Ambos piensan que Lorenzo aún tiene cosas que demostrar con la Honda

Marc Márquez y Valentino Rossi han dado su punto de vista sobre el gran rumor del día: la posibilidad de que Jorge Lorenzo fiche por el Pramac Ducati la próxima temporada.


Pese a no participar en este GP de Austria por la lesión de vértebras que arrastra desde Assen, Jorge Lorenzo ha sido el principal foco de atención del jueves de esta undécima cita de la temporada. Todo ello después de que desde Italia llegasen fuertes rumores sobre un posible fichaje del mallorquín por el equipo Pramac Ducati con una Desmosedici GP20, ocupando la plaza en esa estructura de Jack Miller, cuya renovación se está demorando mucho más de lo que se podría esperar.

El propio Miller le ha dado credibilidad a dichos rumores en la rueda de prensa oficial del GP de Austria, en la que también han sido preguntados por ello otros de los protagonistas de la comparecencia. Marc Márquez, actual compañero de Lorenzo en el Repsol Honda, no cree que el pentacampeón vaya a dejar Honda antes de acabar su contrato y con los deberes a medias: «Lo único que sé es que Jorge tiene un año más de contrato en Honda. Jorge es Jorge, y como él dice, es un gran piloto, un gran campeón. Está en una moto campeona y necesita volver a demostrar su potencial sobre esta moto. Creo que es su ego y su ambición, y va a intentar conseguirlo, porque de lo contrario no va a lograr cumplir su ambición y su sueño. Cuando llegas a un proyecto como el de HRC, es porque quieres ganar carreras y luchar por campeonato».

Ante esto, también preguntado por el mismo asunto, Andrea Dovizioso se limitó a dar la razón al #93: «Estoy completamente de acuerdo con Marc», dijo el de Ducati ante las risas generalizadas.

Rossi: «Lorenzo está teniendo muy mala suerte con Honda»


El que sí que se explayó más fue Valentino Rossi, que mostró cierta sorpresa al conocer los rumores y aseguró que confía en que Lorenzo remonte el vuelo con la Honda: «Para mí es una sorpresa escuchar estas noticias sobre Ducati. Si nos fijamos en los resultados y en la situación, tiene sentido, porque parece que Jorge está teniendo muchos problemas con la Honda. El año pasado iba fuerte con la Ducati; aparte de algunas caídas o lesiones, él fue rápido. No sé si los rumores son ciertos, pero Lorenzo está con una Honda de fábrica y creo que puede conseguir pilotar esta moto, aunque quizá tenga que hacer algunas modificaciones».

Valentino cree que el #99 ha tenido demasiados infortunios que le han impedido estar a un nivel superior, sobre todo con la lesión que sufrió antes de empezar la pretemporada: «Considero que ha tenido muy mala suerte, especialmente con esa primera lesión que tuvo haciendo flat track (n.d.R fractura de escafoides que le obligó a ser baja en los test de Sepang), fue un desastre para él porque ya empezó lesionado en un momento del año que es crucial, porque tienes seis días para pilotar la moto sin la presión de un fin de semana de carreras. Él no hizo test y cuando llegó al Gran Premio, supongo que todo le resultaría más difícil, porque tienes que empujar mucho, cometía algún error y empeoraban sus lesiones. Es una situación difícil y un mal momento, pero tiene una Honda de fábrica y si tiene un poco más de tiempo y de suerte, puede ser competitivo».