Dudas sobre la continuidad de las motos en Pikes Peak

Después del accidente mortal de Carlin Dunne en la última edición, algunos medios apuntan que las autoridades y la organización plantean como una posibilidad que las motos dejen de correr en el famoso ascenso a Pikes Peak.


Las carreras urbanas son motivo de discusión muy recurrente entre los aficionados a las motos... y los que no lo son. La celebración de este tipo de eventos de gran peligrosidad como el TT de la Isla de Man o el ascenso de Pikes Peak divide a los que defienden la libertad de los que quieren poner su vida en riesgo con total conocimiento de la misma manera que en otras prácticas y los que creen que este tipo de carreras carecen de sentido por el coste humano que se pone en riesgo.

Con el fallecimiento de Carlin Dunne en esta última edición de la Pikes Peak, ya son tres las muertes producidas en la carrera estadounidense desde 2014. Se trata de siniestros que se producen en un contexto muy difícil de controlar y con medidas de seguridad mucho más precarias que las que pueden haber en un circuito en cuanto a escapatorias, protecciones o rapidez de las asistencias. En el caso del piloto que conducía el prototipo de Ducati Streetfighter, la investigación certificó que no hubo ningún fallo mecánico y que se trató de un fallo humano, tras perder el control de la moto saliendo despedido por un high-side a pocos metros de la meta.

Dicho esto, según el medio local Out There de Colorado, desvela que en la organización y otras administraciones están en plena investigación de los hechos e incluso se plantean la desaparición de las categorías de motos en Pikes Peak. La directora de la carrera, Megan Leatham, habría enviado un email al día siguiente del fatídico accidente en el que reconoce que el desafortunado accidente podría suponer el final de las motos en el ascenso a Pikes Peak...

Desde el primer momento algunos medios hablaron de la existencia de un bache en el último giro donde Carlin Dunne perdió el control, aunque la organización de la Pikes Peak dice no tener constancia de ninguna queja al respecto del estado de la carretera.

Sea cual sea la responsabilidad de unos u otros, vuelve al candelero la peligrosidad de las road races y carreras de gran espectacularidad y alta peligrosidad.

¿Qué opinas?