Continúa la polémica con las elecciones de la RFME

Tras ser publicados los calendarios de los Campeonatos de España de 2017 en la última reunión de la Comisión Gestora, la oposición a la candidatura de Ángel Viladoms reclama que han sido aprobados de forma ilegal.




Las tiranteces entre los candidatos a la Presidencia de la RFME, Ángel Viladoms y Manuel Casado, están generando un clima de mucha tensión en el máximo organismo del motociclismo español. Sobre ello os hemos informado durante las últimas semanas, en las que ha salido a la luz los problemas que existen actualmente con un proceso electoral que se encuentra bloqueado.

El cruce de comunicados entre Viladoms y la oposición, encabezada por Manuel Casado, ha sido constante en las últimas semanas. Los opositores llegaron a informar de una reclamación presentada ante el TAD (Tribunal de Arbitraje Deportivo) y el CSD (Consejo Superior de Deportes) después de que Viladoms tuviese la intención de aprobar los calendarios y los presupuestos aun siendo presidente en funciones y presidente de la Comisión Gestora, algo que contraviene los artículos 46 y 64 de los estatutos de la Real Federación Motociclista Española.

La reunión de la Comisión Gestora estaba prevista para el pasado 17 de diciembre y, tras producirse la reclamación al TAD y el CSD, se retiró del orden del día la aprobación de los calendarios y los presupuestos. Sin embargo, los calendarios fueron aprobados pese a existir la amenaza de 12 de las 18 de federaciones de no albergar ningún certamen si la situación no se clarificaba. Cabe recordar que el proceso electoral está parado por una denuncia después de que en las urnas Manuel Casado se llevase la victoria por 297 votos contra los 71 que recibió Viladoms.

Por tanto, después de esta aprobación de los calendarios de los campeonatos nacionales (puedes verlos haciendo click en este enlace) llevada a cabo en la reunión de la Comisión Gestora, la oposición de Viladoms considera por medio de un comunicado que los calendarios se han aprobado “ilegamente”, asegurando que el actual presidente en funciones justificó la decisión afirmando que el CSD le aconsejó hacerlo así.

Todo este proceso sigue a la espera de la resolución del TAD y el CSD ante la reclamación llevada a cabo la semana pasada para que Viladoms convoque una Asamblea para tomar algunas decisiones que, según recogen los estatutos de la RFME, no se pueden ejecutar de la forma en la que se ha hecho. Así las cosas, pese a que los calendarios de 2017 están publicados y no parece que corra peligro la disputa de los campeonatos nacionales, la situación sigue siendo una incógnita en una Real Federación Motociclista Española en la que, partiendo de la base, ni siquiera hay presidente.