2035 para los coches y 2040 para las motos

La Comisión Europea ha cerrado estos días ante la urgencia de quedar firmado para el 1 de Enero de 2023 la agenda de sostenibilidad para la movilización eléctrica, que por ahora afectaba a los coches de gasolina (2035) y ahora a los vehículos de 2 y 3 ruedas, fijando como fecha máxima el 2040.


Así es, la Unión Europea ha fechado estos días la agenda 2040 que afectará a la prohibición de venta de vehículos de 2 y 3 ruedas (motos) tomando como ejemplo la agenda 2035 que afectará a los coches. Esta agenda de sostenibilidad con miras a la movilización y transporte eléctrico obligará a todos los vehículos de 2 y 3 ruedas a ser 100% eléctricos a partir de 2040. Esto significa que hasta el 31 de diciembre de 2039 se podrán seguir vendiendo motos de gasolina.

La polémica no reside plenamente en la agenda 2040, sino en la desestimación por parte de la Comisión Europea de la petición de las marcas de abogar por un combustible sintético, aunque fuera de manera paralela a la electrificación, alegando cero emisiones de CO2, CO y NO. A la Unión Europea no parece terminar de convencerles los planes de I+D de las marcas (entre ellas Porsche, Ducati, Repsol...) sobre un combustible de cero emisiones, y prefieren cerrar una agenda 100% eléctrica. La huella de carbono de una batería de litio, o simplemente la emisión de todos los bulldozer para extraer el litio necesario para las baterías, el transporte de las mismas, así como su vida posterior, reciclaje y energía necesaria para ello, no parecen ser problema para la ingenua e ignorante mente de los dirigentes políticos de la UE. Aquí lo importante es parecer, aparentar y contentar a Gretta Thunberg.

Control DGTEl argumento principal de la Comisión Europea es la eliminación de las famosas normativas "Euro X", alegando que con vehículos puramente eléctricos ya no se precisará la aplicación de dichas normas y se relegará a cada país las exigencias técnicas propias de cada código de circulación vial, esto es, la obligatoriedad de elementos reflectantes, catadióptricos, la estandarización de elementos de señalización, iluminación, contaminación acústica, sistemas de ayuda obligatorios, etc.

Por esa misma regla, la propuesta de algunas marcas de implementar de manera obligatoria un sistema de control de tracción ha quedado desestimada por la Unión Europea en favor de una regularización de nuevos límites de velocidad más bajos, control del uso de los vehículos de 2 ruedas durante climas lluviosos o la prohibición del uso de motos deportivas en invierno. Los disparates llueven por doquier en el parlamento europeo. Estas medidas esperamos, desde la redacción de Motorbike Magazine, que no sirvan de inspiración para algún desorientado del Parlamento Europeo porque no deja de ser una broma del 28 de diciembre.

Deja una respuesta

  • Facebook
  • Linkedin
  • Pinterest
Volver a la home