La moto sigue siendo la solución de movilidad

El gobierno empieza a dejar entrever ciertos detalles de su plan de desescalada, una vuelta a la rutina que se topa con los problemas de movilidad relacionados con el respeto a la distancia social, esencial para luchar contra el coronavirus. Una vez más, la moto y el scooter se reivindican como solución.


Durante la jornada del lunes se ha celebrado una sesión parlamentaria en la Comisión de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana en la que compareció el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, en la que se adelantó parte del plan de desescalada del Gobierno para poder volver a la denominada por algunos como 'nueva normalidad'. En el ámbito de la movilidad, vamos a tener que acostumbrarnos a una serie de condiciones y circunstancias a las que nos vamos a atener por obligación si queremos ayudar a contener la propagación del coronavirus.

Lo primero que se nos viene a la cabeza es la dificultad de mantener la distancia social en el transporte público, sobre todo en horas punta. Ni siquiera aumentando las frecuencias de paso en el ámbito urbano y metropolitano, algo «difícil» según reconoce el propio ministro.

Por tanto, ¿cuál es la solución? Ábalos aboga por complementar el transporte colectivo con el vehículo privado. Sin duda, podríamos estar asistiendo a la primera vez en la historia en la que las administraciones nos recomiendan el transporte privado antes que el público, sugiriendo el coche y la bicicleta como alternativa, dependiendo de las distancias.

La propuesta del Gobierno se dirige en tres acciones:

  • Incrementar la oferta de transporte. No sólo el transporte colectivo sino otros modos de transporte individual.
  • Reducir la demanda de transporte: Propuesta de decalado de los horarios de trabajo para aplanar el pico de horas punta o fomentar el teletrabajo.
  • Control de acceso en las estaciones para reducir la afluencia y la concentración de gente.
  • Garantizar la seguridad en el transporte: Recomendaciones de uso de mascarillas, desinfección de vehículos y control de los flujos de pasajeros.

Las comunidades autónomas están, al mismo tiempo, confeccionando sus propios planes de desconfinamiento. Es el caso de la Comunidad de Madrid o Cataluña, que incluyen la OBLIGACIÓN de llevar mascarilla en el transporte público.

El momento de la moto y el scooter


En una situación tan difícil, la moto y el scooter vuelven a plantearse como soluciones claras para afrontar la movilidad de cualquier ciudad y pueblo o en traslados interurbanos.

Es fácil coincidir con el ministro en preferir el coche como medio alternativo, pero en muchas ciudades españolas ya eran habituales los atascos. No nos queremos imaginar si ahora gran parte de los usuarios optan por ir en sus coches, tanto por el aumento del propio tráfico como por los problemas de aparcamiento asociados a estos movimientos. A esto hay que añadir el aumento de las emisiones contaminantes cuando, a la vez, estamos en otro frente luchando contra el cambio climático.

La bicicleta se percibe como otra interesante solución, aunque se ciñe al ámbito local (si es interurbano requiere del uso de transporte público) por su alcance de distancias cortas.

La solución parece clara: la moto y el scooter. Y por eso no entendemos que el ministro no la mencionara ni una sola vez en su intervención. El propio alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, ha acudido en su scooter al Palacio de Hielo de la capital aprovechando todas sus ventajas.

Se trata de un vehículo privado, que facilita la movilidad, reduce atascos, reduce los problemas de aparcamiento y, seguramente lo más importante en este momento, es el medio de transporte más seguro desde el punto de vista sanitario.

En este punto, cabe mencionar el motosharing, aunque habrá que extremar las medidas de limpieza previas y posteriores al uso al ser un medio compartido entre muchas personas.

Esperemos que la moto y el scooter entren con más fuerza en los planes del gobierno para gestionar la movilidad a partir de ahora. Te recomendamos la siguiente lectura al respecto:

Deja un comentario

Volver a la home