«Veremos cómo funcionamos en otro circuito donde no hemos hecho test»

Pecco Bagnaia se marcha rumbo a Argentina con un doblete bajo el brazo. 37 de 37 puntos y demostrando su corona de MotoGP. El italiano también comentó sobre la polémica maniobra de Marc Márquez tras la carrera del domingo.


37 de 37 puntos. El #1 empieza a sentarle muy bien al vigente Campeón del Mundo de MotoGP, Pecco Bagnaia. El italiano no tuvo realmente rival en Portimao, sobre todo en la carrera del domingo, que terminó superando con cierta ventaja a Maverick Viñales, el segundo de la general.

El italiano se asegura de esta forma llegar líder al GP de Argentina, a la carrera del domingo. Viñales, a 12 puntos, sólo podría igualar la cifra actual de Bagnaia en el caso de que el español gane la próxima Sprint Race y el italiano cometa un ‘cero’ en la carrera corta. Un claro ejemplo del gran estado de forma que está viviendo Bagnaia, dejando muy claras sus intenciones desde el principio.

Y lo peor, para el resto de rivales, es que Bagnaia ha asegurado que esta Desmosedici «se adapta mejor» a su estilo de pilotaje, aunque se mostró precavido para Termas de Rio Hondo: «Hemos trabajado muy bien durante el test y nos sentíamos preparados para la carrera. comparados con hace dos años, el tiempo de carrera ha sido más rápido, y ha sido muy difícil porque los neumáticos han acabado destruidos. Esta moto se adapta mejor a mi estilo de pilotaje y estamos trabajando en la dirección correcta. Ahora veremos cómo funcionamos en otro circuito donde no hemos hecho test, como Argentina».

Espera un año difícil, pero su claro objetivo es revalidar el título: «Lograr 37 puntos no era lo que estaba pensando, pero quería ganar porque quiero ser campeón este año. Estoy seguro que este año será difícil con el resto de Ducati y también con las Aprilia».

Pecco Bagnaia declaraciones victoria portimao motogp 2

Sobre la tensión vivida: «No depende del tipo de carrera, depende del piloto»


El nuevo formato no le supuso un gran esfuerzo, al menos en Portimao: «Este nuevo horario es diferente y me parece que todos estaban un poco agobiados con ello. Ahora mismo no me siento muy cansado, quizás ayer terminé más cansado porque tenía más compromisos con los medios, pero tenemos que adaptarnos porque este es el nuevo formato del GP. Este circuito no es tan exigente como otros como Austin o Mugello, allí igual habrá que hacer algunos cambios con el formato».

Ve diferencias entre la maniobra de Mir a Quartararo y la de Marini a Bastianini: «Enea tuvo mala suerte porque estaba en el exterior y Luca se cayó en el interior, así que se dieron las circunstancias. Creo que, en el otro caso, Fabio cerró la puerta y Joan continuó el adelantamiento. Creo que son dos casos diferentes, pero son los comisarios los que deciden».

Achaca la agresividad a los pilotos, el circuito y la primera cita: «No depende del neumático blando o del número de vueltas. Al final es una cuestión de cómo aborda un piloto la carrera, y este circuito en concreto se presta mucho a este tipo de batallas, porque es estrecho y muy revirado. Además, ha sido la primera carrera y todo el mundo quería estar delante para empezar con buen pie la temporada. Al final no depende de que sea carrera al sprint o larga, depende del piloto».

Opina sobre la polémica maniobra de Marc Márquez: «Creo que Marc estaba tratando de acercarse y no trataba de adelantar a los pilotos. Solo quería acercarse, lo que ocurre es que en la curva 3 si apuras la frenada tienes que frenar más pronto y es un efecto dominó. Creo que ha sido más por mala suerte que algo que haya sido aposta».