Fin de semana negro para el motociclismo que vuelve a perder a un piloto

Paul Shoesmith, un veterano piloto y jefe de equipo de 50 años, era uno de los habituales del paddock de la Isla de Man que destacaba por su simpatía. Ayer falleció en un accidente sufrido en la recta de Sulby cuando entrenaba en la categoría de Superstock.


Paul “Shoey” Shoesmith era un personaje muy querido en el paddock. Los que le conocían le tildaban como el alma de la fiesta y destacaba no sólo por su personalidad, sino por dirigir un equipo que siempre contaba con motos impecablemente pintadas.

Competía en el TT desde 2005 logrando su mejor posición en 2011 cuando finalizó 15º tanto en la categoría de Superbike como en el Senior TT.

Su vuelta más rápida al trazado de la montaña en la Isla de Man la lograba ayer en la carrera de Superbike donde logró una media de 201,4 km/h y terminó en 29ª posición.

Ayer, cuando entrenaba en la categoría de Superstock en una sesión de tarde, Paul sufrió un trágico accidente en la recta de Sulby.

Descanse en Paz.

Paul Shoesmith accidente IOMTT 2016 01

 

Noticias relacionadas