El nuevo prototipo de Noale debuta en un test privado en Qatar

Tres días de pruebas en el circuito de Losail, Qatar, han servido al equipo oficial de Aprilia para echar a andar su nuevo proyecto para la temporada 2016 de MotoGP. Sus pilotos, Álvaro Bautista y Stefan Bradl, reconocen un gran avance respecto al prototipo del año pasado después de que la marca italiana hiciera borrón y cuenta nueva en la moto que pondrán en pista en la primera carrera del año, el próximo 20 de marzo en el mismo circuito.

Contra toda previsión, la nueva RS-GP 2016 de Aprilia no se estrenó en el último test de Sepang. Los pilotos de la marca italiana, que afrontaba el año pasado su vuelta a MotoGP, aprovecharon los tres días de test en la pista de Kuala Lumpur para continuar con su particular adaptación a los nuevos neumáticos y la nueva electrónica. Pero no era hasta el pasado domingo cuando llegaba la primera prueba de fuego para la estructura de Gresini, el debut de una moto completamente nueva basada en los datos que recopilaron durante la pasada temporada.

Bautista - Motorbike MagazineLa nueva moto ya rodó en el circuito de Aragón con los pilotos de prueba, y ahora ha sido el turno de los titulares. Tanto Bautista como Bradl se marchan de Qatar satisfechos con las sensaciones que les ha brindado la nueva RS-GP, y lo que es más importante, optimistas tras comprobar el amplio margen de mejora del que dispone el nuevo prototipo.

Lógicamente el hecho de estrenar una moto completamente nueva solo un mes antes del inicio del campeonato supone una importante desventaja para la casa de Noale, pero aún así los tres días de test privados “han sido muy positivos, y aunque tenemos por delante un proceso de desarrollo que necesariamente tendrá que ser acelerado, estamos convencidos de que en esta temporada creceremos hacia un nivel interesante” comenta el propio Romano Albesiano, director de Aprilia en las carreras. La nueva RS-GP 16 rodará de nuevo el 2 de marzo, también en Qatar, coincidiendo con el test oficial de la categoría previos al inicio del campeonato.

Álvaro Bautista

«En estos tres días hemos explorado la nueva moto, trabajando un montón en tandas cortas debido a que este era la primera prueba real con la RS-GP de 2016. Obviamente no estamos al 100% pero tenemos un buen punto de partida. Creo que estamos a un nivel similar al que tuvimos al final de 2015 con la diferencia de que ahora estamos justo a principios de año. Hay mucho margen de mejora, mientras que con la moto de antes ya estábamos al límite. Necesitamos seguir trabajando en muchas cosas pero estoy satisfecho con el trabajo que Aprilia ha hecho. En el próximo test espero que formemos la base para empezar el año».

Stefan Bradl
«Este test ha sido realmente importante porque supone el primer contacto con la moto nueva. Las primeras impresiones son positivas. Hay una diferencia clara respecto a la moto anterior y creo que avanzamos en la dirección correcta. He tenido buenas sensaciones a pesar de que tenemos un largo camino por delante antes de poder decir que estamos realmente satisfechos. Sabíamos que iba a pasar esto al principio. Este es un proyecto completamente nuevo y sabemos que resultará muy exigente, pero podemos decir que de verdad hemos comenzado con buen pie».