«La presión está ahí, sin duda, y ya empiezo a sentirla»

Bagnaia afrontará en Sepang su primera bola de partido para ser Campeón del Mundo de MotoGP. El italiano tiene 14 puntos de ventaja sobre Quartararo y 27 sobre Aleix, y cuenta con la presión sobre sus hombros de poner fin a las sequías de títulos de Italia y de Ducati en MotoGP.


Después del nuevo vuelco que dio el Mundial de MotoGP la semana pasada en Phillip Island, Pecco Bagnaia culminó la mayor remontada de la historia de la categoría reina para ponerse líder del campeonato. El italiano recuperó los 91 puntos de desventaja que tenía con Fabio Quartararo, una diferencia que llegó a su cota más alta tras la carrera de Sachsenring y que sólo tardó ocho Grandes Premios en remontar.

Y no sólo eso, sino que además salió de Phillip Island con 14 puntos de ventaja respecto a Fabio Quartararo y 27 con Aleix Espargaró, lo que deja al piloto italiano con su primera bola de partido de cara a este fin de semana en Malasia.

La gran segunda parte de temporada de Bagnaia y la debacle de Quartararo (47 puntos de los últimos 200 en juego) han permitido que se dé esta situación, por lo que el de Ducati tiene una gran opción de coronarse campeón en Malasia. Para ello, debería sumar 11 puntos más que Quartararo y perder un máximo de dos respecto a Aleix Espargaró. La opción matemática más fácil para él pasaría por ganar la carrera y que Quartararo terminase cuarto.

pecco bagnaia declaraciones jueves malasia motogp 3

«Por el momento estoy tranquilo, porque sé que nuestro potencial puede ser alto. Si continuamos trabajando como hemos trabajado en la segunda parte de la temporada, creo que podemos hacer un buen papel», comenta Bagnaia al ser preguntado cómo afronta el fin de semana. «La cuestión principal aquí pasa por la meteorología, porque parece que la previsión para el sábado y domingo da lluvia, aunque siempre es muy difícil predecir cómo será el tiempo aquí. Pero creo que tenemos una gran posibilidad», expone.

El piloto turinés tiene la posibilidad y la responsabilidad de romper dos importantes sequías: devolver a Italia a la cima de MotoGP 13 años después del último título de Rossi y hacer lo propio con Ducati 15 años después del Mundial que ganó Stoner. Ambas sequías le dan un extra de presión a lo que puede conseguir: «Desde 2009 ningún italiano ha ganado el título de MotoGP y desde el 2007 Ducati no ha ganado el título de pilotos. Puede ser mi primer título en MotoGP, así que la presión está ahí, sin duda, y ya empiezo a sentir esa presión. Pero en este momento estoy bastante contento. Sé que hemos hecho algo muy bueno esta temporada, pero aún nos queda finalizar el trabajo, rematar la faena y ese es mi foco ahora mismo».

Bagnaia ya sabe lo que es ganar un título en Sepang, algo que logró en 2018 en Moto2, pero reconoce que se siente de forma diferente a hacer cuatro años: «Es completamente distinto comparado con 2018. En aquel momento fue muy duro, fue mi primer título en esa categoría. Ahora me siento más relajado con respecto a 2018, aunque es algo que cambiará mañana o el domingo, porque empiezas a tener presión el día de la carrera».

NombreFrancesco Bagnaia
Dorsal63
PaísItalia
Ver ficha completa

Pese a la presión de poder ganar el título, reconoce que no ha cambiado ninguna de sus rutinas previas a un GP: «He hecho lo mismo que hago normalmente. Leo libros, veo películas, he vuelto a ver las sesiones de este GP en 2019... Lo estoy viviendo de manera normal, como un fin de semana normal. También pienso que si quiero rendir bien, tengo que mantener el foco en hacer el trabajo, en mejorar del FP1 para la carrera y estar preparado para cada situación. Si comienzo a pensar en todo aquello que me genera presión, empezaré a sentirla. Así que estoy viviendo de manera normal, como lo haría habitualmente. Están aquí acompañándome mi novia y mi familia, así que seguro que me ayudarán a estar más calmado».

Sobre el punto de inflexión de la temporada y que le hizo creer en la remontada pese a lo lejos que estaba, apunta a dos carreras principalmente: «Una carrera que me dio mucha motivación fue la de Silverstone, porque tuve dificultades todo el fin de semana y no fui competitivo, pero en la carrera traté de ser lo más competitivo pensando que no iba a ganar, pero acertamos con la elección de neumáticos. Empecé a aprender de los demás, a ver qué hacer y gané. La clave fue en Aragón, cuando acabé segundo y Fabio desafortunadamente se cayó. En ese momento gané muchos puntos 'gratis', por así decirlo, porque Fabio no terminó».

«¿En seco o en lluvia? Seco, sin lugar a dudas»


Bagnaia vuelve a Sepang en una situación bastante diferente a la que vivió en febrero en ese mismo trazado. La adaptación a la Ducati GP22 se le atragantó bastante, hasta el punto de volver a última hora al motor del año pasado justo antes de empezar la temporada. Ocho meses después de aquel test puede ser campeón: «Teniendo en cuenta nuestro potencial en el test, no creía entonces que conseguiríamos este rendimiento, porque iba lento, era difícil mantener una constancia. Desde entonces hemos trabajado bastante para llegar a este nivel. La principal mejora la hicimos en Portimao y cuando llegamos a Jerez estaba todo muy bien ajustado. A partir de ahí hicimos pequeños ajustes, pero la gran mejora la conseguí yo a nivel de mentalidad. En la segunda parte de la temporada, creo que ese ha sido el factor que más me ha aportado para encontrarme hoy aquí».

Preguntado por la meteorología, tiene claro en qué condiciones preferiría jugarse el título: «En seco, sin lugar a dudas. Rodar aquí en mojado puede ser muy peligroso y es más fácil cometer errores. Además, también creo que soy más competitivo en seco que en mojado».

pecco bagnaia declaraciones jueves malasia motogp 4

El piloto italiano acabó tercero en Phillip Island, en una cita en la que volvió a hacer gala de una gran gestión de carrera. De hecho, fue 13º en la clasificación de vueltas rápidas de carrera, lo que denota que controló bien el ritmo para llegar con más opciones al final: «No es una cuestión de ser el más rápido. Por supuesto que tener la vuelta rápida es algo que te puede ayudar, pero en una situación de carrera en la que tienes que mantener la constancia con mucho consumo de neumáticos, y en la que tienes que gestionar los neumáticos, mi posición era muy diferente a la de Aleix, porque yo estaba delante y él tuvo que remontar, lo que cambiaba mucho la perspectiva. En un momento traté de abrir hueco, pero después de dos o tres vueltas sí que me estaba yendo un poco pero teniendo a dos pilotos detrás, por lo que no tenía sentido porque estaba forzando mucho los neumáticos y la distancia era la misma. Así que decidí bajar un poco el ritmo y mantener la constancia».

Deja una respuesta

  • Facebook
  • Linkedin
  • Pinterest
Volver a la home