Espargaró opina sobre lo ocurrido en la Q2, cuando varios pilotos han esperado rueda

Pol Espargaró cree que los pilotos de MotoGP no han predicado con ejemplo parando para esperar rueda en la Q2 y que lo visto hoy ha sido «muy triste». Saldrá octavo, aunque reconoce que las tres caídas que suma en lo que va de fin de semana restan un poco de confianza, sobre todo a la hora de buscar una vuelta rápida.


Un fin de semana con un cóctel de sensaciones y tres caídas (FP1, FP2 y FP3). Consiguió superar la Q1 y saldrá 8º: «Ha sido una montaña rusa… Comencé con las expectativas altas porque todo el mundo decía era un circuito muy favorable para nosotros. Empezó bien el fin de semana pero llegaron las caídas, y me afectaron bastante. Si me hubiesen dicho que iba terminar en la Q2 y a una décima de Marc lo habría firmado… Así que ha sido una montaña rusa, con muchas caídas, con descontrol, y al final he conseguido un resultado que no es bueno, porque no estoy contento, pero que es decente y que puede permitir no hacer una carrera ridícula. Veremos, porque mañana puede pasar de todo, hará mucho calor, la degradación de los neumáticos puede ser muy elevada, y habrá que ver cómo afecta esto. Pero reconozco que no estamos donde nos gustaría».

Sobre cómo plantea e imagina la carrera de mañana: «Primero será complicada por el calor, porque será muy física. Las temperaturas son muy elevadas, la de la pista está sobre los 50 grados, corre poco aire y el que corre es muy caliente, y la temperatura de la moto es un problema. Los neumáticos también llegarán al límite, quizás no de desgaste pero sí de temperatura y eso puede hacer que las sensaciones sean muy diferentes. Por eso creo que será una carrera de resistencia, puede ser que si al principio no eres de los más rápidos eso te pueda ayudar al final, pero también creo que será una carrera de aguantar sobre la moto porque es un circuito muy crítico para el tren delantero, hemos visto muchas caídas, yo tres veces, así que habrá que ir con cuidado porque terminar la carrera mañana será importante. A ver qué podemos conseguir».

Tres caídas que restan confianza, sobre todo a la hora de buscar una vuelta rápida: «Sin duda que las caídas no ayudan, porque te van quitando confianza y esto se nota sobre todo a una vuelta. Eres menos explosivo y siempre tienes ese miedo en esos puntos de que se cierre la dirección, y tu subconsciente te pide que frenes un poco más y que no inclines tanto. Al final, a una vuelta loca, eso te quita performance. Para mañana espero no caerme. Me he caído tanto buscando el límite y sabiendo que podía caerme. Ahora sabemos dónde está el límite, hemos hecho los cambios necesarios para evitar este tipo de caídas, pero también voy muy al límite en estos sitios con el tren delantero, se me cierra mucho la dirección en medio de la curva y es un problema que más o menos he solucionado, que estoy evitando en todas las vueltas para caerme, pero en una vuelta que vaya un poco al límite puede pasar mañana en carrera. Voy a tener que prestar mucha atención para que no me pase. Tres caídas no es una coincidencia, sino que es algo que va más allá y lo estoy sufriendo bastante». 

«Si decimos que es peligroso en Moto3, si lo hacemos en MotoGP no damos ejemplo»


Opinión sobre la situación vivida en la Q2, con varios pilotos parados esperando rueda: «Lo que se ha visto es muy triste. En la última Comisión de Seguridad tuvimos a Andrea Migno (Moto3) hablando con todos los pilotos de MotoGP y con los comisarios. Sin duda que la categoría de Moto3 es muy peligrosa, algo que todos podemos ver. Para los espectadores es divertida, pero ver a muchos pilotos esperando ruedas, creando problemas, caídas. Le tuvimos a él en la Comisión de Seguridad hablando de lo peligroso que es esperar ruedas, parar en mitad de la vuelta y bla, bla, bla. Y al final los pilotos de MotoGP estamos haciendo lo mismo. Somos nosotros los que tenemos que dar ejemplo y no lo estamos haciendo. Y no digo que yo no lo haga; es una crítica para todos los pilotos, incluido yo. Sin duda, hay que cambiar esto».

Le hemos preguntado sobre si estas situaciones deberían ser revisables en MotoGP, como sucede en Moto3, e incluso sancionables: «Es evidente que no es tan obvio como en Moto3 y no es tan peligroso porque también somos menos pilotos, somos más experimentados. También digo que nos tenemos más respeto entre nosotros, que en Moto3 lo que falta es más respeto entre todos. Pero también es cierto que eso no puede pasar. Si no estamos quejando y hacemos Comisiones de Seguridad diciendo que eso es peligroso en Moto3, si lo hacemos nosotros en MotoGP, sin duda no es dar ejemplo a los más pequeños o a los que están en categorías inferiores. Sin duda, es algo que tenemos que pensarlo y no volver a hacerlo».

 

Deja una respuesta

Volver a la home