La moto-oruga no es un invento moderno, pues ya se utilizaban con fines militares en la II GM, pero hoy día tiene su cabida con fines lúdicos. Al margen de las motos de nieve, esta Unitrack puede ser la clave. Sustituye llantas/neumáticos por una sola oruga para distribuir su peso en una mayor superficie. Además de las dos ruedas habituales, en la parte frontal hay una tercera para ayudar a superar grandes obstáculos.

Uno de los aspectos más interesantes es que puede inclinarse en las curvas, algo que la acerca a la conducción de las motos convencionales. Manillar ancho, parrilla trasera portaequipajes, maletas laterales, cubremanetas, asiento monoplaza plano, plataformas independientes para los pies, triple amortiguador, iluminación full-LED y pintura de camuflaje son otros detalles.

A nivel técnico, poco se sabe de sus futuras características. Presentada en la Feria Outdoor de Riga (capital de Letonia), se encuestó a los visitantes para obtener información y acertar en el rendimiento final. El resumen sugiere una velocidad máxima de 100 km/h, una autonomía de 200 km y una potencia de 200 CV.

Según sus desarrolladores, la Oruga Unitrack es "el primer vehículo monorraíl eléctrico todo terreno del mundo diseñado para ser versátil, resistente y robusto teniendo en cuenta el medio ambiente, y creado para su uso en una variedad de terrenos, estaciones y operaciones".