«Marc y yo lo aclaramos todo tras la caída»

Miguel Oliveira ya está recuperado del golpe sufrido en Portimao y ha sido declarado apto para el GP de Las Américas. El portugués habló sobre su estado físico y aceptó las disculpas de Marc Márquez, a quien le desea una pronta recuperación.


18 días después de aquel accidente entre Marc Márquez y Miguel Oliveira en Portimao, el portugués ya está recuperado de la fuerte contusión de su pierna derecha y ha sido declarado apto para el GP de Las Américas. El piloto de Aprilia explicó en rueda de prensa que aquel episodio en Portimao «quedó cerrado».

Quien no estará en Austin es Marc Márquez, que sigue recuperándose de su fractura intraarticular desplazada en el primer metacarpiano, también producida en aquella maniobra. Miguel Oliveira no quiso echar más leña al fuego y aceptó las disculpas del ilerdense, a quien le deseó una pronta recuperación y espera ver compitiendo en la próxima cita, en el GP de España.

Lesión dolorosa y baja en Argentina, pero afortunado porque no fuese más grave: «La lesión fue en un par de tendones de la cadera y no podía subirme a la moto sin dolor. El viaje a Argentina era muy largo y estuve con mucho dolor durante tres días, así que tomamos la decisión de descansar en el GP de Argentina. Fue una lástima que las carreras de Portugal y Argentina fueran seguidas, porque podría haber competido si hubiesen sido con una semana de descanso. Pero viendo lo ocurrido en Portimao, me siento afortunado de no haber tenido más lesiones».

Sus opciones se reducen en Austin, tanto por el circuito como por su estado: «Portimao era un circuito que se ajustaba a mi estilo. Aquí voy a tener más dificultades, pero tenemos que ponernos a trabajar para encontrar una puesta a punto más cómoda. Espero reanudar mi temporada y volver a sumar puntos en Austin. Mañana veré cómo es rodar con esta moto en este circuito. No veo ninguna razón por la que la Aprilia no pueda ser rápida aquí».

Zanja el tema de Márquez, acepta sus disculpas y le desea una pronta recuperación: «Marc y yo lo aclaramos todo el domingo. Vino a verme en Portugal al centro médico. Me explicó lo que ocurrió, se disculpó y para mí quedó cerrado allí el caso. No he prestado atención a lo que sucedió después y espero que pueda volver lo antes posible, para correr en Jerez, y que se recupere plenamente para poder estar aquí».