Dos periodistas del programa de Mediaset Italia Le Iene, se presentaban ayer en el domicilio de Marc Márquez con intención de entregarle un trofeo con forma de genitales para celebrar sus “triunfos conseguidos” por el incidente del pasado GP de Malasia. La situación provocó un enfrentamiento entre los periodistas, el piloto y familiares, que desembocó en forcejeos y denuncia.

Trágica e indignante noticia la que acaba de salir a la luz. El culebrón Rossi-Márquez está tomando ya un matiz que pasa de castaño oscuro. Este viernes por la tarde el de Cervera y sus familiares vivirían un episodio para olvidar francamente surrealista. Si ya pensábamos que el incidente del pasado GP de Malasia estaba llegando ya a extremos inaceptables, este suceso ya es la gota que colma el vaso.

La tarde del viernes pretendía ser una tarde normal en la que Marc se preparaba para afrontar el último Gran Premio de esta temporada, pero a la vuelta de su entrenamiento de Dirt Track, se encontraban apostados a la entrada de su garaje dos periodistas italianos del programa Le Iene (en español, Las hienas), la versión equivalente al Caiga quien caiga que se emitía en España. La familia y el piloto insistieron en que estos individuos abandonaran el recinto pero los italianos insistieron en seguirles y, según hemos podido saber, lanzando todo tipo de improperios e intentando entregar al piloto un trofeo con forma de genitales, un desagradable gesto con el que pretendían “premiar” a Márquez por sus supuestos logros conseguidos en el incidente del pasado Gran Premio.

A raíz de la insistencia de los reporteros, el enfrentamiento derivó en forcejeos en los que al parecer, agarrarían a Marc por el cuello provocándole algunas magulladuras. El incidente se resolvería con la llegada de los Mossos d’Esquadra y posterior detención de los tres italianos.

Los reporteros, tras imponer una denuncia a la familia Márquez, posarían en una foto con sus equipos de vídeo destrozados y darían una versión totalmente distinta de lo sucedido a través de las redes sociales, donde publicaron un post alegando lo siguiente:

­–Nuestras hienas Stefano Corti y Alessandro Onnis hoy por la tarde se han ido en España para tratar de entregar al piloto de MotoGP, Marc Márquez, la “Copa de mierda”. Un premio especial ideado para celebrar las “hazañas” del español. Pero las cosas no salieron como los dos esperaban.
“Llegamos cerca de la casa de los padres del piloto donde nos reunimos con Marc Márquez, su padre, su hermano y su amigo. Cuando intentamos entregar nuestra copa fuimos atacados y durante la pelea han roto la cámara y sustrajo las tarjetas de vídeo. Probablemente querían una copa más grande”.

Stefano y Alessandro ahora estoy en el hospital donde se están atendiendo sus lesiones.–

Por su parte, se espera que hoy sábado la familia Márquez presente su correspondiente denuncia. A su vez, ha sido emitido un comunicado oficial por parte de su representante, Emilio Zamora, en el que se cita de lo siguiente: “Un grupo de personas se personaron en la vivienda del piloto y profirieron una serie de insultos, realizado determinadas acciones humillantes y ridículas hacia el propio piloto e incluso llegando a empujar y agredir a sus familiares más cercanos. Dada la gravedad de la acción, dichos actos han sido denunciados y seguirán el curso normal de una acción penal frente a dichas personas”.

Además insiste en que este desafortunado acontecimiento no se vuelva a repetir y exige un merecido respeto hacia Marc Márquez y su familia.