«Bagnaia es el piloto a batir en esta carrera», dice Espargaró

Pol Espargaró ha logrado este sábado su segundo mejor resultado de parrilla desde que es piloto de Honda. Saldrá cuarto a una carrera llena de incertezas, ya que apenas se ha podido rodar en seco a lo largo de todo el fin de semana y esas son las condiciones que se esperan para la carrera.


Una buena Q2, en la que ha estado peleando por la primera fila. Finalmente saldrá cuarto: «A pesar de que era complicado, de que la pista no estaba en buenas condiciones y de que se podían cometer fácilmente errores, he podido rodar bien. Es cierto que después del test la moto me funciona bien, tengo buenas sensaciones cuando piloto aquí, y esto me ha ayudado a entrar en ritmo bastante rápido, pensaba que no iba a conseguirlo. He salido detrás de Lecuona y contaba con que se me escaparía, porque él había hecho toda la Q1, pero he podido mantenerme detrás, enganchar a mi hermano y a Oliveira en el principio del entrenamiento, y he hecho un ritmo bueno. Sabía que no estaría más atrás de la segunda línea y me ha ido bien. Evidentemente, tras haber terminado cerca de la primera línea me habría gustado haber hecho una última vuelta para estar más delante, pero me ha pillado una bandera amarilla... Aunque lo cierto es que también me podría haber caído. El riesgo era alto y hemos podido sacar esta cuarta plaza para la parrilla de mañana, en un día muy complicado en el que lo mismo ha salido esto, que también podría haberme quedado fuera de la Q2 esta mañana». 

Teniendo en cuenta la posición de parrilla, que su mejor rendimiento lo saca cuando las temperaturas son más bajas y las buenas sensaciones que le dejaron los test post-GP que hubo en Misano en septiembre, tiene argumentos para pensar en lograr un buen resultado. Aun así, se muestra cauto: «Sin duda que la mejor oportunidad del año la tuve en Le Mans. Allí iba muy, muy rápido y creo que podría haber logrado un gran resultado, pero me caí en el clasificatorio cuando estaba a punto de hacer una buena vuelta, luego nos llovió en carrera y fue un desastre cuando podía haber sido mucho mejor. Sí que es cierto que en Silverstone sabía que nuestro neumático trasero era demasiado blando y mis opciones desde mitad a final de carrera iban a ser malas, y aquí eso no es así, aunque tampoco digo si va a ir mejor o peor. Va a ser una carrera complicada porque no hemos dado ninguna vuelta en seco este fin de semana. A pesar de que sea el mismo circuito, el mismo asfalto, con las condiciones de temperatura más baja cambia prácticamente toda la puesta a punto de la moto y la temperatura de los neumáticos, así que no va a ser una carrera fácil. Pero sí que es cierto que aquí las cosas pueden ir bien y voy a luchar por ello, aunque también cuando hace tanto frío es muy fácil cometer un error. Ya hemos visto cuántas caídas ha habido en curvas de izquierdas, y en carrera haciendo la vuelta de posicionamiento en parrilla los neumáticos se enfrían mucho y es fácil cometer un error en las primeras vueltas». 

Le hemos preguntado si es factible pensar en un podio o si, por el contrario, por ahora es aventurarse mucho: «Es aventurarse mucho. Me gustaría, pero si estoy luchando entre los cinco primeros ya sería algo genial. Si estuviese en esta posición pero habiendo rodado un poco más en seco a lo mejor te diría que sí, pero habiendo rodado tan poco… Yo creo que nadie sabe qué va a pasar mañana».

Tiene claro que el favorito es Bagnaia: «Bagnaia es el piloto a batir en esta carrera, sin duda. Pecco tiene las cosas muy claras, es el cazador, el que va detrás en el Mundial y no le queda otra que ganar la carrera. Está súper motivado, es el circuito de casa, rueda mucho aquí, conoce mucho el trazado, la moto le funciona a las mil maravillas... Así que es el candidato a ganar. Si soy capaz de hacer una buena salida y puedo estar detrás de él unas vueltas o unas curvas, puede ser importante para sacar distancia los pilotos de detrás».

Deja una respuesta

Volver a la home