Vespa mantiene su patente de diseño intacta

Piaggio ha ganado la batalla contra las ‘Vespa chinas’ que aparecieron en el EICMA de Milán 2013. Las autoridades italianas las retiraron considerándolas falsificaciones. Una de las marcas solicitó la cancelación de la patente, pero un juzgado de Turín le da la razón al grupo italiano.



Los hecho se remontan al salón de Milán EICMA 2013, cuando la Guardia di Finanza (algo así como la Guardia Civil italiana) se incautó de 11 scooters exhibidos en 7 stands diferentes. El motivo es que los consideraron imitaciones de Vespa con un diseño sobre el que tiene los derechos el Grupo Piaggio gracias a una patente que determina las icónicas formas del diseño de Vespa.

Una de las empresas chinas envueltas en el caso era Taizhou Zhongneng, la cual inició un proceso judicial contra Piaggio en los juzgados de Turín pidiendo la cancelación de la patente de Vespa y solicitando suprimir la afirmación de que el scooter denominado ‘Ves’ (ojo con el nombre, también) mostrado en el EICMA 2013 pudiera ser una falsificación.

Ahora llegan noticias desde Turín, dando la razón al conglomerado empresarial italiano sobre su patente tridimensional de Vespa reconociendo la naturaleza creativa y el valor artístico del diseño que ha caracterizado al famoso scooter desde que entró en producción por primera vez en 1946.

La sentencia cierra el caso y da un espaldarazo a Piaggio y a sus diseños originales.