de acuerdo porque es por nuestra seguridad, pero se tiene que aplicar bien por ambas partes, por la nuestra y la de la organización. No ha sido así hoy. Lo he pagado hoy y espero que no pase otra vez. Ya sea con pantallas, con las banderas o con el sistema que se aplique, se tiene que hacer bien», zanjaba el de Granollers.

Ya en clave de competición, Espargaró considera que la de mañana en Brno será una carrera dura, sobre todo por cómo baja el rendimiento de los neumáticos: «Para todos va a ser difícil. Aparte de Zarco, las Ducati han tenido problemas a una vuelta, pero luego todos sufrimos en el ritmo de carrera. Cuando pasan 8, 9 o 10 vueltas los neumáticos caen mucho y se complicada todo, es difícil ser constantes. Afortunadamente, tenemos buenas sensaciones con el neumático delantero y eso nos ayuda a parar la moto y a frenar. Es algo que nos puede ayudar en algunos puntos».

NombrePol Espargaró
Dorsal44
PaísEspaña
Ver ficha completa

Deja un comentario

Volver a la home