Ambos siguen sin recuperarse de sus lesiones

Pol Espargaró no correrá en MotoGP por una lesión en las costillas y Arón Canet se perderá la carrera de Moto2 por una hemorragia nasal.


Malas noticias para dos pilotos españoles que no podrán tomar mañana la salida en sus respectivas categorías por lesión. En el caso de MotoGP, Pol Espargaró se perderá la carrera de mañana en Assen debido al fuerte dolor que sufre en sus costillas a raíz de la caída que tuvo en el FP1 de Sachsenring.

El piloto del Repsol Honda trató de completar el pasado GP de Alemania y probó suerte incluso en carrera, pero tuvo que retirarse debido al dolor, y no ha tenido tiempo para recuperarse en Assen.

Después de probarse ayer en los entrenamientos libres, acabando incluso tercero en condiciones de lluvia, en cuanto la pista se secó y tuvo que volver a rodar al límite, el dolor seguía siendo bastante intenso y fuerte, lo que ha llevado a Espargaró a tomar la decisión de no seguir adelante en Assen.

El de Granollers ya explicaba ayer en DAZN que el problema en la costilla «me presiona un poco el pulmón, y me cuesta respirar y hablar», por lo que las previsiones físicas eran muy poco halagüeñas para hoy. Este sábado se confirmaba a primera hora de la mañana su ausencia, ya que ni siquiera ha podido salir al FP3 ni a la clasificación. Pol se perderá la carrera de mañana y afrontará ahora un mes de parón para poder recuperarse.

Canet, fuera por una hemorragia en la nariz


El que tampoco podrá participar en la carrera de mañana es Arón Canet, en su caso como consecuencia de una hemorragia nasal. Antes de Sachsenring, el piloto valenciano sufrió un fuerte accidente de tráfico en el se rompió la nariz, y desde entonces arrastra una hemorragia de la que no se ha podido tratar en condiciones al tener dos carreras consecutivas.

Esto se traducía en evidentes problemas de sangrado encima de la moto, una situación incómoda y peligrosa que pudo solventar en Sachsenring, pero que ha ido a más este fin de semana en Assen.

El piloto del Pons Racing acudió ayer al hospital para cauterizar la vena y cortar en la medida de lo posible el sangrado, pero la intervención no tuvo los resultados esperados y el problema no sólo no ha cesado, sino que ha crecido. Esta mañana, tras probarse en un par de vueltas y ver que no remitía el sangrado, ha decidido junto a los servicios médicos poner fin a su participación en Assen: «Tengo muchos problemas con el tema de la sangre. Fuimos ayer a un hospital para ver si podía cauterizar la vena y no han podido. En vez de mejorar, me molesta más, me estuvieron tocando la nariz. Es el dolor más grande que he sentido en toda mi vida, casi me desmayo», relataba Canet en DAZN.

«He intentado salir a pista por el equipo y por toda la gente que me apoya. El feeling ha sido bastante bueno para una vuelta que he dado, pero ya no es una cuestión mía, es que ya sangro mucho. Además, en varias frenadas me he mareado un poco. Ya no es cuestión de que duela, es que me estoy poniendo en peligro a mí y también a otros pilotos», explicó. El lunes acudirá a Barcelona para solventar este problema, que le deja fuera de un GP de Holanda al que llegaba cuarto en el campeonato a sólo 17 puntos del líder.

Deja una respuesta

Volver a la home