Espargaró, con ganas de afrontar las cuatro carreras en cinco semanas

Pol Espargaró llega a Mugello con el objetivo de mantener el paso adelante que dio en Le Mans en condiciones de seco. El piloto del Repsol Honda habla sobre cuáles son a día de hoy sus principales problemas con la RC213V y destaca la importancia de encadenar carreras (cuatro en cinco semanas) en este tramo de la temporada para seguir ganando experiencia con la Honda.


Los principales problemas de la Honda están siendo referentes al agarre, sobre todo en máxima inclinación: «Es un defecto que tenemos y que compartimos con otras fábricas, no sólo nosotros. La falta un poco de grip atrás, es algo que estamos sufriendo un poco más, sobre todo entrando en las curvas, esa deslizada que tenemos entrando no nos permite ser rápidos a mitad de curva y agarrar el grip cuando la inclinación es máxima. Es un problema que tenemos y que estamos sufriendo un poco todos».

El principal problema para él es lograr ser rápido a una vuelta. Considera que es cuestión de tiempo y del aprendizaje con la Honda: «Lo que me está costando más puede ser clavar una vuelta perfecta. Soy rápido, al menos en algunos circuitos y en algunos momentos, y eso es bueno. Denota que tarde o temprano llegará nuestro momento, pero es cierto que aún me cuesta mucho meter una vuelta perfecta cuando tienes que apretar al máximo e ir al límite, pero también forma parte del aprendizaje y es normal. Sólo con cinco carreras con esta moto y con una pretemporada de cinco días, es algo que entra dentro de los planes. Soy competitivo y me gusta, a pesar de estos pocos test, falta clavar vueltas y hacer lo que hacía con la KTM, pero es cuestión de tiempo. Por muchas ganas que le pongas, la experiencia es algo que se obtiene con el tiempo y no con las ganas. Tendré que ser paciente. Creo que llegará todo, pero tiene que llegar en su momento y por mucho que lo fuerce van a llegar caídas como las de Le Mans, que ahí fui rápido en el qualy y no pude plasmarlo. Eso es lo que me da un poco más de rabia, saber que puedo pero que no lo estoy haciendo ver. Eso es lo que más me frustra». 

NombrePol Espargaró
Dorsal44
PaísEspaña
Ver ficha completa

Cuatro carreras en cinco semanas, algo importante para continuar con la adaptación: «Tenía muchas ganas de que hubiera carreras consecutivas. Era algo que el año pasado no me apetecía nada, pero este año realmente lo necesito; estar rodando constantemente con la moto, estar dándole vueltas a los problemas que tenemos, el no ir a casa para evadirme. Necesito estar aquí, trabajar con los mecánicos y con los ingenieros, dar vueltas y aprender, coger experiencia. Cuantas más carreras seguidas tengamos, mejor para mí, porque me va a ayudar muchísimo a coger sensaciones. Y si una de ellas es buena, creo que podemos encadenar unas buenas carreras y que eso me ayude a final de campeonato. Además es importante coger puntos para el campeonato, porque estamos un poco lejos y el plan sigue siendo estar de los primeros. Llevamos poco campeonato, así que tenemos que seguir apretando». 

No se marca ningún objetivo concreto antes de que llegue el parón veraniego: «No me pongo metas ni me pongo objetivos más allá de cada día, de cada entrenamiento y de cada carrera. Creo que es importante tener los pies en el suelo y las cosas pueden cambiar mucho en las próximas carreras. Quiere decir que puede ser que el test de Jerez nos haya dado algo extra y las cosas en seco empiecen a funcionar como en Le Mans y estemos delante, o puede ser que aparezcan nuevos problemas a partir de ahora y de aquí a dos o tres carreras no funciona. En MotoGP las cosas cambian rápido, pero en el mundo de la competición de élite hay muchas más cosas que influyen en el resultado. No sólo influye el aspecto psicológico y, si va bien un fin de semana, eres rápido en el siguiente. Influye también muchos aspectos técnicos. Honda es consciente de que tienen que hacer algunos cambios. Están muy por la labor y están trabajando muchísimo junto y quizá en las próximas carreras podemos empezar a recibir diferente material enfocado en los problemas que tenemos para mejorar. Quizá la moto que llevamos ahora no tiene tanto que ver con la que llevemos en 3 o 4 fines de semana, y las cosas pueden cambiar muchísimo. Es difícil prever un resultado y, por tanto, es difícil ponerse metas. Hay que ir carrera a carrera y ver qué conseguimos a partir de mañana que empieza el FP1». 

Deja una respuesta

Volver a la home