La mayoría, partidarios de la decisión tomada

Después de que se hayan cancelado los entrenamientos de clasificación de MotoGP este sábado en Phillip Island, los pilotos de la categoría reina han dado su opinión al respecto. Hay diversidad, aunque la mayoría se mostraban partidarios con la decisión de cancelar la jornada.


Un vendaval ha evitado que este sábado se disputasen los entrenamientos de clasificación de MotoGP del GP de Australia. La jornada ha estado marcada en todo momento por el frío, por un fortísimo viento y, en momentos puntuales, hasta por la lluvia. Eso no ha evitado que se disputasen las terceras sesiones de libres de las tres categorías e incluso los entrenamientos de clasificación de Moto3 y Moto2.

Sin embargo, cuando ha llegado el FP4 de MotoGP, un peligroso accidente de Miguel Oliveira al ser expulsado de la pista por una racha de viento, ha terminado de despertar todas las alarmas. Esa sesión se ha detenido con bandera roja y todos los pilotos de MotoGP han sido llamados a una Comisión de Seguridad improvisada para determinar qué se hacía con el resto de la jornada.

19 pilotos han votado que no había que seguir (entre ellos Miller, que estuvo entre dos aguas y mostró mucha incongruencia en su voto), mientras que Marc Márquez, Johann Zarco y Pol Espargaró fueron los que se mostraron desde el principio partidarios en seguir adelante. Por mayoría simple, se decidió suspender el resto de la jornada y luego la organización decidió pasar los entrenamientos de clasificación de MotoGP al domingo, por lo que la Q1 y Q2 se llevarán a cabo antes de las carreras de las tres categorías.

Preguntados por la situación por el micrófono de MotoGP.com, muchos pilotos dieron su puntos de vista sobre la decisión. «El problema es que el viento es bastante fuerte y también es muy difícil de predecir, porque no es constante y es muy agresivo. La situación es muy peligrosa en este circuito, ya que es un circuito muy rápido y es difícil. Hemos hablado todos para decidir qué se hacía. Se ha intentado probar en el FP4, pero era muy, muy peligroso», decía Valentino Rossi.

Marc Márquez, uno de los que veía factible seguir, expresaba su opinión: «Yo he rodado solo todo el tiempo, pero algunos pilotos se han quejado de que cuando se rodaba en grupo con otros pilotos era aún más peligroso y este era el punto más crítico. Pero hoy es otro día, no el día de carreras. Teníamos la opción de posponer los entrenamientos para mañana por la mañana, así que mañana será un día ajetreado con el warm up, la clasificación y la carrera. Para mí, las condiciones eran complicadas pero no imposible de pilotar», comentaba el Campeón del Mundo de MotoGP 2019.

Jack Miller, por su parte, seguía entre dos aguas. Se mostraba de acuerdo con la decisión tomada, pero tampoco veía imposible rodar: «Mi pensamiento sobre esa situación es el que es. Hemos tenido la oportunidad de expresarnos y hemos votado. Sabemos cuál fue el voto. Lo más importante es la seguridad. Pero aunque no es seguro, considero posible rodar en estas condiciones. Si las condiciones son tan malas, pues más despacio. Estoy 100% de acuerdo porque lo que ha pasado con Oliveira también me ha pasado a mí en mi primera vuelta».

Uno de los más claros sobre la posibilidad de rodar era Pol Espargaró, que manifestaba que «la realidad es que en el FP3 hacía más viento que en la cuarta sesión de libres, y que Moto2 y Moto3 habían hecho sus sesiones». El de KTM fue uno de los 11 valientes que rodaron en la tercera sesión de libres y asegura que por la mañana era peor que por la tarde.

Fabio Quartararo, último de la combinada porque ha sido el único que aún no ha rodado en seco, decía que «eran condiciones muy peligrosas. Yo nunca he rodado con tanto viento. Casi todos los pilotos estaban de acuerdo en parar y creo que es la decisión correcta. Creo que en estas condiciones no se puede pilotar, aunque algunos pilotos piensan que sí era posible, pero para mí era muy peligroso».

Maverick Viñales, el hombre a batir en lo que va de fin de semana, también se mostraba de acuerdo con la decisión final, aunque coincidía con Espargaró en que era más peligroso por la mañana: «Creo que se ha tomado la decisión correcta. Soy uno de los pilotos que podría rodar con estas sensaciones, porque de hecho en el FP3 he rodado y era un poco peor. La mayoría de los pilotos tienen la razón, porque en estas condiciones es muy peligroso pilotar y estás en todo momento en el límite. Es muy importante anteponer la seguridad».

Andrea Dovizioso también dio su punto de vista sobre la influencia de ese fuerte viento en un trazado como Phillip Island: «Especialmente, en este tipo de circuito es muy malo. Cuando tienes muchas curvas rápidas, es muy complicado gestionar ese viento. Tenía miedo encima de la moto, iba detrás de Valentino y los dos estábamos sufriendo bastante. Creo que se ha tomado la decisión correcta, porque hacía mucho viento».

Por su parte, Jorge Lorenzo manifestaba que él también pudo sufrir un incidente como el de Oliveira: «Me ha podido pasar lo mismo que a Oliveira con el viento, porque él se ha caído por ese motivo. En la curva 1 el viento era muy peligroso, porque cada vez que entrábamos en esa curva el viento nos echaba fuera de la pista y había que tener mucho cuidado. Miguel ha pagado las consecuencias y cuando se ha caído se ha decidido parar la sesión para analizar qué era lo mejor para todos. La mayoría de pilotos estábamos de acuerdo en cancelar los entrenamientos y es lo que ha pasado».

Y por último, Álex Rins, no entendía por qué sí habían rodado las categorías pequeñas y no MotoGP, y espera que no se repitan esas condiciones mañana. El de Suzuki fue uno de los que dudó en la votación en la Comisión de Seguridad, aunque acabó votando lo mismo que la mayoría: «Para mí es un poco de sinsentido que hayan cancelado nuestros entrenamientos, mientras que Moto3 y Moto2 han hecho sus clasificaciones. Tendremos que ver mañana, porque si las condiciones son como las de hoy, tendremos un gran problema. 22 pilotos en la parrilla, sea cual sea la categoría, es peligroso en estas condiciones. Esperamos a chequear la situación en el warm up y ver qué pasa».