«A veces me exijo demasiado e intento forzar que las cosas salgan», recalca Pol

Pol Espargaró no ha ocultado su enfado consigo mismo tras la caída que ha sufrido en su última vuelta de la Q2, sesión en la que estaba peleando por la pole. Dicha caída le ha relegado de la primera fila que ocupaba en esos momentos a la octava posición desde la que saldrá mañana.


Tenía Pol Espargaró ante sí una gran oportunidad para pelear por su primera pole con Honda o por estar en primera fila, pero una caída en la Q2 le ha hecho bajar a la octava posición.

El piloto del Repsol Honda ha sido uno de los más fuertes del fin de semana cuando ha habido condiciones de seco, pero también en lluvia, por lo que es uno de los firmes aspirantes a remontar y luchar por el podio o la victoria en la carrera de mañana. No obstante, la octava posición de parrilla le dejaba decepcionado por esa caída al final de la Q2: «Estoy enfadado conmigo mismo porque creo que podría haber luchado hoy por la pole o por la primera línea. El primer sector en esa vuelta había sido increíble, dos décimas más rápido que el de Fabio, tres que el de Jack, y los dos están en la primera línea, así que duele porque creo que podría haberlo conseguido. Estoy enfadado porque en Jerez sabía que mis opciones eran muy pocas de hacer algo interesante, pero aquí tenía una buena oportunidad de estar en una buena posición. Estaba esperando al final para hacer el último tirón y a dos o tres vueltas antes del final ha empezado a llover. He tenido que bajar un poco el ritmo, seguramente demasiado y no ha sido lo correcto, porque he apretado demasiado en la curva 6 y me he caído. Aunque me he caído, las sensaciones son muy buenas en seco. Creo que soy uno de los más rápidos y por eso me duele salir octavo y como la tercera Honda. Hay que volver a apretar mañana», explicaba Pol.

NombrePol Espargaró
Dorsal44
PaísEspaña
Ver ficha completa

«Es evidente que no es el panorama ideal, eso seguro. Quiero una carrera en seco porque creo que nuestra velocidad es muy buena para hacer una gran carrera, pero si no es en seco sea como sea habrá que pelear, como se suele decir, será la misma condición para todos y es estúpido ponerse a pensar en si es mejor una condición u otra, es una pérdida de tiempo pensar en estas cosas aquí en Le Mans. Estoy preparado para hacer un buen domingo, he estado entre los primeros en todas las sesiones, excepto en el clasificatorio, así que estoy preparado para que lo que venga», añadía el #44.

Se ve preparado para la condición que sea, con la preferencia de una carrera en seco: «Evidentemente que me gustaría una carrera en seco, porque estaba esperando tener la velocidad en seco, que es cuando todo el mundo saca el máximo de sus motos y de su pilotaje, y aquí tenemos una de las mejores velocidades en seco de toda la parrilla. Eso es interesante e importante para mañana. Pero es cierto que aquí en Le Mans tampoco puedes esperar algo, porque el tiempo cambia cada 15 minutos y tienes que tener la mente muy abierta. Pase lo que pase no puedes pensar que una condición te favorece o que otra te empeora, porque en cuanto cambia eso te hunde. Te hace cambiar mucho de planes y te crea una inseguridad muy grande. Es mejor tener la mente abierta, sea la condición que sea es la misma para todos, así que hay que escoger bien los neumáticos. En ambas condiciones creo que tenemos el juego perfecto. A partir de ahí, a intentar hacer una buena carrera mañana, pero lo dicho: si es en seco, creo que tenemos una buena velocidad y creo que puedo demostrar que soy capaz de ir rápido con la Honda en seco, lo cual me gustaría».

El de Granollers se ha mostrado autocrítico por esa caída: «Soy autocrítico porque he pedido demasiado. En mi vuelta rápida hice 1:32.1 y hoy la vuelta rápida ha sido 1:32.6. No es un tiempo al que no hubiera llegado. He apretado demasiado, en el primer sector venía tres décimas más rápido que Miller, que ha acabado tercero, y dos más rápido que Quartararo, que ha hecho la pole. En un sector venía tres décimas más rápido que el tercero y en los demás creo que también hubiese mejorado, porque eso va junto porque en la vuelta rápida aprietas en todos. A veces me exijo demasiado e intento forzar que las cosas salgan. Hoy no me hacía falta apretar de esta manera para que las cosas salieran, porque tenía la velocidad y era suficientemente rápido como para no arriesgar tanto como para caer y estar en primera línea. Pero lo he buscado demasiado y sí, he sido tres décimas más rápido que Miller y dos más que Quartararo en el primer sector, pero no he terminado la vuelta y eso es un error mío total. Lo llevaré conmigo hasta mañana en la carrera, en la que esperemos que las cosas se mejoren», respondía a la pregunta de MOTORBIKE MAGAZINE.

Arrancando desde la tercera fila de parrilla, no sabe hasta dónde podría llegar mañana. Se ve con ritmo para luchar con Quartararo si saliese delante, pero no tiene claro que pueda recortar la desventaja que se genere en las primeras vueltas: «Saliendo octavo, las cosas no son tan fáciles, porque el que sale primero es el más rápido y el que mejor ritmo tiene en seco, que es Quartararo. Eso es lo que más me preocupa. Si saliésemos a la par, podríamos estar con él buena parte de la carrera, porque tengo ritmo para poder luchar con él. Pero saliendo octavo, si me entretengo demasiado en las primeras vueltas, soy capaz de estar con ellos toda la carrera pero no sé si soy capaz de remontarles dos segundos a final de carrera, que es lo que pierdes adelantando a cinco o seis pilotos desde la octava posición. Por lo tanto, estoy enfadado porque hoy podríamos haber hecho una pole o una primera fila, que para la moral de todos era muy importante. Pero estoy más enfadado porque se reducen nuestras posibilidades para poder ganar mañana o para estar en el podio. El enfado no es momentáneo por el error de hoy, sino por lo que va a venir mañana y porque me complico las cosas sin tener mucha necesidad».

Deja una respuesta

Volver a la home