Por petición del gobierno local

El paddock del circuito de Losail no tendrá invitados por petición del gobierno qatarí y sólo estará abierto a trabajadores. Las gradas sí permanecerán abiertas para el público general.


El GP de Qatar 2020 será uno de los más atípicos de la historia. Todo ello, por la situación generada por la crisis del coronavirus. Además de no haber carrera de MotoGP, aunque sí de Moto3 y de Moto2, también se ha tomado la medida extraordinaria de que en el paddock del circuito de Losail no habrá invitados.

El paddock es el área reservada a pilotos, equipos (personal, boxes y camiones), prensa y personal del campeonato para que desarrollen su trabajo durante un fin de semana, pero también recibe en todos los circuitos visitas de los aficionados que cuenten con pase para estar en el paddock. Sin embargo, de cara a este fin de semana se ha tomado la medida de que el paddock de Qatar quede blindado exclusivamente a quienes trabajan en el campeonato.

Esta decisión se ha llevado a cabo por una petición del gobierno qatarí a Dorna con tal de evitar el contacto entre los espectadores y el personal que trabaja en el campeonato. El paddock será, por tanto, un área más exclusiva que nunca y para la cual será necesario tener un pase que acredite que están trabajando. Así lo confirma la periodista y expiloto húngara Niki Kovacs, que ya se encuentra en Qatar para cubrir el Gran Premio.

Eso sí, que el paddock esté exento de invitados no afecta en nada al público general que estará en las gradas del circuito de Losail, ya que las tribunas estarán abiertas para disfrutar de los entrenamientos y las carreras de Moto2 y Moto3, así como de las de la Asia Talent Cup. No obstante, por su ubicación y poca tradición motera, el de Qatar suele ser todos los años el Gran Premio con menos afluencia, de largo. Sin MotoGP será un Gran Premio muy diferente a lo habitual, pero aun así el Campeonato del Mundo empieza este fin de semana.

Deja un comentario

Volver a la home