«Tenía miedo de volver a caerme en carrera»

Pecco Bagnaia logró en Assen su tercera victoria de la temporada. El italiano confesó «tener miedo» liderando tras sus últimas caídas en carrera. Una carrera que cambió para el de Ducati tras el incidente entre Fabio Quartararo y Aleix Espargaró, aunque su compatriota Marco Bezzecchi tampoco se lo puso fácil.


Pecco Bagnaia recuperó hoy en Assen los 25 puntos que en Sachsenring perdió sobre Fabio Quartararo con una de sus típicas victorias en solitario. La carrera cambió para el italiano tras la caída del francés y la salida de pista de Aleix Espargaró, pero Marco Bezzecchi y la lluvia no se lo pusieron nada fácil.

El piloto de Ducati confesó en rueda de prensa tener miedo de «volver a caer en carrera», motivo por el cual no decidió «empujar demasiado». Sin embargo, el italiano se encontró con un compatriota como nuevo rival y una tímida lluvia: «Lo que no me esperaba era la lluvia y, aunque intentaba gestionar la carrera, Bezzecchi me recortó décimas, pero hice lo suficiente para lograr la victoria hoy. La lluvia era muy ligera, el asfalto apenas patinaba y vi que Marco seguía rodando al mismo ritmo, por lo que no pude relajarme», dijo Bagnaia en rueda de prensa.

Su objetivo hoy era claro: «cruzar la bandera de cuadros». Sin embargo, la carrera dio un giro tras el incidente entre Fabio Quartararo y Aleix Espargaró, momento en el que Bagnaia cambió de estrategia: «Durante la carrera estaba empujando mucho para abrir un hueco entre Aleix y Fabio, pero cuando se cayeron decidí aflojar el ritmo. Lo malo es que Marco me empezó a recuperar, así que tuve que volver a forzar. Luego llegó la lluvia y Marco volvió a recortar distancias, así que no pude relajarme en ningún momento».

«Sería fantástico tener a Bezzecchi de compañero»


Se mostró contento por el podio de su amigo Marco Bezzecchi, pero bromeó con que estaría más feliz por él si no le hubiese presionado al final: «Estoy muy contento con el podio de Marco, pero también me alegro de que no haya podido alcanzarme». El piloto de Ducati también aprovechó el momento para felicitarle a él y al equipo de su otro amigo, Valentino Rossi: «Su equipo (Mooney VR46 Racing Team) se lo merece y vamos a celebrarlo en el mismo sitio».

El caso de Bezzecchi se suma al de otros rookies con grandes actuaciones sobre una Ducati. Bagnaia, que conoce bien la Desmosedici, dio su opinión al respecto: «Si nos fijamos en los resultados de los rookies, la Ducati es una buena moto para debutar, especialmente la GP21, que está muy cerca de la GP22 y están funcionando muy bien. Esa moto fue la mejor del año pasado en la categoría. Además, Bezzecchi empezó el año con mi moto de la pasada temporada. Se lo dije a su equipo, ‘Marco debe empezar con mi moto’». Yo en mi año de rookie no era tan competitivo como los pilotos de fábrica».

El compañero de equipo de Pecco Bagnaia es una incógnita, por lo que le preguntaron sobre el segundo clasificado hoy en Assen: «Sería fantástico tener a Bezzecchi de compañero, pero no lo sé. No quiero entrar en ese debate. El compañero que elija Ducati estará bien, lo único que tiene que entender es cómo trabajamos y ser parte del equipo».

También le preguntaron por la espectacular remontada de Aleix Espargaró tras lo sucedido con Quartararo. No sabe si Aleix le habría batido hoy en Assen, pero asegura que delante, a principio de carrera, iba al límite: «Yo hice mi carrera y al comienzo iba gestionando mi ventaja con él. Ha demostrado tener un buen ritmo, pero estaba remontando e iba con esa hambre. Yo no necesitaba ir al límite como él. Lo que he aprendido es a mantener la calma en este tipo de situaciones y nada más. Estoy seguro que Aleix habría tenido una gran lucha conmigo, pero al final yo he sido primero y él cuarto».

Deja una respuesta

Volver a la home