Pedro Acosta disfruta y hace disfrutar. En sólo tres Grandes Premios en MotoGP, ya ha logrado dos podios (es el más joven de la historia en conseguirlo), ha estado en todas las carreras delante y luchando de tú a tú con las vacas sagradas de la categoría reina, y tanto en Portimao como en Austin fue claramente el mejor piloto de KTM. La siguiente moto de la firma austriaca fue la de Brad Binder, noveno a 13 segundos del murciano, que acabó segundo en Texas.

La capacidad de aprendizaje del debutante está fuera de toda duda. Pero, sobre todo, lo que más destaca es su facilidad para aplicar lo aprendido. Tras «apuntar matrículas» el sábado en la carrera sprint, el domingo batalló de tú a tú con las vacas sagradas de la categoría, dejando nuevamente adelantamientos para el recuerdo a Bagnaia, Márquez o Martín.

«Si digo la verdad, hacía mucho tiempo que yo no me lo pasaba así de bien en una carrera», decía Acosta, que llegó a liderar la prueba en tres tramos diferentes: de la salida a la cuarta vuelta, a 11 del final y después de la caída de Márquez, hasta que faltando ocho vueltas Viñales le rebasó por última vez. «Desde los días de Moto3 en los que salía detrás y adelantaba un montón de gente y llegaba y tal, hacía tiempo que no me lo pasaba tan bien en una carrera. No tanto por el liderar, o porque he salido bien, sino porque cuando me adelantaban podía adelantar, he tenido ahí algún roce con alguno. Entonces me lo he pasado muy bien en esta carrera», comentaba.

Acosta tomó la decisión de montar el neumático medio

Una de las primeras claves estuvo en la elección del neumático. Después de no encontrarse cómodo con el compuesto blando en la sprint, se decidió a montar el medio en la carrera larga... llevando incluso la contraria a su equipo: «Todo el mundo en el box estaba convencido de que íbamos a hacer la carrera con el blando, y yo no lo veía tan claro, porque con el blando no hacía 15 vueltas, y la carrera era a 20. Así que no estaba muy convencido. Pero hoy, comparado con Portugal, ha sido un podio que me he ganado, ha sido un podio que he luchado, así que hoy podemos decir que estoy contento».

pedro acosta motogp austin 10El propio Acosta acabó decidiéndose por el neumático medio trasero: «Es que no había otra alternativa. Cuando acabamos la sprint lo hicimos con mucho 'graining' (ampollas en el neumático) y usando un 76 por ciento el neumático. En la simulación de carrera me salía que yo iba a acabar la carrera con un 140, y con eso no la acabo. Así que era la única solución, era la única cosa que nos podía dar algo en lo que confiar. Es verdad que la forma de gestionar los neumáticos en la sprint no fue la cosa más maravillosa del mundo. Lo hemos probado esta mañana, hemos hecho cinco vueltas y he llegado al box y les he dicho: "¿Qué tenemos que perder? ¿Qué hay hoy que perder? Pues nada, vamos adelante con la media"».

Pese a convertirse en el piloto más joven que encadena dos podios en MotoGP, dice que «eso no significa nada. Igual que hoy ha ido bien, puede girar y ponerse mal. Seguimos con los pies en el suelo, seguimos sin expectativas, seguimos trabajando a nuestro a rollo, que creo que es lo que nos va a hacer aprender y lo que nos va a hacer poquito a poco tirar para adelante».

«Todavía estamos lejos, porque el ganador nos ha sacado dos segundos»

Y sobre las luchas de la carrera, afirmaba que habían sido «chulas». Salió dispuesto a ralentizar la carrera mientras iba primero para que no se le escaparan los pilotos con neumático blando: «Cuando ya veía motos por dentro intentaba pararme un poco más para luego girar más rápido y adelantarlos en la salida. Es verdad que luego Jorge (Martín) se ha ido largo en la 12 y me he podido enganchar otra vez un poco, que ha sido lo que me ha ayudado mucho. Después con Marc (Márquez), la verdad que él ha hecho un adelantamiento que en la tele ha tenido que ser bonito, porque yo he frenado tarde y el tío me ha pasado como un reactor. Ese tiene que ser bonito en tele. Han sido peleas muy guapas hoy».

Aun así, Acosta se muestra ambicioso y pese a que sólo lleva tres carreras en MotoGP, se atreve a decir que «todavía estamos lejos, porque nos ha sacado dos segundos el que ha ganado. Estamos más cerca de lo que empezamos, pero estamos lejos todavía de ser uno de los de delante», afirma sin tapujos. Genio y figura.