Bagnaia ejerce de campeón

Pecco Bagnaia se ha llevado la pole en Austin tras una última vuelta de récord, después de haberle negado la rueda previamente a Álex Márquez. El vigente campeón ve al del Gresini Racing como su principal rival en Texas.


Reñida y muy interesante clasificación de MotoGP la que se ha visto este sábado en Austin. Pecco Bagnaia se ha llevado el primer envite del sábado tras hacerse con su primera pole de la temporada, batiendo además el récord absoluto del Circuito de Las Américas tras bajar al 2:01.8.

El italiano, que ha mostrado un gran ritmo en tandas largas tanto en los entrenamientos de ayer como en la sesión libre del sábado, llegaba a la Q2 consciente de sus opciones de luchar por la pole: «Sabía que el potencial era muy alto. Hemos trabajado muy bien todo el fin de semana, esta mañana también en el entrenamiento libre. Las condiciones no eran buenas para montar el neumático duro delantero, la pista estaba un poco fría para eso, pero hemos gestionado todo perfectamente y estoy muy contento», resumía en el micrófono de DAZN tras llevarse la pole.

Su principal rival por la pole ha sido Álex Rins, al que ha superado en la última vuelta, pero el vigente campeón apunta a Álex Márquez como su posible contrincante en las dos carreras del fin de semana. Precisamente por eso ha decidido tirar de galones y negarle la rueda al piloto del Gresini Racing, con quien ha jugado 'al gato y al ratón' durante la Q2: «Veo a Álex Márquez muy, muy rápido. Lo que he hecho ahora en la clasificación es por esto, porque he visto que va muy rápido y que tenía potencial para estar delante, y no he querido darle mi rueda. Estoy contento, porque mi ritmo es bastante bueno y creo que Álex (Márquez) también lo tiene. Creo que en la carrera sprint será muy rápido y también en la carrera de mañana».

Rins, segundo: «Será complicado aguantar a las bestias de las Ducati en las rectas»


alex rins motogp austinÁlex Rins ha acabado siendo el otro gran protagonista de la Q2 tras firmar una notable segunda posición con la Honda. El piloto del LCR ha sacado el máximo de la RC213V en Austin, un circuito que le va como anillo al dedo, y partirá desde el medio de la primera fila en las dos carreras. «Ya dije ayer que estábamos dando pasos adelante y lo bueno era si conseguíamos igualar el tiempo o lo mejorábamos, y lo he mejorado en tres décimas. Estoy muy contento. Poco a poco vamos trabajando cada vez mejor, me voy sintiendo más cómodo con la moto y ahora, a por la carrera sprint», decía en DAZN.

Sabe que no le será fácil aguantar a las Ducati en la carrera sprint -tiene a Bagnaia por delante, y a Marini y Álex Márquez por detrás-, pero tratará de pelear por el podio en su circuito fetiche: «Veremos cómo va, porque será complicado aguantar a las bestias de las Ducati en las rectas, pero nosotros haremos nuestro trabajo mirando también mañana a la carrera».